Los malagueños están que trinan: la poda de árboles municipal provoca un 'pajaricidio'
  1. España
  2. Andalucía
Medio Ambiente

Los malagueños están que trinan: la poda de árboles municipal provoca un 'pajaricidio'

El ayuntamiento ha abierto expediente a una de las empresas contratadas para hacer la poda. Vecinos y animalistas denuncian la destrucción de los nidos y la muerte de las aves

placeholder Foto: Un vecino sujeta tres polluelos muertos recogidos del suelo tras una poda. (Barrios Abandonados)
Un vecino sujeta tres polluelos muertos recogidos del suelo tras una poda. (Barrios Abandonados)

“La poda continúa. Siguen muriendo pollitos. No la han parado”. “En lugar de los cantos que podríamos oír, de la cantidad de insectos que podrían comer, lo que se hace es, sin compasión, ni sensibilidad ni inteligencia, propagar muerte”. “Dejan a aves sin su hogar, dejan camaleones [especie protegida en toda Europa] sin su hábitat”.

Estos son algunos de los mensajes que formaron parte de un activo ‘servicio de alerta’ que creó en las redes sociales un grupo de malagueños que desde el pasado mes de abril está denunciando la muerte de polluelos y la destrucción de nidos durante las tareas de poda de árboles realizadas por el ayuntamiento. Unos trabajos que se han concentrado en el periodo de cría por culpa de la pandemia, que han llenado los perfiles de fotografías “duras” e “impactantes” y que han provocado la apertura de un expediente a una de las empresas subcontratadas.

La cuenta de Twitter denominada Barrios Abandonados ha sido una de las que mayor seguimiento ha realizado de una polémica que ha ido creciendo conforme los ciudadanos difundían sus imágenes de crías muertas y nidos dañados. También alguna historia con final feliz de algunos de los ejemplares que pudieron ser rescatados.

Los barrios de Ciudad Jardín y La Malagueta fueron el escenario de diversas grabaciones con las que los residentes censuraban que no se estaba protegiendo la vida de las aves afectadas y reprochaban el poco cuidado de los operarios. Aunque conforme pasaron los días, y los trabajos se extendían a otras zonas, las protestas por actuar en un periodo de nacimiento de polluelos se incrementaron.

El consistorio se defendió de estas críticas explicando a este periódico que el servicio de Parques y Jardines, a través de las concesionarias, realiza el servicio de podas que “está planificado y estructurado a lo largo del año, preferentemente en otoño e invierno, para no coincidir con el periodo de nidificación y cría”. No obstante, agregó que existen trabajos planificados en primavera y verano, “generalmente por cuestiones de realce de copa, por caídas de ramas, excesiva proximidad a fachadas, obstáculo de señales, de elementos de recogida de residuos y un largo etcétera, y que en muchas ocasiones responde a demandas ciudadanas”.

El ayuntamiento afirma que hay un protocolo para que la poda no afecte a los nidos

“En estos casos”, aseguró, “se extreman las precauciones y se aplica un protocolo de coordinación con el Servicio de Control de Aves”. Este obliga a las empresas a que, cuando detecten la presencia de nidos, y los trabajos no se puedan llevar a cabo sin dañarlos, “se pospondrán”. “Si no es posible, y se precisa cualquier tipo de asistencia", se contactará con el citado departamento "para que valore el asunto y se actúe en consecuencia”.

Fuentes municipales recalcaron que este plan de actuación “es de obligado cumplimiento” y destacaron que “solo” se ha iniciado un expediente informativo a una empresa para aclarar un incidente surgido durante la poda de las inmediaciones del polideportivo de Ciudad Jardín en mayo. Aún se está tramitando.

Reunión con animalistas

La coordinadora en Málaga del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA), Cristina García, en declaraciones a El Confidencial, señaló que hay “alarma” y “preocupación” porque “el protocolo existe, pero se debe garantizar su cumplimiento, algo que el ayuntamiento no puede hacer al cien por cien”.

Foto: Gorrión común (Foto: Jose Luis Gallego)

“Al haber podas prácticamente todos los días, la probabilidad de que se estén cometiendo estas infracciones es muy alta, ya que en estas fechas del año hay nidos en casi todos los árboles”, agregó la dirigente, que el martes acudió a una reunión en el consistorio para abordar este asunto, en la que también estuvieron presentes la impulsora de la asociación SOS Vencejos y un representante de la protectora El Nido.

En ese encuentro, según relató la coordinadora del PACMA, se les explicó que, “como consecuencia del covid-19, se había acumulado el trabajo y por eso está habiendo un mayor número de podas en esta época, ya que los árboles no han podido tener el debido mantenimiento durante el otoño y el invierno y por eso ahora hay que actuar de urgencia en casos con riesgo”.

Cristina García consideró que sería lógico que las compañías que no cumplan escrupulosamente el plan de actuación trazado por el ayuntamiento no puedan volver a optar a estos contratos municipales.

“La fecha de nidificación está pasando y será el año próximo cuando podamos comprobar si estas protestas han tenido su efecto”, señaló, para seguidamente expresar su deseo de que Parques y Jardines tome cartas en el asunto para que no se vuelvan a repetir las fotografías y vídeos captados por los ciudadanos. “Hay mucha gente sensibilizada con este asunto que estará vigilando y que va a denunciar a la mínima”, así que, “sabiendo esto, van a tener mucho cuidado”.

Cotorras argentinas

Durante la polémica, han sido también muchos los malagueños que mostraban su apoyo a que acabaran con los nidos de cotorras argentinas, una especie invasora que se ha extendido por toda la ciudad y que, según manifestaba uno de ellos, “ha anulado la presencia de gorriones, murciélagos y golondrinas de nuestro paisaje”.

Foto: son-ruidosas-y-desplazan-a-la-fauna-local-deberiamos-empezar-a-sacrificar-cotorras

Las citadas fuentes municipales esgrimieron que el control y la retirada de esta especie están autorizados por la Junta de Andalucía, aunque Cristina García precisó que este trabajo se limita a los ejemplares adultos y “no puede ser una excusa para destruir los nidos y matar a las crías”.

“Es una barbaridad, porque no soluciona el problema. Hay que apostar por medidas éticas, que son verdaderamente efectivas a largo plazo y que no suponen un maltrato para los animales”, consideró, por eso reclamó que el Partido Animalista estuviese presente en una futura reunión en la Diputación Provincial en la que se abordará la problemática generada por esta ave.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Málaga Medio ambiente Aves Muerte Animales PACMA Redes Sociales Twitter
El redactor recomienda