Cosas que no sabes de los vencejos y te van a sorprender
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
Ave del año 2021

Cosas que no sabes de los vencejos y te van a sorprender

Sus poblaciones no han parado de descender en la última década. Mantenemos una relación de simbiosis con ellos, dado que están entre los mejores insecticidas naturales. SEO/BirdLife los ha declarado ave del año por votación popular

placeholder Foto: Foto: SEO/BirdLife.
Foto: SEO/BirdLife.

El vencejo es esa golondrina endiabladamente aerodinámica que, con sus alas de ballesta, sobrevuela de forma acrobática nuestras calles y plazas de primavera a verano.

Muchos asocian su característico reclamo, un chirrido repetitivo y muy agudo que emiten en pleno vuelo, a la llegada del buen tiempo. Pero eso será a partir de marzo. Ahora, nuestros vencejos estarán surcando las estepas africanas al sur del Sáhara, donde tienen sus territorios de invernada.

Dentro de unas semanas, estos pájaros de apenas 40 gramos de peso trazarán su ruta y cruzarán de una sola vez el gran desierto para llegar hasta nuestras ciudades. En su viaje, llegarán a cubrir distancias de más de 1.000 kilómetros en un solo día: insisto, con menos de 40 gramos de peso, por sus propios medios. Pero eso no es todo.

“Que cada vez veamos menos vencejos no es anecdótico, sino una poderosa señal de alarma"

El comportamiento y la biología de estas aves hacen que los ornitólogos aficionados sintamos auténtica fascinación por ellas. Uno de los aspectos más sorprendentes es que los vencejos pasan el 90% de su vida en el aire. Comen, beben, duermen y copulan en pleno vuelo. De hecho, solo tocan tierra para nidificar y sacar adelante a sus pollos, resguardados en la estrecha grieta de un edificio a la que los padres acceden a toda velocidad, como una flecha: ¡zas! ¡Sin parada previa!

Auténtico insecticida biológico, este pariente mayor de la golondrina y el avión acumula los insectos voladores que atrapa con el pico en una bolsa situada bajo la lengua. Se calcula que pueden zamparse hasta nueve veces su propio peso en moscas, mosquitos y avispas. ¿A que ya nos están empezando a caer bien a todos?

Tal vez por ello, este inquilino del aire, esta ave que jamás toma tierra para descansar, ha resultado la ganadora en la votación popular puesta en marcha por SEO/BirdLife para elegir el 'ave del año 2021'.

Pero no todo son buenas noticias. Esta prestigiosa oenegé conservacionista quiere aprovechar la elección de esta especie como ave del año para recordarnos que sus poblaciones han descendido en más de una cuarta parte en los últimos 10 años, sumándose así a otras aves urbanas que, como los gorriones o las golondrinas comunes, están en declive.

Para Asun Ruiz, directora de la organización conservacionista, “que cada vez veamos menos vencejos no es algo anecdótico, sino una poderosa señal de alarma que nos obliga a repensar nuestra relación con la naturaleza. El actual modelo de desarrollo no está preparado para afrontar los dos grandes desafíos que tenemos por delante: el cambio climático y la pérdida de biodiversidad”.

Según ella, “el retroceso de las aves más comunes de nuestros pueblos y ciudades [las poblaciones de gorrión han caído en más de un 20%] obliga a integrar la conservación de la naturaleza con el desarrollo de las actividades humanas y los lugares donde vivimos y trabajamos”.

El vencejo común es una especie protegida a escala estatal, eso significa que al igual que sus nidos, pollos y huevos, no pueden ser molestados ni agredidos. Incluida en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial, la especie también está protegida a escala internacional por la Directiva de Aves y el Convenio de Berna. Pero, pese a todo ello, los vencejos están desapareciendo de nuestros cielos.

placeholder Foto: SEO/Birdlife.
Foto: SEO/Birdlife.

Una de las principales amenazas es la destrucción de sus nidos durante la rehabilitación de edificios, obras que en muchas ocasiones se llevan a cabo incluso con los pollos en el interior de sus cubiles. He tenido la desagradable experiencia de observar a los padres revoloteando desesperadamente ante un edificio en obras en busca de la desaparecida entrada a sus nidos, tapiada por los operarios con los pequeños dentro.

Para SEO/BirdLife, estas situaciones se podrían evitar prestando una mayor atención a los lugares y los periodos de cría de la especie por parte de los propietarios de los edificios, los responsables de las obras y los encargados municipales de autorizarlas, evitándolas durante el periodo reproductor, conservando en todo caso los huecos que utilizan para criar o colocando nidales artificiales que sirvan de alternativa a sus lugares de cría.

Foto: Foto: Unsplash/@wolfgang_haselmann

En algunos países y ciudades, ya existen requerimientos legales para prevenir que las obras puedan afectar a la biodiversidad urbana, un aspecto en el que, como nos recuerdan desde SEO/BirdLife, todavía debemos avanzar mucho en nuestro país.

La organización conservacionista aprovechará este año del vencejo para promover asimismo la reducción del uso de plaguicidas y herbicidas tanto en el campo como en los entornos urbanos, contribuyendo así a mejorar el estado de conservación de las aves insectívoras en general y de esta especie en particular.

Por último, SEO/BirdLife ha anunciado que seguirá actuando legalmente para proteger a los vencejos y al resto de aves. De hecho, la organización mantiene a disposición de sus socios y del público en general un portal de denuncias en el que dar cuenta de las acciones contra las aves urbanas y sus nidos. No dejemos de usarlo cada vez que observemos una agresión contra nuestros vecinos alados.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Aves Primavera Naturaleza
El redactor recomienda