Ojo con destruir nidos de golondrina: un acto cruel que puede arruinarte
  1. Medioambiente
  2. Ciudad
especies protegidas

Ojo con destruir nidos de golondrina: un acto cruel que puede arruinarte

Estas bellas y delicadas aves resultan muy beneficiosas por su contribución a la lucha biológica contra las plagas de insectos voladores. Cada una de ellas puede llegar a consumir casi un millar de moscas y mosquitos al día

placeholder Foto: Nido de golondrina común. (EFE)
Nido de golondrina común. (EFE)

El derribo de nidos de golondrina sigue siendo una práctica ilegal demasiado común en nuestro país. Un gesto que, además de constituir una grave agresión a nuestro patrimonio natural y una auténtica monstruosidad, especialmente si se perpetra con los huevos o los pollos dentro, nos puede acarrear un escarmiento legal ejemplar.

Aunque la destrucción puede deberse a una planificación de obras irresponsable, en la mayoría de los casos los autores directos son vecinos que se sienten molestos por la presencia de las colonias de cría de estas aves en los aleros o los porches de los edificios, por lo que no dudan en arremeter contra ellas aun sabiendo que cometen una infracción grave.

La sanción por derribar nidos de golondrina puede acarrear una multa de hasta 200.000 euros

Tanto la legislación española (Real Decreto 139/2011) como la normativa europea (Directiva de Aves 2009/147/CE) condenan como infracción grave causar cualquier tipo de daño a las golondrinas y a sus nidos: tanto si estos están ocupados como si no. Una infracción que está sancionada con multas que pueden llegar hasta los 200.000 euros.

Campaña de sensibilización

Para evitar que se sigan cometiendo este tipo de atropellos contra la biodiversidad y con el objetivo de concienciar a todos los actores implicados y ofrecer soluciones para la convivencia con las aves urbanas, la organización conservacionista SEO/BirdLife ha puesto de nuevo en marcha la campaña SOS Nidos, que en esta ocasión coincide con la elección del vencejo común como ave del año 2021.

Foto: Foto: SEO/BirdLife.

Esta organización apela a la colaboración ciudadana para que, si somos testigos de la destrucción de nidos, lo pongamos en conocimiento de los agentes forestales y de medio ambiente de nuestra comunidad autónoma llamando al 112 o cursemos denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil a través del número de teléfono 062.

Además, SEO/BirdLife pone al alcance de la ciudadanía su portal de denuncia ambiental para que de una manera fácil y rápida (incluso de modo anónimo) podamos cursar la denuncia.

placeholder Golondrina común. (Hirundo rustica)
Golondrina común. (Hirundo rustica)

El año pasado, atendieron 80 consultas sobre la destrucción de nidos y promovieron medidas de convivencia para favorecer la cría de aves en edificios habitados. Asimismo, esta oenegé intervino directamente en 36 casos de infracción y cursó 23 denuncias ante la Fiscalía y las comunidades autónomas.

La fortuna de su compañía

Si tenemos la suerte de que una pareja de golondrinas ha elegido nuestro entorno inmediato para establecer su nido, pero sus deposiciones nos causan molestias, existe un sistema tan simple como efectivo para evitarlo sin provocar ningún daño a las aves.

placeholder Avión común. (Delichon urbica)
Avión común. (Delichon urbica)

Basta con engarzar a la pared, debajo del nido, pero a una distancia prudente (como mínimo un metro), unas escuadras sobre las que colocaremos un tablero para que se depositen sobre él los excrementos. Después bastará con retirarlo periódicamente para proceder a su limpieza y reinstalación.

En el caso de otras especies más gregarias, como el avión común, que suelen instalar sus colonias de nidos en los aleros de los edificios urbanos, existe una alternativa mucho más evolucionada en diseño y funcionalidad ideada por una empresa de soluciones ambientales que ha diseñado un producto con el que se resuelven este tipo de conflictos, respetando a las aves y propiciando la presencia de sus nidos. Se trata del sistema BirdsClean.

Foto: Macho de mirlo común. (Unsplash/@niklas_hamann)

Proteger a las aves insectívoras es una de las mejores maneras de luchar contra las plagas de insectos que, como en el caso de los mosquitos o las moscas, se instalan en nuestro entorno causándonos todo tipo de molestias.

En el caso de las golondrinas, los aviones y los vencejos, sus poblaciones están descendiendo en nuestro país, hasta un 30% en la última década en el caso de la bellísima golondrina común. Si no te gustan los mosquitos, una buena manera de librarte de ellos es ayudarlas, valorar su presencia y no permitir que nadie cause daño a sus nidos.

Aves Ecología
El redactor recomienda