Vídeo: este es el canto general de la primavera que nos ofrecen las aves
  1. Medioambiente
  2. Naturaleza
Sábados de campo

Vídeo: este es el canto general de la primavera que nos ofrecen las aves

Con la llegada de las suaves temperaturas el campo se convierte en una auténtica sala de conciertos al aire libre, brindándonos un auténtico espectáculo sonoro lleno de matices

placeholder Foto: Macho de mirlo común. (Unsplash/@niklas_hamann)
Macho de mirlo común. (Unsplash/@niklas_hamann)

Con la primavera empieza el tiempo de las canciones. La mayoría de las aves, los anfibios y los insectos, todos los que dejan su huella en el paisaje sonoro, están en celo. O lo que es lo mismo, cantando.

Cantan todos los pájaros. Trina con prisa un verdecillo. De los ocho gramos de peso de un chochín emerge un torrente de silbidos y gorjeos. Las voces habitualmente simples de los estorninos negros ‒poco más que unos silbidos y unos chasquidos‒ se adornan con las imitaciones de todos aquellos que los rodean.

Por las espesuras corren otros mensajes. El del colirrojo tizón, por ejemplo, que a ratos suena como un papel de celofán arrugado. Los titubeos de un pechiazul que a duras penas mantiene el equilibrio sobre una retama ‒ni el empuje del viento es suficiente para hacerlo callar‒. Se escucha el parloteo deslavazado del petirrojo, que empieza y acaba con unos trinos casi suspirados. Más potencia pone el mirlo, la voz más musical de las florestas. Aunque si hablamos de fuerza, la palma es para el pinzón vulgar con su torrente de voz.

La percusión la ponen los pájaros carpinteros, en este caso un picamaderos negro escondido entre las ramas.

Pero todo este guirigay no es más que el preámbulo. Hasta que un día por las marañas se escuche una serie de notas silbadas, en 'crescendo', rematadas con un trino líquido y con un manejo magistral de las pausas. Difíciles de ver, los ruiseñores comunes habrán llegado y su canto será la señal de que la buena estación viene para quedarse.

Naturaleza Aves
El redactor recomienda