Espadas calienta el debate y acusa a Susana Díaz de ser la elegida "por la derecha"
  1. España
  2. Andalucía
ECUADOR DE LAS PRIMARIAS

Espadas calienta el debate y acusa a Susana Díaz de ser la elegida "por la derecha"

Los dos rivales, junto a Luis Ángel Hierro, se ven las caras en un formato tasado en el que han pactado no interrumpirse ni quitarse la palabra y que nadie espera que sea decisivo

placeholder Foto: Susana Díaz y Juan Espadas. (EFE)
Susana Díaz y Juan Espadas. (EFE)

El formato elegido deja claro que el de las primarias del PSOE andaluz será un debate encorsetado en el que será difícil que los candidatos se salgan del guion. Confeccionado a la medida para evitar lo más temido en un momento clave camino al domingo, cuando se abrirán las urnas, meter la pata con alguna salida que no vaya en las fichas que redactan los asesores. Nunca se sabe, pero es lo que han pactado los tres candidatos en las primarias andaluzas, Susana Díaz, Juan Espadas y Luis Ángel Hierro, un debate de poco riesgo.

La antesala sirvió para que los aspirantes fueran modelando sus intervenciones. Incluso calentando en la banda del debate. Si Susana Díaz lleva toda la campaña dejando claro que ella no es la candidata elegida por Madrid y colgando a Espadas la etiqueta de candidato de Ferraz, su principal contrincante ha encontrado la respuesta.

Foto: La secretaria general del PSOE-A y candidata a las primarias, Susana Díaz. (EFE)

En un vídeo, donde valora el ecuador de las primarias, tras jactarse de que él solo traslada mensajes propositivos y positivos, dejó una perla que sin duda indignará a la expresidenta andaluza. La acusó de ser la favorita de las derechas, la candidata que quieren que ganen aquellos interesados en dañar a Pedro Sánchez, tradujeron en su equipo.

Díaz insistió en un acto en Granada en pedir un PSOE de Andalucía "que decida en blanco y verde, libre, autónomo, con lealtad al Gobierno de España". Así llegan los candidatos. Para animar más el ambiente, los contrarios a Díaz difunden una encuesta del grupo Publicaciones del Sur que pronostica que, si hubiera elecciones autonómicas en Andalucía, el PP rozaría la mayoría absoluta y el PSOE de Susana Díaz seguiría hundiéndose.

Sin interrupciones

El debate será a las 20:00 horas y se celebrará en la sede del PSOE andaluz, con señal para poder seguirlo en varias plataformas digitales. Se debatirá por bloques con temas muy de programa electoral, con temáticas muy parecidas a las que centraron el último debate de las elecciones autonómicas. Cada equipo se ha comprometido a que no haya interrupciones entre los rivales socialistas, que no podrán replicarse ni quitarse la palabra. Si alguien quiere contestar, deberá esperar a su turno. Eso restará frescura sin duda a las intervenciones.

placeholder El candidato a la secretaría general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas. (EFE)
El candidato a la secretaría general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas. (EFE)

El debate de las primarias de 2017 tuvo un formato algo menos rígido, aunque Susana Díaz aprendió que un par de frases pueden terminar marcando a fuego una campaña de dos semanas. Allí deslizó con una sonrisa aquello de "Pedro, cariño, no mientas" o "Tu problema eres tú, Pedro. La gente no se fía de ti. Deberías hacértelo ver". Esos mensajes tan agresivos se le volvieron al final en contra. Ahora su registro es otro totalmente distinto, mucho más cercano al que el secretario general utilizó en aquel encuentro, donde se presentó como la víctima del aparato y eligió un tono hipotenso.

Foto: Juan Espadas. (EFE)

Los cuatro bloques temáticos pactados, de 12 minutos cada uno, serán los de 'Sanidad, pandemia y Andalucía pos Covid'; 'Empleo, economía y política fiscal'; 'Servicios públicos esenciales y derechos básicos', y 'Andalucía, España y Europa'.

Los militantes preguntan

Se prevén dos breves descansos, de un par de minutos, y se abrirá el quinto bloque, el que supuestamente iba a permitir algo más de dinamismo, el de las preguntas de la militancia, que dispondrá de 18 minutos. Las preguntas han sido seleccionadas como si de un sorteo de oposiciones se tratara. Los militantes han tenido que enviar sus preguntas por 'mail', el comité organizador en Andalucía ha comprobado los datos de quienes preguntaban, pero un recurso de la candidatura de Espadas dejó claro que no se fían de los supervisores andaluces y han reclamado que sea Ferraz quien coteje los datos de los militantes. Ahí ha entrado la oficina federal del militante.

Se descartaron preguntas que conllevaran insultos o estuvieran repetidas. Se han metido en un bombo, explican los organizadores, y se ha hecho un sorteo. Hay dos preguntas que serán comunes para los tres candidatos. Después, cada aspirante tiene un bombo con su nombre y de ahí se han sacado otras tres preguntas, particulares para cada uno de ellos. Quienes han participado en el proceso aseguran que ha sido arduo y ha estado presidido por la desconfianza entre las candidaturas, por la sospecha constante de falta de imparcialidad del equipo rival. En su origen, los de Espadas pidieron que participara también la prensa con preguntas, pero es algo que Díaz descartó.

Foto: Juan Espadas. (EFE)

“Susana Díaz ha entrado a regañadientes en el debate y quería vetar a los periodistas”, aseguran los partidarios de Espadas. Desde la candidatura de la dirigente andaluza se sonríen ante esa afirmación: “Si han desconfiado de cada paso que se ha dado con los militantes, imagina si hubieran sido preguntas de periodistas”.

La desconfianza manda

En lo que coinciden los candidatos es en que irán a contar sus propuestas y a evitar el cuerpo a cuerpo. La candidatura de Espadas señala que “evitará la pinza entre Susana Díaz y Luis Ángel Hierro”, dando a entender que esperan que ambos rivales vayan a unir sus fuerzas para desgastar al alcalde de Sevilla, que desde el principio se ve ganador. “Vamos a trasladar con contundencia el mensaje del cambio porque la militancia está harta de la confrontación”, aseguran en sus filas.

Todos coinciden en que sus mensajes estarán llenos de recetas para “desalojar del gobierno andaluz a las derechas”. En el equipo de Susana Díaz también avanzan pocas sorpresas. La dirigente tratará de afianzar los mismos mensajes que viene trasladando toda la campaña, que aseguran "no se han dirigido contra nadie más que el presidente Juan Manuel Moreno (PP)". Para contestar a esa necesidad de cambio que señalan sus rivales, afianzará la idea de que el PSOE andaluz es libre, queda en manos de los militantes y no es ninguna sucursal de Madrid.

Espadas, que también ha cogido la bandera del andalucismo para neutralizar esas afirmaciones que lo señalan como el candidato de Ferraz y de Pedro Sánchez, dejó un mensaje en el ecuador de las primarias. Se declaró satisfecho, dijo, porque ha conseguido generar “ilusión” en la militancia, hablar de propuestas y que el PSOE andaluz comience de nuevo a “caminar de una vez por todas hacia la unidad que nos llevará al Gobierno de Andalucía”. “No le demos argumento a las derechas, ya han elegido, saben que en esta candidatura tienen a su peor rival. Ellos ya saben quién quieren que ganen estas primarias”, dijo Espadas situando a Díaz como la candidata favorita de los partidos de derechas. “Se ha instalado que Susana Díaz es la favorita de Moreno Bonilla y en clave nacional también, porque debilita a Pedro Sánchez”, explican los suyos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Susana Díaz PSOE Pedro Sánchez Primarias PSOE
El redactor recomienda