El Parlamento andaluz pasa página y deja sin sanción al portavoz de Vox
  1. España
  2. Andalucía
ELUDE PEDIR DISCULPAS

El Parlamento andaluz pasa página y deja sin sanción al portavoz de Vox

La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, resta importancia a lo ocurrido y asegura que ella no oyó el “a tomar por culo” ni se da por aludida con esa expresión

Foto: El Parlamento andaluz pasa página y deja sin sanción al portavoz de Vox
El Parlamento andaluz pasa página y deja sin sanción al portavoz de Vox

El Parlamento andaluz no adoptará ninguna medida contra el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, tras abandonar airadamente el pleno el pasado jueves, dar un manotazo al micrófono, gritar a la presidenta de la Cámara por “ningunearle” y proferir un sonoro “a tomar por culo”. El espectáculo quedará sin reprimenda aunque Hernández, en una entrevista en Canal Sur, evitó en todo momento mostrar arrepentimiento o pedir disculpas por lo ocurrido.

La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Cs), contó que ya la tarde del jueves se reunió con Alejandro Hernández. “Lo llamé para decirle que quizás las formas no eran las adecuadas y también es cierto que desde arriba apenas se oye. Ni siquiera oí las manifestaciones que salen en el video. Esa expresión no era hacia mi”, sostuvo restando importancia a lo ocurrido. Bosquet insistió en las formas “puede que no fueran las adecuadas” pero no fue más allá. Tampoco aclaró si el portavoz de Vox le había pedido disculpas. Públicamente, Alejandro Hernández participó en una entrevista en Canal Sur y eludió retractarse.

El portavoz de Vox abandona el Parlamento andaluz mandando ''a la porra'' a su presidenta

“Desde arriba las expresiones que dijo no las escuché, así que difícilmente estarán en el Diario de Sesiones”, señaló Bosquet, que en todo momento dio el episodio por zanjado. Consideró que esas expresiones de “a la porra” y “a tomar por culo” no iban dirigidas a la presidencia de la Cámara. “En absoluto iban dirigidas hacia mí”, dijo. “No me está mandando a mí a ningún sitio concreto. Es producto del enfado”, concluyó.

Comparación con Bildu

Tras el plante, Vox eludió volver al hemiciclo durante el pleno del jueves con lo que el Gobierno de PP y Cs perdió varias votaciones a favor de iniciativas del PSOE por los mayores andaluces y para un plan de rescate de la hostelería que suman unos 500 millones. PSOE y Adelante Andalucía se abstuvieran para permitir al Gobierno salvar la convalidación de un decreto ley de medidas urgentes frente al covid que incluía, entre otros asuntos, una partida de 14 millones de euros en ayudas para los autónomos.

El incidente se motivó después de que, en su interpelación al presidente Juanma Moreno, la socialista Susana Díaz dijera: “Pedro Sánchez no ha pactado con Bildu pero usted sí se ha abrazado a los herederos del franquismo”, en alusión a la tramitación de los Presupuestos del Estado y los andaluces. El portavoz de Vox quería pedir amparo por la alusión a la presidenta del Parlamento pero el Reglamento impide interrumpir a un portavoz en el uso de su palabra. Hernández debería haber esperado a que terminara Susana Díaz para pedir la palabra y entonces la presidenta, atendiendo a las normas internas, debería haberle concedido el turno para que expresara su rechazo a lo que se había dicho. No fue así. El diputado de Vox pidió la palabra y como no se le concedió se arrancó a voces contra Bosquet y se marchó.

Foto: Crisis de Vox en el Parlamento andaluz: una diputada se va por "acoso" y "discriminación"

PP y Cs han evitado en todo momento afear a Vox lo ocurrido. El día antes habían sellado un pacto para sacar adelante los Presupuestos de 2021 que estuvo en el aire hasta que en el último minuto el partido de Santiago Abascal volvió a dejar claro que son el socio “imprescindible”, como ellos mismos subrayaron. El Presupuesto andaluz para 2021 se está ya tramitando pero aún debe aprobarse en la Cámara andaluza y PP y Cs dependen de los votos de Vox por lo que la orden interna fue cerrar filas con su socio y enterrar cualquier polémica.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, aseguró que debe ser la socialista Susana Díaz la que pida disculpas al portavoz de Vox porque todo se inició con una descalificación de la expresidenta que consideró forma parte “de una estrategia”. “El PSOE se empeñó en romper el bloque de Adelante Andalucía y ya lo ha hecho, y ahora intenta desestabilizar el apoyo de Vox al Gobierno de PP y Ciudadanos”, sostuvo Marín.

La presidenta de la cámara autonómica andaluza, Marta Bosquet. (EFE)
La presidenta de la cámara autonómica andaluza, Marta Bosquet. (EFE)

Sanciones en el Reglamento

El Parlamento andaluz siempre había sido hasta ahora estricto en el cumplimiento de las normas en el hemiciclo. Por ejemplo no se permite nunca en la tribuna de invitados aplausos o abucheos y se desaloja inmediatamente a quien haga este tipo de expresiones o muestre carteles, pancartas o camisetas reivindicativas. El Reglamento es claro al respecto. También recoge, en su artículo 101, la posibilidad de sanciones por “razones de disciplina parlamentaria”. Prevé actuar cuando un diputado “atentase de modo grave, en el ejercicio de sus funciones, al decoro parlamentario”. Pero es la Mesa de la Cámara, previo informe motivado de la Comisión del Estatuto de los Diputados, la que debe decidir en una votación secreta y quedó muy claro que PP y Cs no van a actuar frente al portavoz de Vox.

El grupo socialista registrará una iniciativa parlamentaria para solicitar la “reprobación pública y la suspensión en el ejercicio de sus funciones” de Hernández como diputado en la Cámara autonómica, por “el espectáculo lamentable e inaceptable y los insultos que profirió en el Pleno”. Hay precedentes a favor y en contra de que se pueda reprobar a un diputado en el Parlamento aunque hace poco por unanimidad reprobó que otro diputado de Vox, Rodrigo Alonso, por quitar y tirar unos carteles del sindicato CGT de un tablón de anuncios del Parlamento.

Partido Popular (PP) Parlamento de Andalucía Juanma Moreno Vox Ciudadanos
El redactor recomienda