Vox se va del pleno andaluz al decir el PSOE que son "herederos del franquismo"
  1. España
  2. Andalucía
EL PORTAVOZ ABANDONA SU ESCAÑO

Vox se va del pleno andaluz al decir el PSOE que son "herederos del franquismo"

"A tomar por culo, hombre". Espectáculo un día después del pacto de Presupuestos con PP y Cs con Vox, que tilda de "insulto" que se compare el acuerdo al de Pedro Sánchez y Bildu

Foto: Vox se va del pleno andaluz al decir el PSOE que son "herederos del franquismo"
Vox se va del pleno andaluz al decir el PSOE que son "herederos del franquismo"

El portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, era hasta ahora una voz firme pero templada en la defensa de los postulados de su partido. Hasta este jueves, que ha perdido los nervios y ha protagonizado un violento episodio cuando, muy airado, entre voces y manotazos al micrófono, ha abandonado el hemiciclo. Después, Vox anunció que, de momento, no volverá a participar en la actividad parlamentaria y retirará una iniciativa en defensa del castellano que iba a defender esta tarde.

Ocurrió en la sesión de control al Gobierno de Andalucía, cuando la portavoz socialista, Susana Díaz, interpelaba al presidente, Juan Manuel Moreno (PP). El debate entre ambos no era acalorado ni tampoco demasiado duro respecto a los términos que acostumbran sus señorías en ocasiones. Moreno había aludido en su primera respuesta a que los Presupuestos Generales del Estado se habían "pactado por el PSOE y Bildu". Díaz replicó: “Pedro Sánchez no ha pactado con Bildu. Usted sí que ha abrazado a los herederos del franquismo en Andalucía”.

Acto seguido, desde su escaño, Hernández se levantó para pedir amparo a la presidenta del Parlamento. La actitud de Marta Bosquet (Cs) exasperó aún más al diputado de Vox. Mientras ella le recordaba que no estaba en el uso de la palabra, él gritaba: “No me ningunee”. Pedía tomar la palabra por alusiones, apelando al Reglamento del Parlamento, y la opción de la presidencia fue cerrarle el micrófono. “Intolerable”, fue lo último que se oyó dentro del pleno por parte de Vox. Después, las cabinas de las radios captaron con nitidez otros exabruptos como "a la porra" o "a tomar por culo, hombre". Mientras, recogía los papeles y abandonaba el pleno a zancadas, entre visibles muestras de agresividad en su lenguaje no verbal.

"Manchados de sangre"

Hernández compareció más tarde ante los medios de comunicación para anunciar que no volverán a participar en la actividad parlamentaria. Al menos, este pleno. Durante la sesión de tarde, estaba previsto que Vox defendiera una proposición no de ley en defensa del castellano que será retirada.

Foto: Imagen de 'Canal Sur Noticias'. (RTVA)

Todo esto ocurre un día después de que Vox haya sellado su tercer acuerdo de Presupuestos en Andalucía. El portavoz de Vox en la comunidad, que el día antes llamó a los socialistas "filoterroristas", no admitió que fruto del debate parlamentario todos utilizan este tipo de calificativos. "Todos hiperbolizamos a la hora de hacer determinados discursos políticos", concedió Hernández, quien, no obstante, consideró que Vox no puede consentir, "por respeto a nuestros votantes, que se nos equipare con un partido terrorista que tiene las manos manchadas de sangre". En su intervención, en ningún momento se mostró molesto o aludió expresamente a esa consideración de “herederos del franquismo” sino que puso el foco en la supuesta equiparación con Bildu.

Estrategia de polarización

“Nosotros somos el partido de Ortega Lara y nuestro presidente ha vivido entre amenazas de ETA”, subrayó Hernández, para asegurar que es “intolerable” que se les equipare con el partido de Arnaldo Otegi. Se quejó con dureza de la “condescendencia”, dijo, de la presidenta del Parlamento con “los insultos” a su formación política. “Nos llaman ultraderecha y nazis porque quieren quitarnos legitimidad política”, agregó. Preguntados los servicios de la Cámara, no hay constancia de ninguno de estos calificativos en alusión a Vox en el Diario de Sesiones.

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, en la sesión de control al Ejecutivo andaluz. (EFE)
La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, en la sesión de control al Ejecutivo andaluz. (EFE)

Susana Díaz aseguró que "son nostálgicos del franquismo" que vienen a las instituciones a "crispar, enfrentar, dividir, insultar, y desgraciadamente tenemos un Gobierno en Andalucía que está ahí porque le deben los votos a ellos". "En otras democracias europeas, a este tipo de partidos de ultraderecha se los aísla, aquí, en cambio, se les ha sentado en el puente de mando", denunció Díaz.

Desde el PP, lamentaron que la presidenta del Parlamento no diera la palabra a Vox por alusiones y permitiera, dicen, que el enfrentamiento fuera a más. Creen que es la estrategia política que buscaba el PSOE, señalando que Susana Díaz buscaba "polarizar", como hizo en la campaña electoral, enfrentándose con Vox, para sacar rédito político.

Parlamento de Andalucía PSOE Susana Díaz Partido Popular (PP) Bildu Vox
El redactor recomienda