Vox muestra su enfado en Andalucía sin amenazar de derribo al Gobierno de PP y Cs
  1. España
  2. Andalucía
EFECTOS DE LA MOCIÓN

Vox muestra su enfado en Andalucía sin amenazar de derribo al Gobierno de PP y Cs

Avisan de un "nuevo tiempo" y de que la confianza que presidía las relaciones se ha roto. Serán "inflexibles" al exigir que se cumplan los pactos ya cerrados y no ven elecciones cerca

Foto: Vox muestra su enfado en Andalucía sin amenazar de derribo al Gobierno de PP y Cs
Vox muestra su enfado en Andalucía sin amenazar de derribo al Gobierno de PP y Cs

“Tiempo nuevo”, esa es la consigna. “Vox es útil y cumple sus acuerdos pero seremos inflexibles y vamos a exigir con mayor rigor nuestras nuevas peticiones”. Es la advertencia del partido de Santiago Abascal en Andalucía tras la moción de censura tumbada en el Congreso de los Diputados y la intervención del líder del PP, Pablo Casado.

El grupo parlamentario Vox Andalucía suspendió una reunión prevista para la tarde de este jueves para negociar los Presupuestos con el consejero de Hacienda “por una cuestión de tiempo”. “No habíamos podido trabajar en la redacción de nuestras propuestas”, explicó en una comparecencia el portavoz parlamentario de Vox en Andalucía, Alejandro Hernández. No obstante, Vox marcó distancias.

Pablo Casado rompe con Vox

“La intervención de Casado en el Congreso no puede sino suponer la apertura de una serie de interrogantes e incertidumbre. Un nuevo tiempo en nuestras relaciones con el PP”, advirtió el líder andaluz de Vox que se preguntó como pactan con su partido después de los calificativos usados por Casado.

Un acuerdo más caro

“Ha sido un discurso con calificativos hacia Vox que no difieren en nada de Podemos, PSOE o los grupos golpistas de Cataluña y las vascongadas”, lamentó el diputado andaluz que recordó que el PP es el partido de “Gürtel, Kitchen y Luis sé fuerte”.

“Hemos podido ver ataques personales de Casado a nuestro presidente Santiago Abascalque ha optado por no entrar a ese trapo. Vox no es esa fuerza ultra, popular, xenofoba o franquista y si lo es, qué hace el PP pidiendo nuestra colaboración y nuestros votos”, advirtió Hernández en una concurrida rueda de prensa en el Parlamento andaluz. “Se ha quebrado la confianza mutua y la cordialidad que presidía nuestras relaciones”, señaló.

Eso sí, Vox aseguró que los andaluces “no tienen por qué pagar la inquina” del PP a su partido y que seguirán negociando el Presupuesto. “Vox es útil y cumple sus acuerdos pero seremos inflexibles, exigir con mayor rigor nuestras nuevas peticiones”, advirtió Hernández. El lunes Vox presentará un documento de exigencias al Gobierno.

Más rígidos

Vox suspendió una reunión prevista con la Consejería de Hacienda para avanzar en las negociaciones sobre el Presupuesto de 2021, que el Consejo de Gobierno ya ha enviado al Consejo Consultivo a la espera de informe y que tiene previsto aprobarse en las próximas semanas. El partido de Santiago Abascal en Andalucía advirtió de que las negociaciones estaban en suspenso pero no rotas.

Desde el Gobierno andaluz el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, restó importancia a la advertencia de Vox y se mostró convencido de que el Gobierno andaluz de PP y Cs no peligra ni está amenazado por la inestabilidad.

El consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo. (EFE)
El consejero de la Presidencia de la Junta de Andalucía y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo. (EFE)

Bendodo achacó las palabras y calificativos de Pablo Casado durante la moción de censura al “fragor del debate” y se mostró convencido de que Vox seguirá siendo “parte fundamental” en la consolidación del “cambio histórico” en Andalucía. El consejero de la Presidencia se mostró totalmente convencido de que “las aguas volverán a su cauce”.

Esa es la gran baza que tiene el PP en Andalucía. Vox es imprescindible pero sin su apoyo la única alternativa posible es una vuelta a un gobierno del PSOE que en ningún caso el partido de extrema derecha podría apoyar. ¿Se imagina alguien una moción de censura de la socialista Susana Díaz que cuente con los votos de Vox? El partido de Abascal eludió imaginar ese escenario. “Andalucía tiene que seguir estando encapsulada”, defendió el consejero de Presidencia para defender que el pacto autonómico continúe al margen del debate nacional.

Un 'tuit' retirado

Bendodo consideró que el discurso de Pablo Casado en el Congreso había sido “espectacular y brillante”. El PP andaluz difundió en redes sociales un mensaje de apoyo a su líder con el mensaje #SíaEspañaNoaVox que una hora más tarde fue suprimido. Los socios del Gobierno andaluz habían hecho saber su malestar y advertido de que suspendían la cita con el consejero de Hacienda, Juan Bravo (PP). Vox enseñó ese mensaje muy molesto en su comparecencia pública.

Hasta ahora, Vox no sólo facilitó, con sus 12 diputados (hoy once tras la salida de una diputada como no adscrita) el cambio en Andalucía y la investidura de Juan Manuel Moreno en un gobierno de coalición de PP y Cs. Además Vox ha dado su apoyo para sacar adelante dos Presupuestos, el de 2019 y 2020. En cada una de estas negociaciones el partido de Santiago Abascal ha puesto condiciones y exigencias a PP y Cs y ha mantenido en vilo al Gobierno andaluz hasta el último minuto, escenificando sonoros tiras y aflojas, que hasta la fecha siempre han sido superados.

Foto: Vox tiene al Gobierno andaluz contra las cuerdas: exige eliminar 150 entes públicos

Sólo un día antes de que Vox escenificará en Andalucía su tremendo enfado con el PP por el tono y los “insultos” de Pablo Casado, el partido volvió a cerrar filas con el Gobierno andaluz en el debate sobre el estado de la comunidad. Aunque el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, tildó el discurso de Juanma Moreno de “decepcionante” unieron sus votos para sacar adelante las propuestas de resolución presentadas por los partidos del Gobierno. "Vamos a colaborar con su gobierno porque no tenemos otra alternativa", dijo gráficamente Hernández a Moreno Bonilla.

También PP y Cs facilitaron que la mayoría de las reclamaciones de Vox salieran adelante con su voto. Sólo llamó la atención que quedara orillada una propuesta para cumplir con las auditorías encargadas por el Gobierno andaluz para reordenar el sector público andaluz. Vox exige desde el principio de la legislatura la supresión de entes públicos, empresas, agencias, fundaciones o consorcios que considera en muchos casos “chiringuitos”. PP y Cs muestran más cautela al respecto una vez que están en el Gobierno aunque tras trascender el enfado de Vox el consejero de la Presidencia se encargó de recordar desde San Telmo que en diciembre se tendrá los resultados de esas auditorías y en abril una foto fija completa del sector público andaluz que permitirá adoptar medidas.

Foto: Juanma Moreno (d) y el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda (c) durante la inauguración del curso en Málaga. (EFE)

Hasta ahora los roces más duros de Vox habían sido con la parte naranja del Gobierno, sobre todo con la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz (Cs). El último choque fue hace pocos días cuando, cumpliendo a un compromiso alcanzado con Vox en la rúbrica del último Presupuesto, se puso en marcha un teléfono de atención a las víctimas de violencia intrafamiliar. Cs defendió que no perjudicaría al teléfono dedicado a las víctimas de violencia de género que Vox niega. Más allá de un cruce de reproches, la bronca tampoco llegó a nada más.También está pendiente otro asunto que generó una gran bronca, la implantación del pin parental.

Moción de censura Santiago Abascal Pablo Casado Juanma Moreno Extrema derecha Partido Popular (PP) Vox Ciudadanos Parlamento de Andalucía Elecciones Andalucía 2018
El redactor recomienda