ENTREVISTA A JUAN MANUEL MORENO

"El Gobierno de Pedro Sánchez se ha quitado de en medio para no quemarse"

El Gobierno andaluz se prepara para nuevas restricciones frente al coronavirus. El presidente de la Junta pide coordinación y que cada comunidad deje de hacer la guerra por su cuenta

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. (Foto: Fernando Ruso)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. (Foto: Fernando Ruso)

Son días de vértigo. El Gobierno andaluz se prepara para adoptar nuevas restricciones esta misma semana para contener el coronavirus. El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, avisa de que será un otoño complejo. Sugiere que cada comunidad autónoma tiene que dejar de hacer la guerra por su cuenta y pide al Gobierno de Pedro Sánchez que dé un paso al frente en la coordinación.

No critica a su compañera Isabel Díaz Ayuso, pero sí subraya que la "obligación" es entenderse entre administraciones. Exige al Gobierno de la nación que lidere: "Tiene una obligación de coordinación, de cooperación, de impulso, de planificación, y ese liderazgo no existe", avisa. Su consejero de Salud ha remitido una carta al Ministerio en la que pide que se den instrucciones claras y con criterios científicos para unificar la gestión en todo el territorio.

El máximo responsable del Ejecutivo autonómico inaugurará mañana en Sevilla la segunda edición del 'Andalucía Investors Day' que organiza El Confidencial, un foro de reflexión y debate sobre las oportunidades de inversión que ofrece la comunidad a través de empresas líderes en diferentes sectores.

(Foto: Fernando Ruso)
(Foto: Fernando Ruso)

PREGUNTA. ¿Considera que nos hemos precipitado en la desescalada?

RESPUESTA. A toro pasado, todo el mundo es torero. Parece, por los datos, por la ola fruto de la resaca del verano, que posiblemente nos precipitamos con la desescalada. Debió ser más lenta y más duradera en el tiempo. Ha sido un verano descontrolado, donde las medidas se han descontrolado mucho, y ahora estamos viendo la resaca en el conjunto de España y Andalucía.

P. Andalucía está por debajo de la media española en tasa de contagios, pero muy por encima de otras regiones europeas. ¿Qué le explican los expertos?

R. Andalucía ha sido líder turístico, entre comillas, porque ha sido una malísima temporada, pero hemos sido la comunidad que más turistas ha recibido de toda España. Evidentemente, ese movimiento de personas y de ocio ha facilitado el contagio. Los expertos me dicen que más del 65% de los contagios viene de reuniones familiares. Nos hemos relajado cuando nos sentamos con un vecino, un primo o un hermano. En el ámbito doméstico, ha habido mucha relajación. Teníamos necesidad de vernos, de reencontrarnos.

P. ¿Qué le preocupa más ahora mismo en la gestión de esta segunda ola?

R. Preocupa todo. La pandemia puede dar giros inesperados, como nos ha demostrado estos meses, pero evidentemente donde estamos sufriendo una tensión más importante es en la Atención Primaria. Es ahora mismo la base de todo. No solo tiene que soportar la actividad diaria, controlar colegios, centros de trabajo, realizar PCR... Todo recae en la Atención Primaria. Y hay dos problemas. Durante muchos años, se ha ido debilitando, esto no es coyuntural sino estructural. Desde hace 10 años, se ha ido recortando la Atención Primaria, y por mucho que hemos intentado reforzarnos, no nos ha dado tiempo. En segundo lugar, hemos tenido problemas con el protocolo covid que ha diseñado el Ministerio de Sanidad y creo que es razonable. La relación médico-paciente tiene que ser más telemática que presencial para evitar contagios, y eso conlleva cambiar hábitos de muchos años, acostumbrados a una relación estrecha con el médico. Eso desespera al paciente, lo frustra y genera colapso.

"Posiblemente, nos precipitamos con la desescalada. Debió ser más lenta y más duradera en el tiempo. Ha sido un verano descontrolado"

P. Que la Atención Primaria ya venía muy castigada por los recortes de la anterior crisis es un hecho. Hubo manifestaciones de protesta. Pero todo esto ya lo sabían en mayo, los sanitarios alertaron de ello, ¿por qué no reforzaron entonces las plantillas? ¿Por qué no contrataron?

R. Sí se han reforzado, con 4.500 profesionales. Hasta donde hemos podido llegar. Las bolsas de profesionales para contratar estaban a cero. Ahora pedimos autorización al Gobierno para hacer contrataciones extracomunitarias con todas las garantías. Necesitamos buscar profesionales de fuera de la Unión Europea, es imposible ahora mismo cubrir las necesidades. En el primer Presupuesto que aprobamos, pusimos 1.200 millones de euros más. Nunca ha habido tantos profesionales sanitarios trabajando en el SAS ni se han destinado 11.000 millones a la sanidad. Estamos haciendo obras prácticamente en todos los distritos sanitarios de Andalucía. Pero vamos por detrás. Lo que se debería haber hecho hace 13 años, yo tengo informes que alertan de esta situación hace mucho, no se puede resolver en plena pandemia. Estamos actuando de urgencia y las necesidades son mayores.

"Hemos hecho todo lo posible en la sanidad, pero vamos por detrás. Lo que se debió hacer hace 13 años no se puede resolver en plena pandemia"

P. Hay una gratificación pendiente a los sanitarios andaluces, hay una promesa de equiparación salarial para los profesionales, que cobran por debajo de otras comunidades y muy por debajo de otros países europeos.

R. Estamos haciendo avances. Hemos equiparado las guardias con la media nacional. Los médicos han conseguido que quitemos la exclusividad y estamos avanzando en otros logros. Se han producido más avances que en los últimos 15 años. Ahora, estamos en una recesión económica. Vamos a tener casi 3.000 millones de euros de previsión de ingresos menos. Eso se nota. Hemos gastado 2.400 millones de euros más de sanidad y llegamos hasta donde llegamos.

P. Andalucía sigue a la cola de PCR por cada 1.000 habitantes.

(F.R.)
(F.R.)

R. Hemos seguido escrupulosamente los criterios técnicos del Ministerio de Sanidad. Todo el que ha necesitado que se le haga una PCR en Andalucía se la ha hecho. Tenemos menos incidencia que el resto y por eso hay menos pruebas. Tenemos el 7% de contagiados de toda España, el 5% de fallecidos y el 7% de hospitalizados, siendo casi el 20% de la población. Hemos hecho las PCR que marcaba el protocolo.

P. ¿Cómo asiste a la pelea del Gobierno con Madrid? Su tono es muy distinto al de Díaz Ayuso. ¿Le perjudica esa confrontación?

R. Ante una pandemia global, un problema que supera fronteras y gobiernos, hacen falta unidad, cooperación y coordinación más que nunca. Veo con tristeza que sea imposible el entendimiento. A mí me ha parecido poco gratificante ver que horas después de que el presidente del Gobierno fuera a Sol, que me pareció un gesto positivo, el PSOE estuviera sumándose a manifestaciones de Podemos en la calle.

P. El PSOE se retiró de esas protestas, presidente.

R. Se retiraron después de la presión, pero a mí me pareció obsceno ver al PSOE calentando manifestaciones o a dirigentes socialistas con improperios y descalificativos. No es el buen camino. El Gobierno de la nación tiene la obligación de entenderse y cooperar con todas las administraciones en una pandemia mundial, y eso no se está cumpliendo.

P. Con Andalucía, ¿esa cooperación no se está cumpliendo? Su consejero de Salud dice públicamente que él habla más con el ministro Illa que con su mujer.

R. Es nuestra obligación entendernos entre las administraciones. Hay una relación muy fluida con el Ministerio de Sanidad y el trasvase de información funciona. Pero sí creo que hemos pasado del todo, de un estado de alarma donde el Estado lo controlaba absolutamente todo y creo que era innecesario, a nada. Hemos pasado de un Estado que te decía cuándo y cómo tenías que hacer una información pública o una rueda de prensa, cuándo tenías qué comprar, cómo tenías que organizarte... a un Estado que ha desaparecido absolutamente. Hay un término medio. El Gobierno de la nación tiene una obligación de coordinación, de cooperación, de impulso, de planificación, y ese liderazgo no existe. Toda la carga se deja a las comunidades, evidenciando algo que es muy claro, cada comunidad hace su propia guerra y aquí no deberíamos librar cada uno nuestra propia batalla sino que debería ser una guerra en común contra el covid.

P. ¿Cree usted que Pedro Sánchez actúa así por una estrategia política, para que sean las comunidades las que asuman el coste de la pandemia?

R. Es evidente que la parte más complicada de la lucha contra la pandemia es la que estamos asumiendo las comunidades. Probablemente, sí creo que hay de fondo una estrategia de no querer erosionar la imagen del Gobierno trasladando todas las decisiones a las comunidades, troceando incluso el estado de alarma. Eso no es cogobernanza. Eso es quitarse de en medio para no quemarse. Cogobernanza es corresponsabilidad y asumir decisiones conjuntas. No que las decisiones difíciles nos las hayan dejado a las comunidades.

P. ¿Andalucía resistiría económicamente el cierre de Despeñaperros?

R. Es el último recurso. La limitación del movimiento es limitar el desarrollo económico y, por tanto, la prosperidad y el trabajo de muchas familias. Pero sí hay que hacer un seguimiento. Ver qué entra. Yo puedo controlar mi territorio, pero no lo que pasa en Murcia, en Castilla-La Mancha o Extremadura, que son frontera con Andalucía. Ni controlo los puertos, que por ahí entran muchas personas. La responsabilidad directa es del Gobierno.

"Todos los escenarios están sobre la mesa, incluso el más difícil, que sería el confinamiento. Espero y deseo que nunca se dé"

P. ¿Qué otoño nos espera?

R. Los expertos me advierten de que es muy difícil acertar en las previsiones. Hay mucho del virus que no conocemos. Hay muchas dudas por resolver. Me dijeron que este pico que estamos viviendo iba a llegar en la segunda quincena de octubre y se ha adelantado un mes. Este otoño no va a ser fácil, por muchas razones. Vamos a coincidir con la gripe común, aunque la incidencia este año va a ser menor porque nos protegemos más. Va a ser complejo. Hay una parte de científicos más optimistas que me dicen que en Andalucía podrían estabilizarse los contagios y las hospitalizaciones. Llevamos unos días con buenos datos de hospitalizaciones, pero hay que esperar unas semanas más.

P. ¿Imagina una situación en Andalucía como la que hay ahora mismo en Madrid? ¿Vamos a tener que confinarnos, que aprobar restricciones?, ¿está usted preparado para tomar medidas drásticas?

R. Nadie es capaz ahora mismo de preverlo. Todos los escenarios están sobre la mesa, incluso el más difícil y el más duro, que sería el confinamiento. Espero y deseo que nunca se dé, porque el confinamiento es ruina. El ciudadano tiene que entender que cada vez que tomamos una decisión de confinar, de cerrar, de restringir por razones de salud pública, estamos llevando a la ruina a cientos de familias. No pueden ser decisiones que se tomen alegremente sino con enorme rigor y muy meditadas. Tiene que haber un fino equilibrio, porque estamos condenando a muchas pequeñas y medianas empresas que llevan en algunos casos 20 años funcionando y han superado dos crisis durísimas. Estamos preparados para cualquier escenario.

(F.R.)
(F.R.)

P. ¿Va a tomar medidas ante las revelaciones de los informes de la Policía sobre supuesta financiación ilegal en el PP de Almería?

R. Son informes. Ahora mismo, no hay nadie imputado. Digo que máxima colaboración, pero es verdad que se habla de hechos —algunos de ellos en los años noventa— muy lejanos. Como siempre, máximo respeto a la Justicia y plena colaboración.

P. Se comprometieron a no tener altos cargos imputados y la UDEF apunta al exalcalde de La Mojonera José Cara, hoy al frente del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa). ¿Lo cesará?

R. Ahora mismo no hay ningún alto cargo imputado y si lo hubiera, evidentemente tomaríamos decisiones al respecto.

P. ¿Le preocupa que la Fiscalía haya abierto diligencias por los contratos exprés de la Junta de Andalucía en plena pandemia?

R. Confío en que eso se archive. Esos contratos están absolutamente respaldados desde el punto de vista normativo, con acuerdo de los sindicatos y con un acuerdo parlamentario. Esa causa no tiene ningún sentido. No le veo motivación ni fundamento ninguno.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios