LA REMUNICIPALIZACIÓN ARRANCA ESTE MIÉRCOLES

Limpieza en Málaga: otra vez pública tras las huelgas salvajes y los empleos hereditarios

Todos los grupos aprobaron el fin del modelo mixto después de 20 años de gestión. Prevén reducir en 10 millones el coste anual, pero los privados dicen que costará un 20% más

Foto: Operarios de limpieza de Málaga, el pasado mes de enero, tras una tromba de agua. (EFE)
Operarios de limpieza de Málaga, el pasado mes de enero, tras una tromba de agua. (EFE)

“Las latas de cerveza no andan solas”. “¿Por qué la gente tira las mascarillas al suelo?”. Son frases de Teresa Porras, concejala del Ayuntamiento de Málaga encargada de la limpieza de la ciudad, que desde este miércoles será 100% pública con la aprobación de todos los grupos municipales.

Atrás quedan más de 20 años de huelgas salvajes y de puestos hereditarios que han puesto en jaque una ciudad en la que como afirma Porras solo notará el cambio “cuando el ciudadano colabore”. “Porque hay poca colaboración y eso es una pieza fundamental para que las cosas mejoren”, explica Porras a El Confidencial.

La nueva empresa se denominará Limasam y contará con un presupuesto anual que ronda los 90 millones de euros. El actual era de 101 millones. Un informe del equipo de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Málaga da por hecho que a largo plazo la remunicipalización de la empresa de limpieza, recogida y tratamiento de residuos costará más un 20% más que el que hasta ahora regía.

El modelo mixto ha funcionado desde 2001 con el 49% del accionario municipal, y el 51% correspondiente a la entidad Servicios Urbanos de Málaga, integrada por FCC y Urbana de Servicios Ambientales (Urbaser), Sando y Unicaja. La oposición ha criticado la parte privada de la empresa y del canon de dos millones de euros. "Ganan mucho dinero y no se ve", se han quejado los grupos municipales del PSOE y Adelante Málaga.

Una plantilla de 1.600 personas

Con una plantilla de 1.600 personas, uno de los puntos más polémicos de Limasa ha sido la posibilidad de empleos hereditarios que figuraban ya en el convenio de 1989 y que en todos estos años se ha seguido permitiendo. Era una de las exigencias del comité de empresa (“ahora tranquilo”, según Porras) en cada negociación para la renovación del convenio. Sostiene Porras que en la nueva empresa se ha zanjado el que un puesto de trabajo pase de padres a hijos o entre familiares.

Málaga ha sufrido varias huelgas salvajes que han coincidido con épocas fundamentales del año como navidades, Semana Santa y verano y que han supuesto un grave problema de imagen para una ciudad que vive de manera decisiva del turismo y del sector servicios.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios