ENTREVISTA CON LA LÍDER DE ADELANTE ANDALUCÍA

"Lo lógico es mantener el mismo salario que tenías antes de entrar en política"

Hace un mes que anunció su marcha de Podemos. Teresa Rodríguez sí mantendrá el discurso contra la casta en el origen del partido y avisa del peligro de copiar al PSOE

Foto: Teresa Rodríguez. (Foto: Esperanza Fernández)
Teresa Rodríguez. (Foto: Esperanza Fernández)

Hace menos de un mes anunció su marcha de Podemos tras dos años largos de tensiones con la cúpula de Pablo Iglesias. Empieza nueva etapa convencida de que Adelante Andalucía acabará como un gran partido a la izquierda del PSOE en Andalucía. Aún tiene mucho que limar con IU y la futura dirección del partido morado en la comunidad. La líder de Anticapitalistas anuncia su segundo embarazo. Está feliz. Será otra niña tras el nacimiento hace un año de su primera hija, Aurora, que la acompaña siempre en sus rutinas como diputada andaluza y portavoz desde que se reincorporó el pasado septiembre. La entrevista se hace a las puertas del 8-M.

Ha llevado a rajatabla junto a su pareja, el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi', que la política no iba a cambiar su vida. Ahora, cuando la familia crece, confirma que se mudarán del pequeño piso "de currante" en el que vivían. Eso sí, nada de un chalé a las afueras. Criticaron públicamente que Pablo Iglesias e Irene Montero se mudaran a Galapagar. Ellos se quedan en el barrio de la Viña, en "un piso un poquito más grande, poco más, algo más de 60 metros cuadrados, que está muy bien para nosotros y tampoco te creas que nos da para más". Teresa Rodríguez (Rota, 1981) mantiene el discurso contra la casta política y el maridaje con los poderes económicos que Podemos defendía cuando entró en política. Advierte de que ella no va a cobrar más de lo que cobraba como profesora de instituto. Sobre quién tomará su testigo en Podemos Andalucía dice no tener ni idea. Está "totalmente al margen" y promete un traspaso de poderes "pacífico y civilizado".

PREGUNTA. Tras salir de Podemos, propone un nuevo partido de izquierdas andalucista, feminista y autónomo. ¿Qué reivindica?

RESPUESTA. No es un nuevo partido, lo intento aclarar cada vez que sale a relucir. Adelante Andalucía lleva un año y medio y se trata de potenciar ese espacio no como confluencia electoral sino como sujeto político feminista y andalucista. Hay que aprender del feminismo andaluz, no crearlo, porque ya existe una corriente, de mujeres además muy jóvenes, que aportan mucha frescura e intentan reinterpretar el feminismo desde el punto de vista de Andalucía. No es excluyente, los objetivos comunes están claros.

Teresa Rodríguez. (EFE)
Teresa Rodríguez. (EFE)

P. Pero ¿el feminismo andaluz existe?

R. Es una realidad objetiva que ser mujer y ser andaluza es una discriminación añadida. Obviamente. Ahí están las cifras andaluzas de exclusión, de brecha salarial, por encima de la media estatal. Cuando una comunidad está en una situación económica más dependiente y subordinada como es la nuestra son las mujeres las que más sufren esa situación. Hay que ver la realidad con esas gafas violetas y también con las gafas verde y blancas.

P. ¿Lo de Adelante Andalucía está aclarado con sus compañeros de IU?

R. Creo que sí, que está aclarado. Ahora hay que ver cómo vamos a funcionar cuando haya una nueva dirección de Podemos Andalucía, seguiremos ahondando en el debate y viendo las reglas de funcionamiento de la casa común. Seguiremos debatiendo.

P. ¿Cómo ve la bronca generada con la ley de libertad sexual del Ministerio de Igualdad a las puertas del 8-M?

R. Es muy contraproducente. Esta ley es muy necesaria. Hemos visto muchos casos en los que los juzgados hacen una interpretación muy patriarcal y muy restrictiva de la norma, que ha generado mucha indignación. Afortunadamente, vivimos en una sociedad que ya no tolera determinados comportamientos hacia las mujeres, ya sean asesinatos, feminicidios, violaciones o actitudes de micromachismo que marcan la vida de las mujeres desde que nacen. Esta ley de tendría es que estar debatiéndose en la sociedad por lo idóneo y no por fallos técnicos. Poner cuestiones técnicas sobre la mesa por parte del PSOE ha sido un error y poner un campo de minas a una ley que es necesaria.

El PSOE ha puesto un campo de minas a una ley de libertad sexual que es muy necesaria

P. Tampoco han ayudado las prisas del Ministerio de Igualdad por tenerla antes del 8-M o que el vicepresidente Pablo Iglesias saliera a defender a la ministra asegurando que había "mucho machista frustrado" en el Gobierno, ¿no le parece?

R. Bueno, pues tampoco. Unos y otros y al final no estamos hablando de la ley, que es lo que a mí me molesta. Hay discursos públicos que están intentando acabar con esta norma antes incluso de su nacimiento. Leía un titular que me ha dejado alucinada, algo así como que "incluso en el matrimonio" las relaciones sexuales deben ser consentidas. ¿De verdad? ¿Cómo que incluso? El debate de las derechas sabíamos que iba a estar, pero esta absurda polémica entre las izquierdas, que es inesperada, pues espero que termine pronto, que empecemos a hablar de lo que dice la ley y la saquemos adelante con el máximo consenso posible.

P. Ha denunciado en muchas ocasiones que hay "demasiados chiringuitos institucionales donde las mujeres elegantes de dedican a pisar moqueta y poco más". ¿Qué critica cuando dice esto?

R. Es que no basta con tener mujeres en política o con tener mucho aparataje institucional o de feminismo. Hay que hacer políticas reales, cambiar la realidad de la mayoría social, no solo de las mujeres que están en las instituciones. Incluso el discurso ese de hablar del techo de cristal. No sé dónde he leído u oído, que está muy bien, que vale que hay que romper ese techo de cristal pero que hay otras mujeres que tienen que barrer los cristales. Hay que preocuparse por que la mayoría de las mujeres salgan del suelo pegajoso que no les permite salir de la discriminación.

La bronca con la ley de libertad sexual es contraproducente y absurda

Los salarios de Podemos

P. ¿Cómo asiste al debate de los nuevos estatutos de Podemos que modifica la limitación salarial o de mandatos? ¿Está más convencida que nunca de que hizo bien en marcharse del partido?

R. Es un debate central. Por respeto no me voy a posicionar sobre el debate interno que tiene todavía Podemos. Puedo decir cómo lo hemos resuelto nosotros. Cuando ha subido el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) pues en lugar de cobrar tres SMI, cobras dos. Creo que un criterio puede ser incluso el salario medio. Establecer un criterio que te mantuviera vinculado a la sociedad a la que representas. Siempre he pensado que en conciencia si venías de cobrar un salario digno, como es el mío de profesora, si entiendes que la representación pública es algo que ejerces durante un tiempo sin voluntad de enriquecerte, tampoco de empobrecerte ni de medrar socialmente, lo lógico es mantener el mismo salario que tenías. Eso es lo que yo hago.

P. ¿Usted no va a cambiar su salario?

R. Yo voy a seguir cobrando igual. Además hay otro debate aquí que me genera dudas, el de las responsabilidades, cobrar en función de la responsabilidad que ejerces. Y por qué un alcalde tiene que cobrar menos que un diputado o una consejera.

P. Usted siempre ha tenido un discurso claro contra los privilegios y ha predicado con su ejemplo, donando dietas, renunciando al coche oficial... ¿Entiende que alguien que confió en Podemos se sienta defraudado justo ahora que, además, forman parte del Gobierno?

R. Ahora tendrán que debatirlo, no quiero intervenir, pero insisto en que ese discurso tiene mucho potencial. La ética en la política, la eliminación de privilegios, los cargos públicos no somos unas personas llamadas a unas tareas que den derecho a privilegios.

Los cargos públicos no somos unas personas llamadas a unas tareas que den derecho a privilegios

P. Desde luego ya no podrán hablar de la casta política como lo hacían.

R. Yo sí, como siempre, de una casta de políticos privilegiados y profesionales vinculada a los poderes económicos. Ese maridaje. Frente a eso, es una buena vacuna renunciar a privilegios en la política de forma clara y potente. Hay gente que se me ha acercado para decirme que era de derechas pero que me votaba porque pedía que eliminaran las dietas.

P. Podemos pide una comisión de investigación sobre el rey Juan Carlos tras salir a la luz que se investiga que cobrara una comisión de 100 millones de euros. El PSOE ha dicho que no. ¿Se refería a este tipo de choques cuando pedía que Podemos no entrara en el Gobierno?

R. No hay que asimilarse al discurso del PSOE porque Podemos dejaría de tener sentido como fuerza política. Que pidan esa investigación me parece bien. Es lo que hay que hacer.

P. Pero no se va a abrir porque el PSOE se niega y Podemos tendrá que renunciar a esa iniciativa...

R. No hay que tener bronca sino mantener los principios y la coherencia. La discrepancia política en sí misma no es negativa, de hecho es la base de la democracia. Si Podemos acepta todos los postulados del PSOE te hace perder sentido como alternativa y en las próximas elecciones para votarte a ti votan al PSOE porque ¿qué aportas tú de diferente? Podemos tiene que poner sobre la mesa que el jefe del Estado presuntamente se ha lucrado con obras públicas, tiene que exigir que se investigue o dejará de tener sentido como partido. Me gustaría que la justicia llegara hasta el final.

Foto: Esperanza Fernández
Foto: Esperanza Fernández

P. Pero un Gobierno todo el tiempo peleando no llegará a nada.

R. De momento se ha subido el SMI, se ha puesto sobre la mesa una ley de libertad sexual que es la más progresista de Europa, se ha eliminado la enfermedad como motivo de despido... El resultado de momento no es negativo.

P. No si va a acabar defendiendo que el gobierno de coalición de PSOE y Podemos fue un acierto... Justo lo contrario que he dicho hasta ahora.

R. Ojalá me equivoque y vaya bien, dentro de cuatro años lo veremos.

P. Este cambio de posición significa que ahora sí aceptaría un gobierno de coalición en Andalucía.

R. No, sigo pensando lo mismo. Está además en las discusiones fundacionales de Adelante Andalucía. Había dos cuestiones clarísimas. No gobernaremos con el PSOE y menos con el PSOE andaluz. Barrera a las derechas sí, con un voto de investidura, pero no gobernar con los socialistas. Lo mismo en los ayuntamientos. Y otro punto muy claro era que esto no iba a ser Unidas Podemos del Sur sino una fuerza independiente vinculada a la lucha de Andalucía. Esto estuvo claro y creo que es importante mantenerlo.

P. ¿Ha notado la entrada de Vox en este Parlamento?

R. Por supuesto. Retrocesos hay muchos. Mira, la declaración institucional del 8 de marzo este año sale del Gobierno y no del Parlamento para evitar el no de Vox, eso le quita mucha entidad. Se nos han hurtado debates y se han roto consensos que eran básicos. Hay un teléfono de violencia intrafamiliar, ya está ahí introducido. Los recortes del Gobierno en políticas sociales perjudican a las mujeres. Si se reduce la renta mínima de inserción a quien se perjudica sobre todo es a las mujeres. Cuando se hacen políticas neoliberales y de derechas se perjudica principalmente a las mujeres porque vienen de situaciones previas más vulnerables y son las principales usuarias de los servicios sociales. Cuando el Estado renuncia a cuidar de la sociedad es la mujer, con su trabajo invisible e impagado, la que suple esas carencias. Las políticas de derecha son enemigas de la igualdad de género.

A las prostitutas hay que escucharlas, darles derechos, facilitarles la vida

P. ¿Es abolicionista con la prostitución?

R. Es uno de los debates que me genera más problemas. Estoy aprendiendo todavía para tomar una posición. Es un debate no resuelto ni siquiera dentro de Podemos. Me gustaría abolir la prostitución pero creo que las medidas de prohibición no son suficientes. Lo quiero hacer escuchando a las mujeres que trabajan en la prostitución, por supuesto. Me molesta cierto discurso paternalista del feminismo abolicionista que puede caer en el prohibicionismo. Las multas a los clientes lo que han tenido como consecuencia es que las prostitutas, según ellas mismas nos cuentan, se hayan tenido que ir a las afueras de las ciudades. Hay medidas que caminan no empoderando a las mujeres que están en esa situación, ni cambiando una sociedad que ve en el sexo un objeto de consumo, sino que hacen algo hipócrita, quitarlo de la vista y, como está prohibido, no existe. Eso no. A las prostitutas hay que escucharlas, darles derechos, facilitarles la vida. Quiero favorecer a la prostituta pero nunca al proxeneta, no es ningún empresario respetable.

P. Y en esta polémica de algunas feministas con las mujeres transexuales, ¿qué opina?

R. Esto sí lo tengo muy claro. Pueden participar en el movimiento feminista igual que cualquier otra mujer. Además las transexuales sufren una doble discriminación, por ser transexual y por ser mujer. Claro que tienen derecho. Aportan al movimiento feminista, nos enseñan que las mujeres somos diversas y que estamos atravesadas por múltiples situaciones que nos discriminan; una es la condición sexual pero otras son la orientación sexual, la clase social, el origen étnico o territorial.

P. Una pregunta 'maligna', ¿se dio por aludida por la frase que le dedicó el exlíder de IU, Antonio Maíllo, en su Twitter? (Abraham Lincoln: "Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo").

R. No, no me di por aludida. A mí si hay algún tipo de acusación me gusta escucharla completa y no lo de tirar la piedra y esconder la mano. No le presupongo ese tipo de actitudes a Antonio Maíllo y tengo pendiente un café con él para charlar. Me lo encontré el otro día en la huelga de educación, pero tenemos que echar un rato.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios