apura los últimos cartuchos

Ciudadanos navega el naufragio de las encuestas en un barco por el Guadalquivir

Albert Rivera confía en los indecisos y el partido no da crédito a las encuestas que dan solo dos diputados por Andalucía, lo que dejaría fuera del Congreso a Villegas y Hervías

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), camina hacia el barco donde ha realizado un acto con simpatizantes y compañeros de partido.
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), camina hacia el barco donde ha realizado un acto con simpatizantes y compañeros de partido.

Cs remontó esta tarde de miércoles el río Guadalquivir a su paso por Sevilla. Albert Rivera se dirigió a un grupo de militantes a bordo de un barco turístico antes de que un grupo de flamenquito pidiera "marcha" y animara a bailar a los presentes. El partido naranja apura los últimos cartuchos dispuesto a navegar el naufragio que pronostican las encuestas, que apuntan a un hundimiento el próximo domingo. En Andalucía, tienen su esperanza en que haya un vuelco, mientras explican que no hay que repetir resultados para hablar de éxito sino conseguir sumar con PP y Vox para llegar a la Moncloa, exportando el modelo andaluz.

[El decodificador de Varela: los mejores análisis de las elecciones en ECPrevium]

Hubo sones de rumba catalana mientras Rivera, sonriente y micrófono en mano, admitía que en algunos momentos se sentía parte de un turoperador. "Que os gusta un cachondeo, a mí también", dijo agradeciendo el cariño recibido, "no como en Cataluña, que me escupen". Había ánimos y buen rollo en un acto electoral que, pese a que señalaron como único, ya se le ocurrió al PP en la última campaña de las municipales. La gente saludaba desde los puentes al paso del barco mientras sonaba 'Sarandonga' y los periodistas de la caravana de Cs aprovechaban las vistas para hacerse fotos en un marco de revista.

Hay que esperar a que se abran las urnas, pero las encuestas auguran un disgusto importante para Cs, también en Andalucía, el 10-N. La presencia de la formación naranja en el Gobierno andaluz junto al PP y con Vox como socio en el Parlamento parece no ser un motor electoral lo suficientemente potente. En Andalucía además Cs se juega los escaños de dos de sus hombres fuertes, Fran Hervías lidera la lista por Granada y José Manuel Villegas la de Almería.

Según la última encuesta de GAD3 para 'ABC' el pasado 4 de noviembre, en la comunidad andaluza, Cs solo obtendría escaño por Sevilla, Cádiz y Málaga, cayendo en las tres provincias de dos a uno. Si obtuvo 11 escaños en abril, ahora le pronostican solo tres. Se quedaría sin representación en Huelva, Jaén, Granada, Almería y Córdoba. Desde el partido, cuestionan que los resultados vayan a ser tan malos, aunque sí dejan claro que caerán de forma importante respecto a las últimas elecciones, cuando quedaron por delante del PP. Ahora, los sondeos los sitúan como quinta fuerza política, por detrás de Vox.

En el acto del barco tomaron la palabra el número uno por Sevilla, Pau Cambronero, y el vicepresidente andaluz, Juan Marín, que no dudó en jalear a los suyos para que saquen el domingo a votar a cualquier conocido indeciso. En esa bolsa de quienes aún no saben qué hacer el 10-N, si ir a votar o no y por qué papeleta decantarse, tiene Cs su última esperanza, su tabla de salvación.

Rivera tocó todos los resortes emocionales para pedir el voto de los andaluces. Recordó que lleva Andalucía "en su sangre" y que "no se puede gobernar España dándole la espalda" a esta comunidad. "¿Sabéis quiénes estarían encantados de no que no fuerais a las urnas? Lo de los ERE, los de la Gürtel, la Púnica y los Pujol". Prometió la reforma urgente del sistema de financiación autonómica y terminó su intervención con un "viva Andalucía y viva España".

Según fuentes oficiales de Cs, este paseo en barco se hizo para realizar un acto diferente, "a la altura de Sevilla". Este periódico ha podido saber por fuentes del sector crítico de Cs Sevilla que se barajó un formato clásico, pero la falta de confirmación de asistentes frustró el plan inicial para alejar una posible foto de vacío en torno a Albert Rivera. De hecho, aunque en el barco no había ni un centenar de militantes, según cálculos de la tripulación, nada que ver con las 3.500 personas que reunió Vox el día antes en Dos Hermanas, desde la organización se encargaron de difundir preciosas fotos realizadas en contrapicado desde un puente para mostrar a Rivera bien arropado por muchas personas. Los críticos de Cs Sevilla, un grupo numeroso, apuntan directamente contra la secretaria de Organización, Mar Hormigos, y la dos de la lista al Congreso, Virginia Millán Salmerón, ambas bien consideradas en Madrid.

Albert Rivera (c), en el acto dentro de un barco durante un paseo por el Guadalquivir en Sevilla. (EFE)
Albert Rivera (c), en el acto dentro de un barco durante un paseo por el Guadalquivir en Sevilla. (EFE)

Habrá que esperar a ver los resultados del domingo, si los indecisos salvan los malos pronósticos de las encuestas y si Rivera logra esa ansiada remontada. A la espera de ver qué pasa cuando se abran las urnas, ya hay corrientes críticas en Andalucía que preparan sus ejércitos para dar la batalla. En las filas andaluzas hay dos familias bien identificadas. Por un lado, Juan Marín, y por otro, Virginia Millán Salmerón, al frente de Cs Sevilla y esposa de Fran Hervías. Cada uno de los bandos tratará a toda costa de que sea el otro el que pague por los malos resultados electorales. Salvo milagro, se esperan días muy movidos en el partido.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios