VIOLENCIA DE GÉNERO

La Junta, a la ofensiva: denuncia la contracampaña del maltrato 'de las sonrisas'

El Gobierno andaluz descartó otra campaña ya en marcha aprobada por el Ejecutivo de Susana Díaz y que había sido impugnada. No retirará su mensaje y se intensificará en otoño

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla. (EFE)
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla. (EFE)

El Gobierno andaluz no esperaba el chaparrón de críticas que ha recibido por su campaña contra los malos tratos puesta en marcha por la dirección general de violencia de género de la Consejería de Igualdad de la Junta. Las imágenes, de modelos sonrientes que posan con el lema 'Ella ha sufrido malos tratos pero la vida siempre es más fuerte', se presentó el pasado lunes y a final de semana desató, tras la denuncia del PSOE y posteriormente de Adelante Andalucía, una cadena de críticas y reproches en redes sociales, donde se puede detectar la indignación de colectivos feministas. Hay una petición en Change.org para anular la campaña.

La Junta, a la ofensiva: denuncia la contracampaña del maltrato 'de las sonrisas'

Como respuesta, surgió una ‘contracampaña’, de origen anónimo y difundida por cargos socialistas, donde se expresa el rechazo al mensaje de la Junta y se muestra a estas mismas mujeres con los ojos morados, arañazos en el rostro o un tiro en la frente. En las imágenes de esta acción se han reescrito los mensajes oficiales y cambiado por 'Cuando nos maltratan no reímos. Sufrimos y morimos. La vida no siempre es más fuerte, desde 2003 más de 1.000 mujeres han sido asesinadas por violencia machista'.

Según ha podido saber El Confidencial, la Junta indaga quién está detrás de esta campaña ‘fake’ donde alertan que se mantienen los logos oficiales tanto del Gobierno andaluz como del ministerio, lo que genera "una grave confusión". De momento, apuntan a que la ‘contracampaña’ "la puso a circular Juventudes Socialistas" y no dudan en sostener que interpondrán una denuncia por las imágenes ‘tuneadas’ y que consideran “verdaderamente ofensivas”.

Vox, en la mira

La oposición acusa al Gobierno andaluz de PP y Cs de plegarse a las exigencias de Vox y denuncian que la campaña blanquea una realidad cruel, con mujeres de anuncio que no muestran síntomas de sufrimiento ni dolor. Además, alertan de que ha desaparecido el concepto de violencia de género o machista y se vuelve al término 'malos tratos'.

Desde la Consejería de Igualdad, en manos de Cs, niegan tajantemente que Vox haya tenido nada que ver en esta campaña y rechazan de plano su retirada. Avisan de que el despliegue de la campaña llegará desde este lunes a los medios, con la vista puesta sobre todo en el mundo rural, y se intensificará en una segunda parte en octubre. De hecho, se realiza con fondos del pacto de Estado y está planificada con 1,2 millones de euros, realizada por la Agencia Rumba y la Agencia ConZeta Publicidad.

Es la primera vez que una campaña contra la violencia de género se convierte en un arma arrojadiza entre los partidos. En Andalucía, el consenso que existió al aprobar por unanimidad, hace solo un año, la Ley de Violencia de Género saltó por los aires al entrar Vox en el Parlamento como aliado de PP y Cs. Las manifestaciones feministas a las puertas de la Cámara autonómica en el arranque de la legislatura se convirtieron en toda una declaración de intenciones frente a los postulados de Vox, que pide derogar la Ley de Violencia de Género por otra de violencia intrafamiliar.

En las últimas semanas, la directora del Instituto Andaluz de la Mujer ha presentado su dimisión, sumándose a una larga lista de ceses, para lamentar después peticiones de Vox como que se elimine este organismo. También logró este partido incluir en el presupuesto de 2019, para darle su aprobación, una partida para un teléfono contra la violencia intrafamiliar, avanzando así en el cambio de lenguaje que reclama Vox, que niega la existencia de una violencia específica contra las mujeres pese a haberse superado ya la cifra de las 1.012 asesinadas desde que hay estadísticas, 2003, con un cruento mes de julio que sumó 10 asesinadas.

Retirada de la campaña del PSOE

Desde la Consejería de Igualdad trasladan que ya existía una campaña, que fue incluso presentada y anunciada por Susana Díaz, pero que no llegó a ponerse en marcha tras ser impugnada su concesión a una empresa. Esa campaña, que decidieron anular para adjudicar una nueva, tenía como lema 'Pasa a la acción. No normalices la violencia contra las mujeres', y también estaba presupuestada con cargo a los fondos del pacto de Estado. Igualdad decidió tumbar esa campaña, que evitaba las imágenes y que consideró “anodina”, tras los problemas por la impugnación, y sacar de nuevo a concurso esta publicidad que no depende del Instituto Andaluz de la Mujer sino de la Dirección General contra la Violencia de Género, ambos en cualquier caso dependientes de la Consejería de Igualdad.

Las críticas del PSOE acusan a la Junta de incidir en una idea “dulcificada” del maltrato con una campaña “amable” para la ultraderecha, que “oculta el sufrimiento” y hace a la mujer responsable, al dar la idea de que sus vidas dependen de que denuncien o no, sin poner la responsabilidad en el maltratador. Frente a estos argumentos, desde el departamento de la consejera Rocío Ruiz (Cs) subrayan que la campaña cumple con los requisitos del propio pacto de Estado contra la violencia de género y de la ley andaluza que, según recalca el Gobierno andaluz, dice en su articulado que “las campañas deben mostrar a la mujer superviviente”. “Por eso se enfoca un mensaje de esperanza para transmitir que después del calvario las mujeres pueden rehacer su vida. No queremos entrar en una victimización permanente”, señalan fuentes de la Junta.

Sobre el hecho de que la campaña obvie la violencia machista o de género y hable de 'malos tratos', desde la Junta aseguran que “no hay intencionalidad” y que se eligió ese término porque “en una primera oleada va más dirigida al mundo rural y en los pueblos se sigue hablando de malos tratos”, señalan fuentes de Igualdad.

Se intensificará en otoño

La campaña, de 1,2 millones de euros, cuenta con un millón de euros en difusión, desarrollo de la campaña e inserciones en medios. Tendrá dos oleadas, en agosto y septiembre, “por petición del pacto de Estado que incide que se haga en verano”, y “otra más fuerte en octubre y hasta el 25 de noviembre”, Día Internacional de Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Tanto el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno (PP), como el vicepresidente, Juan Marín (Cs), han cerrado filas con la campaña de Igualdad y han arremetido contra “el uso político de la violencia de género” por parte del PSOE. El Gobierno asegura que no se va a retirar pese a la polémica y que seguirá adelante sin cambios.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios