el gobierno andaluz cierra el organigrama

Cs cede Memoria Histórica y Familia, las dos políticas pactadas por PP y Vox en Andalucía

El Gobierno andaluz crea un comisionado para la concordia que llevará la memoria histórica, y las políticas de familia salen de Igualdad y se adscriben en su totalidad a Salud, que ostenta el PP

Foto: El presidente andaluz, Juanma Moreno (d), el vicepresidente, Juan Marín (i), el consejero de Educación, Javier Imbroda (2d), y el nuevo consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo Baena. (EFE)
El presidente andaluz, Juanma Moreno (d), el vicepresidente, Juan Marín (i), el consejero de Educación, Javier Imbroda (2d), y el nuevo consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo Baena. (EFE)

El Gobierno andaluz ha conseguido cerrar el organigrama con un decreto de estructura que, según defendió el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, ha supuesto "tiras y aflojas" entre PP y Cs pero cuyo resultado final ha sido "plenamente satisfactorio". El PP ha logrado situar bajo su control dos políticas clave para cumplir el pacto cerrado con Vox.

Habrá un comisionado para la Concordia, que asumirá las competencias de Memoria Histórica dentro de la Consejería de Cultura, que ostenta el PP. Este partido recogió en su pacto de investidura con Vox la supresión de la Ley de Memoria Histórica andaluza y su sustitución por una Ley de Concordia. Cs se opuso frontalmente a esa medida y el vicepresidente, Juan Marín, llegó a asegurar que si se impulsaba derogar esa ley no sería desde dentro del Gobierno andaluz sino desde el grupo popular. Fue el primer gran encontronazo entre Cs y Vox horas después de cerrarse el acuerdo de investidura.

El ruido sobre las tensiones entre los socios del Gobierno andaluz por el reparto de competencias ha sido fuerte en los últimos días, aunque desde Presidencia niegan conflictos y hablan de un trabajo "técnico y jurídico laborioso" pero no de una pugna de poder. De hecho, aseguran que el ambiente es "magnífico" y sostienen que el clima entre los socios es "muy bueno".

El partido naranja también pierde las competencias de Familia, otra área que el PP pactó con Vox. Garantizaron una Consejería exclusiva de Familia que finalmente se sumará a Salud. Las políticas de conciliación iban en la Consejería de Igualdad, también dirigida por Cs, pero perderá esa materia. Todo lo relacionado con Familia caerá bajo la responsabilidad de Jesús Aguirre, del PP, con un perfil conservador en asuntos importantes para Vox. Nada que ver con la consejera de Igualdad, de la que Vox pidió su reprobación por unas polémicas declaraciones sobre la Semana Santa.

Ya existió un conflicto en el Parlamento andaluz porque Vox presidirá la comisión de Cultura, donde está memoria histórica. PSOE y Adelante Andalucía ofrecieron cambiar esta presidencia, pero Vox se negó con el respaldo de PP y Cs. Las asociaciones memorialistas han puesto el grito en el cielo.

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, garantizó que la ley andaluza de Memoria histórica, aprobada en marzo de 2017 con la abstención de PP y Cs y sin votos en contra, no se va a suprimir. Sí abrió la puerta a trabajar en "una ley en la que todo el mundo se pueda sentir cómodo y representado". "Estas son leyes que no se pueden aprobar solo por mayoría y que tienen que aprobarse por consenso", señaló Bendodo. Aún no se conoce quién será la persona responsable de este comisionado. "Asumimos la ley al cien por cien y creemos que se puede mejorar y alcanzar mayor grado de consenso con calma", añadió. "Todo el mundo tiene derecho a saber dÓnde están enterrados sus familiares, eso la ley lo garantiza y el PP lo asume".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios