Adelanto bajo presión

Susana Díaz admite ya que está en "la recta final" antes de ir a elecciones

Los socialistas se inclinan ahora por celebrar comicios en diciembre tras semanas de nervios en los que la oposición está en tensión, a la espera de conocer la fecha de las elecciones

Foto: La presidenta de la Junta, Susana Díaz. (EFE)
La presidenta de la Junta, Susana Díaz. (EFE)

Un pasito más. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, no desvela la fecha de las próximas elecciones andaluzas pero sí deja entrever sus intenciones. Después de dejar de hablar de "estabilidad política" en la comunidad y de admitir que da igual que las autonómicas sean tres meses antes o después —tocarían en marzo de 2019—, la presidenta proclamó que se ha llegado "prácticamente a la recta final de la legislatura".

"Dependerá de las circunstancias", señaló Díaz. En eso están los socialistas, en encontrar cuál es el mejor momento, pero con la decisión de que se abrirán las urnas antes de que acabe el año. Tras barajarse con firmeza la fecha del 25 de noviembre, ahora se apunta al 2 de diciembre. El PP ha forzado la comparecencia de Susana Díaz en la comisión del Senado sobre financiación ilegal de los partidos políticos el 8 de noviembre. Ese día arrancaría la campaña si se celebran en ese mes. Además, si son en diciembre, la presidenta gana una semana más y podrá sacar adelante algunos proyectos más en el próximo consejo de gobierno. Eso alegan desde su equipo.

La dirigente socialista tiene poco margen en el calendario. Todo aprieta. La rápida erosión del Gobierno de Pedro Sánchez preocupa, y mucho. Susana Díaz ya ha dicho públicamente que prefiere ir a elecciones en solitario, con "acento andaluz", y no a la vez que unas generales, coincidencia que sugieren como un buen escenario responsables socialistas próximos al presidente del Gobierno. La "volatilidad" en el escenario electoral y la sensación de que Sánchez puede convocar en cualquier momento si sigue esta deriva, aunque ha dicho públicamente todo lo contrario, pesan al tomar la decisión de abrir las urnas en Andalucía.

En el entorno de la presidenta andaluza no ocultan la preocupación por la erosión del Ejecutivo de Sánchez, con dos ministros caídos en 100 días y la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en la picota. No obstante, hay una defensa unánime de la ministra asediada por las filtraciones del comisario Villarejo, defendiendo que no puede caer por unas "conversaciones privadas". Otro asunto es la percepción que trasladan del Ejecutivo de Sánchez, donde, avisan, los grandes temas de calado, como la reforma de la Constitución para eliminar los aforamientos, "duran en la agenda unos pocos días y luego se olvidan". Algunos socialistas en el puente de mando del PSOE andaluz admiten en privado: "¿Adónde vamos? No lo sabemos. Esa es la verdad".

Desde las filas del PSOE andaluz muestran preocupación por la debilidad de un Gobierno en minoría conformado por perfiles con poca experiencia política y "donde la mayoría ni son del PSOE, ni tienen cultura del partido ni han estado nunca en la gestión pública".

En los pasillos del Parlamento los representantes políticos admiten que todo está finiquitado y a la espera de que Susana Díaz pulse el botón rojo

También asumen en Andalucía que con Cataluña "todo va a ir a peor". Hay cierto malestar por las concesiones a los catalanes en materia de financiación autonómica, con un acuerdo bilateral que supone inyectar 1.459 millones de euros en cuatro años. El Gobierno andaluz no ha cargado públicamente contra este acuerdo, suscrito por la hoy ministra y exconsejera andaluza de Hacienda, María Jesús Montero, pero sí se muestra molesto en privado. Otras comunidades como Madrid o Murcia sí han cargado contra ese pacto con la Generalitat.

Este jueves se celebrará el que será posiblemente el último pleno de la legislatura. En los pasillos del Parlamento andaluz todos los representantes políticos admiten que todo está finiquitado y a la espera de que Díaz pulse el botón rojo. Susana Díaz aguanta bien la presión, tardó meses estando en el foco en confirmar que se presentaría a las primarias del PSOE, y tiene capacidad para "enfriar" estos momentos de cálculos electorales y decisiones difíciles. Son malos tiempos para leer la política en el medio y largo plazo, admiten sus asesores, que no obstante presuponen que una de sus mayores cualidades políticas es no equivocarse con los tiempos electorales.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios