informe policial

"La trama criminal" del 'capo' andaluz de los cursos: desvió el 50% de nóminas de docentes

El exconsejero daba instrucciones a su cuñada, ex alto cargo, recibía información privilegiada y hacía tratos con el directivo de la Faffe imputado en las tarjetas 'black', según la policía

Foto: El exconsejero andaluz de Hacienda Ángel Ojeda. (EFE)
El exconsejero andaluz de Hacienda Ángel Ojeda. (EFE)

El exconsejero andaluz Ángel Ojeda está en “la cúspide de la organización que dirige y controla (...) todo un entramado empresarial ideado por él con la única finalidad de obtener el mayor número posible de subvenciones de la Junta” y para “enriquecerse por métodos irregulares e ilícitos”. Es la primera y rotunda conclusión del informe que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha entregado en el juzgado de María Núñez Bolaños, que investiga el entramado de los cursos de formación en Andalucía.

Ojeda, exconsejero de Hacienda en Andalucía entre 1987 y 1990, captó 52,6 millones de euros de fondos públicos gestionados por la Junta y destinados a formación para los parados andaluces. Sobre sus empresas recayeron los cursos a los extrabajadores de Delphi, en Cádiz. Aunque muchas de las piezas de formación están siendo cerradas por la actual titular del juzgado número 6 de Sevilla, la sustituta de Mercedes Alaya, hay dos focos que siguen muy vivos. Uno es este, el entramado empresarial de Ojeda. El otro, todo lo que ocurría en la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), donde un funcionario, testigo protegido, relató que se hacía "el negocio del siglo" con los cursos. Ahora se investiga el pago de servicios de un puticlub con una tarjeta de un directivo de esa fundación. Ese directivo, Fernando Villén, también aparece bien retratado en los correos electrónicos de Ojeda intervenidos por la policía.

Los correos de Ojeda desvelan sus tratos directos para captar cursos con el exdirectivo de la Faffe, que pagó con una tarjeta pública en un puticlub

El informe policial, de 274 páginas, avanzado en parte por ‘ABC’, analiza toda la información extraída de los equipos informáticos intervenidos en los registros efectuados en las empresas de Ojeda, con especial importancia de la información obtenida de Grupo Prescal, su principal firma. Según toda esta documentación, a la que ha tenido acceso El Confidencial, Ojeda montó una empresa, Serpro, “con la que principalmente estaría desviando los fondos públicos asignados a los gastos de los docentes”. El exconsejero utilizó, según la Policía Nacional, a personas de su confianza y familiares para intentar desvincular a su persona de las empresas con las que captaba los fondos públicos. “Nos encontramos ante una organización criminal perfectamente estructurada”, concluye el informe de la UDEF, registrado en el juzgado el pasado 5 de junio.

Así lo describió el propio Ángel Ojeda, que se identificaba como AOE, en un correo electrónico: “El despegue comienza cuando habiendo visto que la forma de conseguir más cursos de la Junta era a través de asociaciones, creé varias de ellas” o “era una estrategia para poder acceder a un mayor número de cursos desde las distintas entidades y evitar así el riesgo de que se cruzaran los NIF”.

Contrafacturación de servicios ficticios

El informe policial “constata nuevamente” y “de manera abrumantemente (sic) manifiesta” que Serpro SL era “una pieza más del Grupo Prescal” ideada por Ojeda y sus colaboradores, “con el asesoramiento legal de Fernando Yélamos”, para “la contrafacturación a docentes de los cursos impartidos por servicios ficticios, logrando con ello el desvío de más del 50% de los fondos públicos que deberían haber ido destinados a docencia”, indica la policía. El 40% de la cuantía destinada a subvenciones públicas debía ir destinado a docencia, recuerdan, según la normativa entonces vigente.

Ojeda montó un sistema que obligaba a los profesores a devolver a sus empresas parte de lo que él facturaba a la Junta como nóminas

Los profesores debían devolver parte del dinero que cobraban y que Ojeda facturaba como gastos en nóminas de docencia a la Junta de Andalucía a la hora de captar las subvenciones. En un expediente concreto analizado el año 2010, la policía nacional concluye que la organización de Ojeda obtuvo “ilícitamente el retorno del 54,41% (71.194,40 euros) del total del gasto en docencia”. Para ello, sobrefacturaban y obligaban después a los profesores a hacer las devoluciones.

Colocando sobrinos, amigos, familiares

“Es llamativo y muy destacable un correo sobre las irregularidades en la realización de los cursos, las falsedades en los mismos y en los documentos justificativos, asistencia, realización total o parcial, y la concesión de títulos de los mismos”, señala el informe. Pone de manifiesto también “un posible tráfico de influencias” con algunos empleados o cargos de la Junta de Andalucía, algunos de ellos con capacidad de decisión dentro del Servicio Andaluz de Empleo y otros organismos públicos.

¿Cómo se ganaba Ojeda el favor de esos cargos o trabajadores de Empleo? La forma más común era contratar a familiares o amigos, cuyo currículo habían enviado estos trabajadores, y que después ‘pagaban’ con información puntual sobre los concursos públicos. También hay correos de agradecimiento por regalos. La propia ex directora general de Formación Profesional para el Empleo de la Junta de Andalucía Teresa Florido, cuñada de Ojeda, le pide que contrate a su hermana y al sobrino de quien era delegada de Empleo en Sevilla, Aurora Cosano. Otro de los socialistas que envían su currículo es Raúl Perales, que fue director del Instituto Andaluz de la Juventud.

"Lo miraremos con cariño", "Nos vendría muy bien"... Cargos y trabajadores de Empleo mandaban CV a Ojeda para colocar a familiares y amigos

En esa carpeta de AOA, Ángel Ojeda Avilés, con personas que piden colocar a alguien, figuran quienes fueron jefe de servicio de Formación Profesional Ocupacional, jefe de la delegación del Servicio Andaluz de Empleo en Córdoba, secretaria general del Instituto Andaluz de Administración Pública o un inspector de la Junta. "Lo tomamos con mucho cariño", "Es inspector de la Junta y nos vendría muy bien" son algunas de las notas de Ojeda y sus directivos a esas peticiones.

Otro de los puntos más llamativos del informe entregado por la policía, que fuentes judiciales creen que “marcará un antes y un después en el caso de Ojeda”, son los tejemanejes que utiliza el exconsejero de Hacienda para tratar de influir en su cuñada, entonces alto cargo de Empleo. Hasta el punto de que trata de manipular a Teresa Florido para que modifique los criterios de baremación en beneficio propio.

"Querida Tere"... El exconsejero andaluz dio instrucciones directas a su cuñada, ex alto cargo de la Junta, e incluso le sugirió cómo baremar

En los intercambios de correos electrónicos se lee con claridad cómo Florido da instrucciones a su cuñado para que no utilice su correo oficial de la Junta de Andalucía sino otro privado. Ojeda intercambia información con sus colaboradores que le señalan los criterios de baremación que más beneficiarían a sus empresas, y este responde: “Está muy bien. Ahora debemos darle forma para que tenga apariencia de objetividad total y sea análogo a los anteriores y a los de otras CCAA utilizando una terminología similar”.

Ojeda critica a su cuñada por el reparto de fondos de formación por parte de las delegaciones provinciales, que considera le ha perjudicado, y le advierte de que es ella la responsable del “desaguisado”. “Prescal, Qualitaire y la Agrupación de Empresas Aeronáuticas que el año pasado 2010 recibieron 3,5 millones de euros para desarrollar cursos en Sevilla (y que lo han ejecutado a la perfección...) van a recibir este año tan solo 400.000 euros. El 11% del año pasado!!!!! Cómo ha podido ocurrir esto!!!”, escribe a su cuñada, entonces alto cargo de la Consejería de Empleo.

Contra la patronal andaluza

Hay otro correo donde el empresario critica con mucha dureza el reparto de fondos con la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA). Ojeda comenta a Florido —"querida Tere”— que la delegada de Sevilla ha defendido el reparto de fondos a las empresas de formación y que si hubieran querido beneficiar a alguna entidad “amiga”, sería prevaricación. A raíz de ahí, desgrana en dos folios de mensaje “el emporio de los Muela” y “de la familia de Juan Salas”, ambos entonces dirigentes de la patronal andaluza, con los fondos de formación. “La CEA se lleva ella solita un tercio del total y directamente, sin tener que competir con las empresas del sector. Después de recibirla, se la reparten entre los Muela y los Salas”, se queja a su cuñada, aportando datos de numerosas subvenciones.

Respecto a Delphi, el informe policial detalla una “confidencial reunión” con quien fue viceconsejero de Empleo, hoy imputado en los ERE, Justo Mañas, y con quien fue director general de la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) Fernando Villén, que está siendo investigado en otra pieza por el supuesto pago de servicios de un prostíbulo en Sevilla con una tarjeta bancaria de este organismo público. Con ambos, según la documentación, resuelve colocar en otras de sus empresas a algunos de los trabajadores que debieron impartir cursos en Delphi. También con Villén, el exdirectivo de la Faffe, acuerda que una de sus empresas, la Fundación Forpe, “realice los cursos de formación de Aeronáutica y del Proteja”.

"Solo para tus ojos. Destruir después"

"Solo para tus ojos!!!! Destruir después", firmado por AOA, Ángel Ojeda Avilés. Es el asunto de un correo que envía a uno de los responsables de sus empresas y donde da cuenta de una carta recibida, cuidándose mucho de no desvelar quién le da la información, que podría ser, según la policía, un miembro de alguna mesa de contratación.

Este informante misterioso alerta a Ojeda de que su empresa compite por una adjudicación con otras tres empresas y que Prescal podría perder el concurso. De hecho, desvela qué ofrece la otra empresa, Ambulancias Barbate, para explicar por qué tienen ventaja e insta a modificar la oferta de su firma, Prescal. "Ojo, cuidado con ofrecer lo mismo porque sería muy sospechoso", deja escrito Ojeda. "Goza de una información privilegiada, de primera mano", subraya la policía.

El informe de la Policía Nacional analizando el material informático de las empresas del empresario Ángel Ojeda deja entrever también lo que pasaba dentro de la extinta fundación de Empleo Faffe, un organismo público creado en 2003 y hasta 2011, que tuvo más de 200 millones de euros de presupuesto.

Es una trabajadora de este organismo público quien da información importante a Ojeda y su entramado empresarial. A cambio, el empresario contrata todos los seguros de sus empresas y los cursos, porque ella, ante la precariedad de su contrato en la Faffe, explica, se dedica por la tarde a cerrar contratos para Mapfre. En una de las ocasiones en las que les resuelve un problema, hay un 'mail' que dice: "Ves, hay que portarse bien con ella".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios