presidente del parlamento andaluz

Durán no "consideró relevante" que su sobrino trabaje en una empresa contratada

El presidente del Parlamento andaluz se convierte en protagonista el día del debate de Presupuestos por adjudicar a dedo 14.000 euros de un contrato de publicidad

Foto: El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán. (EFE)
El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán. (EFE)

El presidente del Parlamento andaluz, el socialista Juan Pablo Durán, le ha aguado la 'fiesta' a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y se notan muchos nervios en las filas del Gobierno andaluz. El día que se aprueban los Presupuestos para 2018 con Ciudadanos, apuntalando lo que queda de legislatura, la polémica se ha adueñado de la Cámara. Durán adjudicó a dedo a una empresa de Madrid donde trabaja uno de sus sobrinos un contrato de 14.000 euros para hacer una campaña en redes. La oposición ha levantado la voz y hasta han pedido su dimisión. El dirigente socialista se explica: "Nadie cayó en que eso fuese tan relevante".

Durán compareció en un patio de la Cámara andaluza y dio explicaciones. Aseguró que el contrato no salió a concurso público porque el tiempo se les echó encima y no pensaron con antelación en hacer una campaña por el 4 de diciembre. Según su versión, estaban con el 35 aniversario del Parlamento andaluz y esta otra efeméride se les pasó.

Por eso, contó Durán, decidieron en el último minuto disponer de una partida del gabinete de la Presidencia del Parlamento para poder adjudicar el contrato de una campaña en redes directamente. Podría haber contratado hasta 18.000 euros sin pasar por concurso, de forma directa. Lo dejó en 14.000 y se dirigió a la empresa en cuestión para pedirle a toda prisa la campaña. Lo contó casi como si fuera un marrón para la firma de publicidad.

El Parlamento de Andalucía y su jefa de comunicación, Mercedes Pastor, había tenido contacto con una empresa de Madrid, que según defienden es "la mejor" haciendo campaña en redes. La conocieron porque se encargó de llevar la difusión de la serie de Alberto Rodríguez, 'La peste'. Esa fue su explicación de la contratación a la empresa madrileña Cañonazo Transmedia para conmemorar el 4 de diciembre. La campaña del "No ni ná" está destinada a los jóvenes, según quienes la contrataron, y ha sido "un éxito", es "viral". Con marcado acento andaluz e imitando una jerga juvenil, defiende que los andaluces no sólo disfrutan de cada momento y echan unas risas porque también trabajan duro, apelando al #orgulloandaluz.

La oposición no dudó en exigir explicaciones. El PP planteó la dimisión del presidente del Parlamento y desde Podemos, Teresa Rodríguez consideró esta campaña "la metáfora perfecta del 4-D": "progreso es para los que tienen el carné del PSOE en la cartera". IU también pidió todos los detalles del mecanismo de contratación y Ciudadanos, menos beligerante, sí incidió en que se den todas las explicaciones.

Por eso el presidente del Parlamento decidió contestar, según él mismo explicó. Puso la campaña por las nubes, ensalzó el fuerte impacto de la misma, aseguró que miles de jóvenes que hasta ahora no sabian del Parlamento por primera vez han 'pinchado' una campaña de esta Cámara. Dijo que todo era tan exitoso y acertado que sacarán a concurso, esta vez sí, una campaña mucho más importante para buscar difusión en redes y mejorar la imagen del Parlamento ante el próximo 28 de febrero, Día de Andalucía.

Su sobrino, Alejandro Fernández Durán, era becario de la empresa y se le contrató el pasado 25 de junio. El presidente del Parlamento, pese a su larga trayectoria en puestos institucionales, se mostró muy sorprendido porque este hecho tuviera el más mínimo interés. "Tuvimos un tiempo muy pequeño y había que decidir sobre algo que fuese lo más práctico posible", señaló para explicarse. "Ojalá hubiéramos caído antes", agregó para justificar que no se invitara a concursar a ninguna otra empresa. "Nadie cayó en que eso fuese tan relevante", dijo sobre el hecho de que su sobrino trabaje en la empresa contratada. "No le dimos importancia porque no lo vimos relevante", agregó. Su sobrino, explicó, es un simple trabajador sin responsabilidades en la empresa, mantuvo, mostrándose totalmente sorprendido porque haya revuelo e indignación.

"Todo se ha hecho en la más estricta legalidad y cumpliendo escrupulosamente las normas de contratación del Parlamento", señaló Durán. Podemos apuntó que el pasado 27 de septiembre, la Mesa del Parlamento cambió las normas para contratos menores para ahorrar contratos y burocracia, según alegaron entonces, en el caso de compras de poca cuantía. Se puso la salvedad de que sería el letrado mayor de la Cámara quien decidiría si hacían falta más trámites en algunos casos. Esa salvaguarda desapareció en otra modificación de las normas aprobada en la mesa el 17 de octubre y que los grupos de la oposición aseguran desconocer.

El sobrino del presidente del Parlamento, Alejandro Fernández, también utilizó las redes para pedir que se echen a periodistas que se habían hecho eco de esta información. Después borró esos mensajes. "Como periodista te digo que eres una vergüenza para las nuevas generaciones que llegamos al medio. Saltarse el código deontológico periodístico es muy grave y debería ser motivo de despido", dedicó al periodista de 'ABC' Rafael Ruiz.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios