ante la jueza

El psiquiatra de la aristocracia se sienta en el banquillo en plena ola Weinstein

Las pacientes cuyas denuncias fueron archivadas suman fuerzas para apoyar a la mujer que se enfrentará con él por una agresión moral y exigen al Colegio de Médicos que lo inhabilite

Foto: Javier Criado, en una imagen de su blog.
Javier Criado, en una imagen de su blog.

Hollywood no dudó en defenestrar y convertir en un villano a uno de sus productores más queridos. El caso Weinstein ha prendido un debate a tumba abierta sobre el acoso sexual y los abusos que siguen soportando las mujeres por hombres que se creen superiores. Los relatos de sus víctimas remueven conciencias y recorren como un escalofrío una sociedad donde el machismo sigue vigente. El productor suma ya 50 denuncias, y mientras que hay mujeres que no paran de alzar la voz, ellos, los amigos, no saben cómo justificar lo que sabían y callaron durante años. ¿Fueron cómplices?

En plena ola Weinstein, el psiquiatra sevillano Francisco Javier Criado se sentará en el banquillo el próximo martes 31 de octubre imputado por un delito de vejaciones y contra la integridad moral. La denuncia responde a un supuesto caso de acoso a una de sus pacientes en 2015. Era el menos grave de todos. Para la mayoría de las mujeres que se presentan como víctimas del afamado doctor, por cuyo diván ha pasado lo más granado de la alta sociedad sevillana, esta cita con la Justicia no es ningún triunfo. Muchas siguen tratando de asimilar el mazazo que supuso que la jueza archivara sus denuncias por acoso sexual tras constatarse que los delitos habían prescrito.

Había casos que se remontaban a 1985. Entre las ocho denuncias, había tres de abuso sexual continuado, dos de abuso sexual, un delito continuado contra la integridad moral, omisión del deber de socorro, delito continuado de intrusismo profesional e inducción al suicidio. Sin embargo, para la jueza Ana Escribano, todos excepto uno están prescritos. “Los plazos (...) rebasan los periodos de 3, 5 y 10 años de prescripción prevista para los delitos objeto de denuncia”, recogió la instructora en su auto. La Fiscalía solicitó a la jueza el archivo de la causa por la prescripción de los presuntos delitos, pese a que señaló “serios indicios de culpabilidad” del psiquiatra.

La jueza archivó siete de las ocho denuncias presentadas en 2015 por haber prescrito los delitos denunciados, que se remontaban a 1985

Algunas de estas mujeres, que vieron cómo la Audiencia de Sevilla archivaba sus causas el pasado enero, acudirán el martes a los juzgados sevillanos a apoyar a la mujer cuya denuncia ha seguido adelante, según han confirmado a este periódico. Fueron ocho mujeres las que denunciaron en diciembre de 2015. Cinco meses antes, acudieron al Colegio de Médicos de Sevilla para poner en su conocimiento los supuestos abusos y la mala praxis del doctor. No era la primera vez que Criado era denunciado. En 2005 fue detenido, y su caso archivado en 2007 por falta de pruebas y después de que una de las mujeres no acudiera a declarar en su contra.

Escándalo social

En esta ocasión, el escándalo fue mayor. La repercusión social creció cuando nombres como el de Matilde Solis, exesposa del duque de Alba, se sumaron a la lista y no dudaron en ofrecer durísimos testimonios en las redes sociales. Solís incluso contó cómo Criado la abocó al suicidio, según expuso públicamente.

Los relatos de estas mujeres son escalofriantes. Cuentan cómo “abusó de su condición de médico” para someter a sus pacientes, la mayoría débiles y con profundas depresiones, a una terapia que consistía en “hablar de sí mismo, de su sexo y sus prácticas sexuales, llegando a realizar tocamientos impúdicos a las pacientes, e incluso manteniendo relaciones sexuales con algunas de ellas, no solo durante las consultas, sino en su propia casa, alternando con ellas, acompañándolas a bares, a pesar de los problemas con el alcohol que padecían algunas de ellas y a pesar de las medicinas que él mismo les recetaba”.

El testimonio de una treintena de mujeres, que en la mayoría de los casos ni se conocían, coincide en relatar cómo abusaba de su superioridad

Con todas mantuvo “una actitud obscena” y utilizaba “un lenguaje soez y grosero”. “Era tal la manipulación, control y dominio que ejercía sobre ellas y la dependencia que estas mujeres sentían hacia él que, incluso, se permitía aprobar o desaprobar las relaciones que pudieran mantener con otros hombres, necesitando, algunas de ellas, su aprobación para contraer matrimonio”.

De puertas adentro

Todas coinciden en narrar un gesto: cómo el médico cerraba con pestillo la puerta de su consulta. Las medicaba para anular su voluntad, según señalan las mujeres. Algunas siguen sin soportar permanecer en una estancia con la puerta cerrada. Lo que ocurría dentro, según el relato de algunas de sus pacientes, dista mucho de ser un tratamiento médico al uso.

Las denuncias fueron saliendo a la luz y eso movió a otras mujeres a sumar sus casos. Ante el Colegio de Médicos de Sevilla llegaron hasta 25 testimonios que el órgano llevó a la Fiscalía. Abrió un expediente que se paralizó en cuanto el caso entró en la vía judicial. El Colegio de Médicos asegura que cumplió así con sus estatutos y su propio código deontológico. “Los servicios jurídicos confirman que no se volverá a abrir el expediente hasta que no haya un fallo judicial o un archivo”, aseguran ahora desde la entidad.

El Colegio de Médicos asegura que el expediente contra Criado está paralizado por estar su caso en vía judicial. El psiquiatra volvió a abrir su consulta

Criado siempre ha defendido su inocencia. En varios comunicados, aseguró que todo era un montaje y se presentó como una víctima. Su abogado, Francisco Baena Bocanegra, uno de los mejores penalistas de la ciudad, ha declinado hacer declaraciones antes del juicio. Tampoco el afamado psiquiatra ha querido responder a este periódico. Su consulta estuvo cerrada varios meses y ahora ha vuelto a abrir aunque, tras el escándalo, apenas hay pacientes.

Bien arropado en Sevilla

El acusado siempre tuvo el respaldo de una parte de la sociedad sevillana. Es un hombre respetado por jueces, abogados, periodistas y otros colegas de profesión. Sus pacientes eran hijas o esposas de nombres muy relevantes. Es duro oír de algunas víctimas cómo sus padres tardaron años en creerlas o cómo no pudieron contar lo ocurrido a sus parejas hasta que se decidieron a denunciar pasados muchos años. Dicen que las hacía sentir culpables, las anulaba. Narran que han estado muy solas y obligadas a guardar silencio mientras que él sigue amparado por “gente muy importante” de la ciudad y sin esconderse, en los mejores lugares.

Criado fue hermano mayor de Pasión, una de las hermandades más reputadas de la ciudad y entroncada directamente con la Casa Real. El escándalo forzó su dimisión, no sin resistencias de la cúpula de la hermandad. “Presento mi dimisión ante la campaña de difamación y acoso a la que vengo siendo sometido”, alegó el doctor. Criado tuvo un programa en Canal Sur y fue articulista en 'ABC'. El médico anunció demandas contra las denunciantes que reclamaban en total 900.000 euros para proteger su derecho al honor.

Criado dimitió como hermano mayor de Pasión, entroncada con la Casa Real, presentándose como víctima de una campaña de difamación

La Asociación Veritas reunió y apoyó a las pacientes que denunciaron a Criado. Los abogados Inmaculada Torres y Manuel Seco, que fue puesto en cuestión por tener relación familiar con una de las víctimas, reclamaron una reforma de la ley para que este tipo de delitos no prescriban. En Estados Unidos no lo hacen. De ahí el caso Weinstein.

"El dolor no prescribe"

“El archivo por la prescripción de delitos fue un palo muy duro para estas mujeres”, señala Seco. “Su dolor no ha prescrito”, asegura. Aunque se consiguiera llegar a las más altas instancias y reformar la ley para evitar la prescripción, los casos de estas mujeres no podrán volver a ser juzgados. Podría servir para otras, no para ellas.

Si la instrucción procesa a Criado por este delito contra la integridad moral, posiblemente la máxima pena a la que tenga que enfrentarse sea la inhabilitación. Los abogados confían en que el Colegio de Médicos responda, porque consideran que “ha habido una mala praxis evidente”. Sus denunciantes “no se rinden” y “llegarán hasta el final”, avanza Seco. No desvelan nada más, pero advierten de que puede haber “novedades” y no descartan que se dé un vuelco al caso con más denuncias.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios