crisis catalana

Ada Colau amadrina a los intelectuales andaluces a favor de un referéndum

Mil andaluces de reconocido prestigio en distintos ámbitos se unen en una plataforma que pide una salida “no represiva” para Cataluña, contra el 155 y a favor del derecho a decidir

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (Reuters)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (Reuters)

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se sumó esta mañana a la iniciativa ‘Andalucía por el diálogo’, nacida en pleno conflicto catalán, para felicitar y apoyar su manifiesto. Así lo han señalado en un comunicado. La alcaldesa felicitó la iniciativa en las redes sociales con la palabra “esperanza” y tras celebrar que estos nombres destacados pidan “fraternidad, mediación y diálogo para solucionar esta crisis democrática”.

En 24 horas, hay mil firmantes que apoyan este manifiesto que reclama desde Andalucía “una solución al conflicto catalán desde el diálogo, con un referéndum pactado y rechazando la aplicación del 155”.

Entre los firmantes de esta iniciativa están los escritores José Manuel Caballero Bonald o Luis García Montero, ambos designados por la Junta de Andalucía ‘Hijos Predilectos’ de la comunidad autónoma. También figura la escritora Ángeles Mora, el profesor de la Universidad de Córdoba Antonio Manuel Rodríguez y el histórico comunista Felipe Alcaraz.

Del ámbito jurídico y académico figuran el exjuez Baltasar Garzón o el catedrático Javier Pérez Royo, un jurista que durante años estuvo muy vinculado al PSOE andaluz pero que estuvo a punto de encabeza la lista de Podemos en Sevilla en las últimas generales. El exdefensor del Pueblo andaluz, José Chamizo, la abogada Amparo Díaz, el historiador Carlos Arenas y el exletrado del Constitucional Joaquín Urías.

Actores y directores de cine

Los actores Juan Diego y Antonio de la Torre, el director de teatro Salvador Távora, los directores de cine Alberto Rodríguez, Santiago Amodeo y Benito Zambrano forman parte del mundo del cine y de la televisión a favor de este manifiesto.

Como firmantes de honor figuran las hermanas de Manuel García Caparros, asesinado en Málaga en la manifestación del 4 de diciembre de 1977 en un asesinato cuya investigación acaba de dejar de ser secreta gracias a una iniciativa de Izquierda Unida en el Congreso que ha permitido, por primera vez en cuatro décadas, acceder a las actas oficiales sobre lo ocurrido.

La iniciativa, https://www.andaluciaporeldialogo.com, recuerda la conquista de Andalucía en 1981, cuando tras años de lucha en las calles y por un referéndum, consiguió acceder a la autonomía por la vía del 151, es decir como el resto de las llamadas nacionalidades históricas, Cataluña, País Vasco y Galicia.

Andalucía logró la vía del 151 de la Constitución después de tres años de protestas en las calles

“Desde Andalucía queremos hacer un llamamiento al diálogo y a la resolución democrática del conflicto y entendemos que deben dar un paso atrás las voces que pretenden conducir una crisis constituyente hacia una salida represiva y recentralizadora”, señala el manifiesto.

El documento rechaza también la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado “en una batalla que es y siempre debió ser política y democrática”, sostiene la plataforma aludiendo a las imágenes del 1-O.

40 años después

Los firmantes exigen que Andalucía dé un paso al frente en este debate territorial y haga “un balance riguroso de 40 años” para construir “una nueva Andalucía en la que nuestros hijos e hijas no tengan que marcharse para ganarse el pan”.

Apuestan “por la resolución de la crisis catalana por la vía del diálogo y, si fuera necesario, por la vía de la mediación, para acordar un referéndum con todas las garantías democráticas”. Piden “la apertura de un proceso constituyente” y reclaman más autogobierno para Andalucía.

Iglesias evoca el proceso autonómico andaluz como ejemplo para dar una salida hoy a Cataluña

Aunque la plataforma se desvincula de los partidos políticos, sus argumentos y propuestas inspiran a Podemos e Izquierda Unida en Andalucía. La pasada semana Pablo Iglesias volvió a apelar al proceso autonómico andaluz como ejemplo útil para dar una solución a Cataluña. El manifiesto de Andalucía por el Diálogo también recoge estas tesis, dejando claro que las protestas de los andaluces en las calles entre 1977 y 1980 “obligaron al Estado a arbitrar un mecanismo para que Andalucía pudiera decidir el estatus de su autogobierno”. Fueron muchos los que se mostraron indignados por la comparación, entre ellos la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que acusó a Iglesias de “rescribir” la historia, marcando las diferencias entre aquel proceso por la autonomía, que no por la independencia, en Andalucía y la actual crisis catalana.

El manifiesto de los intelectuales andaluces aboga también por un papel del Gobierno andaluz más activo. Lo hace con las mismas palabras que utilizó la secretaria general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, en el coloquio con Iglesias hace una semana organizado por la SER en Sevilla. “Creemos que es un error pensar que lo que tenemos delante es un choque de trenes que observamos desde un andén y que las consecuencias de una mala resolución de esta crisis no caerá sobre nosotros como una pesada losa”. Fue ella quien se inspiró en un artículo de uno de los firmantes.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
38 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios