28-F, día de andalucía

Ni Chaves ni Griñán: el PSOE-A reivindica su autonomía con un agujero de 20 años

Susana Díaz se rodea de Escuredo y Borbolla en un acto de emociones y ausencias que congrega a todo el poder orgánico e institucional e ignora la consulta de Pedro Sánchez

Foto: Susana Díaz, en un acto previo al Día de Andalucía. (EFE)
Susana Díaz, en un acto previo al Día de Andalucía. (EFE)

El PSOE andaluz con Susana Díaz al frente ha celebrado un emotivo mitin este sábado, víspera del 28-F, Día de Andalucía, marcado por las ausencias de los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, ambos imputados en el caso ERE. Al escenario del Casino de la Exposición de Sevilla, lugar emblemático donde se centralizó el recuento de votos del referéndum del 28 de febrero de 1980 que pidió una autonomía de primera, han subido los expresidentes Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla. También la diputada socialista y el alcalde más joven del partido, María Márquez y Rodrigo Rodríguez, han antecedido a Susana Díaz, arropada todos los dirigentes del PSOE andaluz y los miembros de su Gobierno. Nadie ha mencionado la consulta a la militancia de Pedro Sánchez aunque coincidía en el mismo día. Entre los invitados estaban los presidentes de las diputaciones andaluzas que han canalizado el enfado del partido en Andalucía y mostrado en público su rechazo al pacto con Ciudadanos.

[Lea aquí: 'Se abre el juicio oral contra Chaves y Griñán']

Es difícil reivindicar 36 años de autonomía obviando dos décadas de gobiernos socialistas. Susana Díaz ha mencionado una sola vez y de pasada los nombres de Chaves y Griñán. Cubierto el expediente, aquella foto de su toma de posesión rodeada de sus cuatro antecesores, que evidenciaba su papel de mujer pionera, pasó a la historia. Desde que fueron imputados por el caso ERE, llamados a declarar al Supremo y apartados de sus escaños, los dos últimos expresidentes de la Junta no han vuelto a asistir a un acto con la dirigente socialista. Ella se preocupa mucho de que esa especie de cordón sanitario frente al pasado reciente del PSOE andaluz esté siempre activo. Tampoco ellos han buscado nunca la foto y han preferido apartarse radicalmente del foco público. El agujero se evidencia en actos como el de este sábado. Chaves fue presidente de la Junta 19 años y Griñán, cuatro. La presencia de Escuredo y Borbolla resaltaba aún más las ausencias. El caso ERE, que sigue instruyéndose cinco años después con más de 200 imputados, es una losa difícil de sobrellevar. Fueron muchos los dirigentes del partido y del Gobierno que comentaron con pesar que a Chaves y Griñán “se les esconda” en días como éste.

Susana Díaz (c), en su primera toma de posesión como jefa de la Junta, con los expresidentes andaluces José Rodríguez de la Borbolla (i), Manuel Chaves (2i), José Antonio Griñán (2d) y Rafael Escuredo (d), el 7 de septiembre de 2013. (EFE)
Susana Díaz (c), en su primera toma de posesión como jefa de la Junta, con los expresidentes andaluces José Rodríguez de la Borbolla (i), Manuel Chaves (2i), José Antonio Griñán (2d) y Rafael Escuredo (d), el 7 de septiembre de 2013. (EFE)

En la consulta, "como una más"

Fue un homenaje a los ‘padres’ de la autonomía andaluza con varios momentos emocionantes y la actuación musical del cantante David de María. En el aire flotaba la pregunta de la consulta de Pedro Sánchez a los militantes, que algunos comparaban con sorna con la que pusieron a los andaluces en 1980 de forma rebuscada y ridícula. “¿Da usted su acuerdo a la ratificación de la iniciativa, prevista en el artículo 151 de la Constitución, a efectos de su tramitación por el procedimiento previsto en dicho artículo?”, decía la del referéndum andaluz. “Se podría comparar con la de Ferraz”, deslizaba un dirigente provincial. Nadie llamó a votar en las urnas del PSOE para ratificar el acuerdo con Ciudadanos. Desde Madrid y el equipo de Sánchez llamaban a algunos medios de comunicación para informar de que Alfonso Guerra votaría por el ‘sí’ en su agrupación justo a la misma hora que empezaba el mitin del PSOE. Mientras, el equipo de Susana Díaz dejaba claro que no habría foto ni convocatoria, salvo nueva orden, de la secretaria general del PSOE andaluz votando en la consulta porque quería hacerlo “como una militante más”. Al final, posiblemente ante la insistencia de los medios, el partido envió unas dos horas después del acto una imagen de la socialista votando en su agrupación de Triana sin más datos.

Susana Díaz reclamó que Pedro Sánchez sea presidente cuanto antes para dejar de estar "atrapados entre trileros y egoístas"

La presidenta de la Junta volvió a reivindicar que es necesario que Pedro Sánchez llegue a ser presidente de España como ya hizo por primera vez hace un par de semanas. “Los andaluces saben que España necesita cuanto antes un gobierno sensible con quien lo ha pasado mal, un Gobierno sólido y firme que diga que no a quienes quieren dejar la Constitución como papel mojado. Un gobierno sensible con un presidente como Pedro Sánchez”, proclamó al final de su intervención. “No podemos seguir atrapados entre trileros, entre los intereses de unos y otros, entre quienes tienen en su ADN el egoísmo y quienes han llegado a la política desde el rencor”, concluyó. Sus ataques políticos fueron contra el PP y Podemos. Dejó claro que no piensa permitir que “nos lleven a una España de dos velocidades”, “con españoles de primera y de segunda” y reivindicó con fuerza el desarrollo de Andalucía en las tres últimas décadas.

Defensa del Estado federal

Borbolla y Escuredo protagonizaron los discursos más emotivos y vehementes, con la libertad que da la etiqueta de ‘ex’ delante del cargo. “Nosotros nunca jugamos con las cartas marcadas como (Jordi) Pujol”, reivindicó Rodríguez de la Borbolla, que declaró su admiración a Adolfo Suárez, pese a considerar que fue algo “fullerete, por no llamarlo tahúr del Mississipi, como dijo Alfonso Guerra”. Ante una nueva reforma de la Constitución, el expresidente de la Junta avisó de que no hay que preocuparse de “las chorreras”, que importan menos, sino de la financiación y las competencias. Y reinventó el famoso café para todos que instauró Andalucía en el modelo territorial de España: “Huevos fritos con patatas y embutidos para todos, y que cada uno escoja. Quien quiera butifarra o chorizo de Jabugo”, ironizó, dejando claro que lo importante es la financiación en igualdad de todas las autonomías. Tanto él como Escuredo hablaron abiertamente de la necesidad de un modelo de Estado federal y el primer presidente de la Junta advirtió a Susana Díaz de que ahora le toca a ella liderar un nuevo proceso político, “sin trampas al Estado”, como siempre desde Andalucía”, reivindicó, pero “si es necesario poniendo al pueblo andaluz de nuevo en pie para defender la unidad y la igualdad”.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, vota en la consulta a la militancia sobre el acuerdo con Ciudadanos, en su agrupación socialista de Sevilla, acompañada por su número dos, Juan Cornejo, este 27 de febrero. (PSOE-A)
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, vota en la consulta a la militancia sobre el acuerdo con Ciudadanos, en su agrupación socialista de Sevilla, acompañada por su número dos, Juan Cornejo, este 27 de febrero. (PSOE-A)

“Hay quien ha llegado a la política con rencor y con odio a las instituciones y a los partidos”, denunció Díaz aludiendo veladamente a Podemos. “No hay bandera por grande que sea que tape la historia de lo que la derecha le ha hecho a Andalucía”, indicó en otro momento de su intervención. A pocos metros de este acto, el PP andaluz celebró un acto reivindicativo desplegando una gran bandera andaluza. El presidente del PP-A, Juanma Moreno Bonilla, reclamó “rebeldía” frente a un andalucismo “anestesiado” y ante “la desididia del socialismo andaluz”. Reclamó “exportar a España” el espíritu del 28 de febrero y dejó claro que no va a permitir que esa reivindicación sea “patrimonializada por siglas o ideología alguna”. “Con ese espíritu del 28-F, en Andalucía y en España, hay que desterrar el sectarismo y los cordones sanitarios”, advirtió, en clave política de formación de un futuro Gobierno. Como era sábado y el domingo de nuevo están ocupados con los actos institucionales del Día de Andalucía, fue curioso que tanto Susana Díaz como Juanma Moreno llevaran a sus hijos a los actos de partido y en ambos casos los mantuvieran alejados de las cámaras y resguardados con sus parejas en segunda fila. 

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios