Contrato de los astilleros

Kichi indigna a los ‘suyos’ por reunirse con Navantia y avalar el contrato de Arabia Saudí

Desde el equipo del alcalde aclaran que la cita ha sido con los representantes de los trabajadores. El alcalde apoya el encargo de cinco barcos pese a las críticas de Podemos

Foto: El alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi'. (EFE)
El alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi'. (EFE)

Greenpeace o Amnistía Internacional han denunciado que el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, se haya reunido con los comités de empresa de Navantia en Cádiz, San Fernando y Puerto Real para reclamar carga de trabajo para las factorías gaditanas obviando que esta empresa está a punto de cerrar la venta de cinco fragatas al Gobierno de Arabia Saudí. El alcalde de Podemos ha escrito un tuit en el que anunciaba esta reunión con el mensaje de “siempre con los trabajadores, siempre con el empleo”. Varias ONGs han replicado exigiéndole que esté también “siempre con los derechos humanos” o asegurando que “el derecho a la vida está antes que el derecho al trabajo”.

No sólo el alcalde gaditano ha apoyado la carga de trabajo para los astilleros vengan de donde vengan los contratos. También el regidor de Puerto Real, Antonio Romero, de la misma formación política ha respaldado esta carga de trabajo pese a la firma con Arabia Saudí. Después de que los sindicatos encendieran las alarmas avisando de que este encargo de cinco corbetas, el mayor de la historia de Navantia en Cádiz, debía ser ratificado por las casas reales de España y Arabia Saudí y advirtiendo de que las críticas de Podemos podían jugar en contra, ambos alcaldes antepusieron los contratos a cualquier otro asunto.

Fue Podemos el partido que pidió a los reyes de España que suspendieran la visita a Arabia Saudí prevista para este mes de febrero. En un comunicado, la formación de Pablo Iglesias cargó contra la presencia de la monarquía española en un país donde “las muejres sufren una discriminación sistemática y donde los defensores de los derechos humanos sufren una represión continua”. Ese mismo escrito exigía al Ministerio de Defensa que rindiera cuentas para aclarar la colaboración y la venta de armas a países “sobre los que pesan acusaciones de violar los derechos humanos”. Pablo Iglesias ha sido además muy exigente reclamando que se revisen las relaciones con Arabia Saudí por su apoyo al grupo terrorista Daesh

La indignación de las ONG

Amnistía Internacional ha sido una de las organizaciones que ha denunciado que Navantia está a punto de cerrar un contrato para la venta de cinco corbetas a Arabia Saudí “aún a riesgo de que se puedan utilizar para cometer violaciones graves del derecho internacional”. Los activistas denuncian el bloqueo naval al que el Gobierno saudí somete a Yemen desde marzo de 2015 y que consideran una “violación grave del derecho internacional humanitario”.

Astilleros de Navantia en Cádiz. (EFE)
Astilleros de Navantia en Cádiz. (EFE)

Amnistía Internacional, FundiPau, Greenpeace y Oxfam Intermón han enviado una carta abierta a la compañía pública española Navantia para exigir que se frene la venta de esas cinco fragatas. Estas organizaciones recuerdan que hay 6.000 muertes relacionadas con la intervención militar de Arabia Saudí en Yemen, más de 28.000 personas heridas, 2,5 millones de personas desplazadas y más de 21 millones que necesitan ayuda humanitaria. “

"Los ataques indiscriminados de la coalición saudí contra escuelas, hospitales y población civil también tienen un nombre: crímenes de guerra”, aseguran estas ONGs. Sus directivos tambien se han dirigido al Gobierno español para preguntar si se ha utilizado armamento español en estos ataques. Entre 2010 y el primer semestre de 2015 España vendió armas por valor de 1.200 millones de euros. “El Tratado sobre el Comercio de Armas y otras normas prohíben la venta de armas para cometer atrocidades”, aseguran.

Desde el equipo del alcalde aseguran que la reunión se ha mantenido no con la dirección de Navantia sino con los comités de empresa de las tres factorías gaditanas, Cádiz, Puerto Real y San Fernando, a petición de los trabajadores. Además subrayan que en el encuentro también han participado todos los alcaldes de la Bahía gaditana, diputados nacionales y parlamentarios andaluces. ‘Kichi’ emitió un comunicado hace sólo unos días en el recalcaba la apuesta del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cádiz “por cualquier tipo de iniciativa que aumente la carga de trabajo en los astilleros de la Bahía de Cádiz de forma inminente”.

“Que no quepa la menor duda sobre nuestro apoyo a los astilleros de la Bahía de Cádiz, y que nadie se atreva a cuestionarlo”, asegura Kichi

“Que no quepa la menor duda sobre nuestro apoyo a los astilleros de la Bahía de Cádiz, y que nadie se atreva a cuestionarlo”, sostenía. En ese sentido daba su “respaldo y apoyo” a las negociaciones que la SEPI y la dirección de Navantia “están desarrollando para que el contrato de las corbetas se firme de la manera más inmediata posible”. Al mismo tiempo, el regidor de Podemos abogaba redoblar los esfuerzos de la diplomacia española “para velar porque los países con los que establece relaciones económicas respeten los Derechos Humanos”.

El regidor gaditano consideraba que el encargo de las corbetas “no son suficientes para enfrentar la difícil situación que atraviesa el empleo en la Bahía de Cádiz”, incidiendo en que el Gobierno de España “debe garantizar que llegue, no sólo del sector militar, sino también del civil, carga de trabajo sostenible para los astilleros de la Bahía de Cádiz”. Podemos defendió en la Diputación de Cádiz una enmienda para reclamar que se redoblaran esfuerzos para vigilar el respeto a los derechos humanos que el PSOE votó en contra.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
42 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios