por supuesto desvío de fondos de formación

La Guardia Civil registra la sede de UGT-Andalucía en Sevilla

Varios agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil están practicando un registro en la sede de UGT en Andalucía en la capital sevillana

La juez Mercedes Alaya ha ordenado el registro de la sede de UGT Andalucía en la calle Antonio Salado de Sevilla. Alaya investiga las ayudas a la formación de un sindicato salpicado por el escándalo de las comilonas y fiestas a cargo de los fondos dedicados a este asunto y que han provocado la dimisión del secretario general de UGT-A, Francisco Fernández Sevilla, tras apenas medio año en el cargo.

Efectivos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han entrado en la sede de UGT con la orden judicial de Alaya. El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz remitió el pasado 4 de diciembre a la magistrada la denuncia del colectivo Manos Limpias contra el sindicato por financiarse supuestamente con fondos públicos destinados a la formación de los trabajadores.

El registro ha comenzado a las 11.15 horas, según ha informado a El Confidencial un trabajador del sindicato presente en la sede. En UGT Andalucía se encontraban en ese momento sólo dos miembros de la Ejecutiva: José Ginel, secretario de Comunicación, y José Carlos Mestre, secretario de Acción Institucional. Mestre es uno de los sindicalistas que salían en las fotos de la juerga de UGT Andalucía en la Feria de Sevilla sufragada con dinero público.

Hoy no estaba prevista ninguna reunión importante en la sede. “Sólo el trabajo normal y corriente”, asegura a este diario un empleado de UGT Andalucía, que considera que la investigación de Alaya no afectará a la imagen del sindicato. “A ver si se aclara ya todo y no hay tanto jaleo; el registro será en nuestro beneficio”.

Francisco Fernández Sevilla (Efe)
Francisco Fernández Sevilla (Efe)
Ana Pérez Luna, exsecretaria de la Mujer de la Ejecutiva de Manuel Pastrana, y cabeza del movimiento de críticos que ha surgido en la UGT, acaba de señalar a El Confidencial la necesidad de montar una gestora que elija a un nuevo secretario general y no que la actual Ejecutiva nombre a un miembro de la actual dirección sindical.”Hay que analizar todas las cuentas y ver si todo está correcto. UGT tiene que salir con la cabeza bien alta de este proceso y volver a mirar hacia la defensa de los trabajadores”, indicó Pérez Luna a este diario.

Al mismo tiempo que el escándalo del sindicato no ha parado de crecer, la Junta de Andalucía ha seguido regando con dinero a la UGT, como la subvención de 610.000 euros. Una de las ayudas, de 430.000 euros, se destina a la ‘Difusión y sensibilización. Orientación y asesoramiento empresarial. Estudios de Prospección’; otra, de 180.000 euros, es para ‘Innovación empresarial. Cohesión y Competitividad’, según consta en la web de la Junta.

Andalucía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios