Es noticia
Menú
De 'enfant terrible' a barón mimado por Sánchez: las victorias de Emiliano García-Page
  1. España
Carrera electoral

De 'enfant terrible' a barón mimado por Sánchez: las victorias de Emiliano García-Page

El presidente de Castilla-La Mancha es una de las voces más críticas en el PSOE, pero debe a Sánchez importantes tantos: el recorte del trasvase Tajo-Segura, el descarte del cementerio nuclear de Cuenca, la enmienda antiokupa y los perros de caza

Foto: El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. (EFE/Jesús Monroy)
El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. (EFE/Jesús Monroy)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Con las elecciones autonómicas y municipales de 2023 a la vuelta de la esquina, los barones socialistas se esfuerzan por marcar distancias de Sánchez y sus socios de gobierno. Las voces críticas que habitualmente encarnan Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha) y Javier Lambán (Aragón) cada vez se oyen más alto, pero muchos de los logros con los que los barones van a saltar a la arena electoral se los deben al presidente del que reniegan. En las cartas que Moncloa reparte entre sus territorios hay un líder al que en los últimos tres meses le ha tocado la lotería. El presidente castellanomanchego ha conseguido munición de sobra para medirse al PP en seis meses con cuatro victorias clave: trasvase Tajo-Segura, cementerio nuclear de Cuenca, enmienda antiokupas y perros de caza.

La cruzada de García-Page contra los socios nacionalistas de Sánchez en el Congreso es de sobra conocida. También contra Podemos. Nunca se ha mordido la lengua, ya fuese por los indultos a los líderes del procés o por la reforma del delito de sedición. La brecha entre el barón y el presidente ha aumentado en los últimos tiempos. La estrategia electoral dice que lo sensato ahora es marcar distancias y vender la gestión propia. Pero el movimiento no oculta ciertas contradicciones. Si el barón pudo recuperar en 2015 la presidencia de Castilla-La Mancha, fue gracias a los morados. Fue el primer líder socialista que abrió a UP las puertas de un Ejecutivo autonómico. Y también el que hace apenas unas semanas declaró a La Razón que "el mayor desgaste que tiene el PSOE son las compañías", en referencia a los socios de Sánchez.

Foto: El presidente manchego, Emiliano García-Page, y el líder regional de Podemos, José García Molina, en rueda de prensa este 13 de julio en Toledo. (EFE)

Y otra de las paradojas es que muchos de esos logros con los que se va a presentar a las elecciones de 2023 se los debe directamente al presidente del Gobierno. Son cuestiones con un gran peso y simbolismo en la comunidad, como el Trasvase Tajo-Segura o el carpetazo a construir un cementerio nuclear en Villar de Cañas (Cuenca). No hay más que ver cómo reaccionó Page cuando la pasada semana el Consejo Nacional del Agua siguió las tesis de Castilla-La Mancha y apostó por fijar un caudal ecológico que regule el volumen de agua que se trasvasa, entre otras cuestiones. "Es un día histórico", apuntó el barón.

El Ministerio de Transición Ecológica se decantó por la postura de Castilla-La Mancha, mientras otro de los barones socialistas inmerso en la batalla, el valenciano Ximo Puig, escuchaba en casa cómo el PP le recriminaba haberse "rendido" y no defender los intereses de los agricultores de la comunidad. No ha sido el único regalo que García-Page ha recibido del departamento que dirige la vicepresidenta Teresa Ribera. La negativa histórica del PSOE de Castilla-La Mancha a la construcción de un cementerio nuclear se vio refrendada cuando hace un mes el Gobierno descartó la polémica infraestructura. Ahora, cada central guardará sus residuos.

Foto: El presidente de Murcia, Fernando López Miras. (EFE/Javier Lizón)

Y Ferraz también le ha echado un par de capotes los últimos meses. Y no menores. Primero llegó la confirmación de que los perros de caza quedarían excluidos de la ley de bienestar animal y luego el anuncio de que el PSOE iba a presentar una enmienda para que los okupas se puedan desalojar en 24 horas, uno de los caballos de batalla de García-Page esta legislatura. La comunidad concentra dos zonas en las que han proliferado las okupaciones, los pueblos del norte de Toledo próximos a Madrid y algunos puntos del corredor del Henares. De hecho, el Ejecutivo regional, asediado por Vox, llegó a impulsar una ley propia para presionar al Gobierno central en un tema que el líder regional considera capital y con el que gana enteros frente a la derecha.

García-Page es un activo importante en Ferraz para conservar Castilla-La Mancha. De hecho, el poder del líder territorial es incuestionable. El PSOE gobierna todas las capitales de provincia de la comunidad, si bien desde el verano de 2021 la primera edil de Ciudad Real es de Ciudadanos en virtud del acuerdo alcanzado con los socialistas. La formación también preside las cinco diputaciones. El partido es plenamente consciente del valor de Page, pero en más de una ocasión sus declaraciones han sacudido los cimientos de Ferraz. Ha criticado abiertamente los pactos del Gobierno de coalición con ERC y Bildu y abogó en su día por un mandato en solitario. No ha dudado tampoco en elogiar al actual líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, mientras el partido ejecutaba una estrategia de desgaste contra el jefe de los populares.

Cuatro victorias clave

La guerra territorial por la gestión del agua ha sido la última victoria de Page. Castilla-La Mancha lleva décadas enfrentada a otras regiones del Levante español por el trasvase del Tajo-Segura. El Consejo General del Agua escenificó la semana pasada el conflicto en una reunión en la que se sentaron representantes del Gobierno central, autonómicos y locales. El órgano finalmente avaló la propuesta de recorte del Ministerio de Transición Ecológica —en línea con las demandas de Page— frente al contrapeso encabezado por Murcia. "Vamos a defender el trasvase sí o sí", defendieron entonces desde el Ejecutivo murciano, en declaraciones a este periódico, pero de poco sirvió.

En el entorno del presidente de Castilla-La Mancha no ocultaron su júbilo ante la versión final que defendió el Miteco, y que les hizo ganadores de una lucha "histórica" por los recursos hídricos. Una palabra, por cierto, muy repetida entre su equipo tras la reunión.

placeholder Fernández Vara, Sánchez, Chivite, Page y Torres. (EFE/Javier Belver)
Fernández Vara, Sánchez, Chivite, Page y Torres. (EFE/Javier Belver)

Y aunque en 2015 fue el primer presidente en abrir a Podemos las puertas de un Gobierno autonómico, hoy se ha convertido en el principal escollo para que salga adelante una norma impulsada por los morados. No habían sido pocas las veces que García-Page anunció su intención de recurrir la ley de bienestar animal si salía adelante. Su objetivo era blindar a los perros de caza. El sector cinegético es un factor de peso en la Comunidad. El socialista se desmarcó pronto de Ferraz y amagó con poner trabas a una iniciativa de los socios de coalición. Sin embargo, el PSOE terminó presentando enmiendas para excluir al animal de las especies protegidas. El viernes, la secretaria de Estado de Agenda 2030, Lilith Vestrynge (Unidas Podemos), se reunía con algunos colectivos animalistas para debatir esta cuestión. Al encuentro, según fuentes allí presentes, también se convocó a Juan Francisco Serrano (PSOE) y a asociaciones de cazadores. No aparecieron.

Foto: Imagen de una manifestación convocada por NAC. Imagen de archivo. (EFE/Javier Lizón)

"Su afán es ir en contra de cualquier cosa que hiciera Dolores de Cospedal". El que habla es el alcalde de Villar de Cañas, José María Saiz (PP). El regidor mantiene un pulso abierto con el presidente autonómico por su insistencia en enterrar el cementerio nuclear que hace años enfrenta a los dos grandes del bipartidismo. Y finalmente lo ha conseguido. Hace un mes, el Ministerio de Transición Ecológica descartó el proyecto.

Y si hace un año, el líder de Castilla-La Mancha lanzaba un ultimátum al Gobierno central a cuenta de la okupación. Había que atajar el fenómeno fuese como fuese, hoy es una de sus victorias. La comunidad exigía agilizar los desalojos en casos de allanamiento. Fijó un límite máximo de 48 horas y ese es el umbral que recoge la enmienda presentada por el PSOE en el Congreso. Un nuevo tanto y otro frente más abierto con Podemos.

Con las elecciones autonómicas y municipales de 2023 a la vuelta de la esquina, los barones socialistas se esfuerzan por marcar distancias de Sánchez y sus socios de gobierno. Las voces críticas que habitualmente encarnan Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha) y Javier Lambán (Aragón) cada vez se oyen más alto, pero muchos de los logros con los que los barones van a saltar a la arena electoral se los deben al presidente del que reniegan. En las cartas que Moncloa reparte entre sus territorios hay un líder al que en los últimos tres meses le ha tocado la lotería. El presidente castellanomanchego ha conseguido munición de sobra para medirse al PP en seis meses con cuatro victorias clave: trasvase Tajo-Segura, cementerio nuclear de Cuenca, enmienda antiokupas y perros de caza.

Emiliano García-Page Noticias de Castilla-La Mancha PSOE
El redactor recomienda