Es noticia
Menú
"Vara está plegado a Sánchez. Se conforma con las migajas y eso le va a pasar factura"
  1. España
ENTREVISTA CON MARÍA GUARDIOLA

"Vara está plegado a Sánchez. Se conforma con las migajas y eso le va a pasar factura"

La presidenta del PP de Extremadura reivindica que el tiempo del barón del PSOE se ha "agotado" tras años al frente de la Junta. Pide un sistema de financiación basado en la "superficie" pese a confrontar con Ayuso o Moreno

Foto: La presidenta del PP de Extremadura, María Guardiola. (Cedida)
La presidenta del PP de Extremadura, María Guardiola. (Cedida)

En sus 14 años como presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago logró llegar una vez a la Junta (2011-2015) tras décadas de hegemonía socialista. María Guardiola (Cáceres, 1978) se ha hecho con la batuta del partido con la bendición de su predecesor y un objetivo que no parece sencillo. Quizá ni el 'efecto Feijóo' ni el cambio de ciclo sea suficiente para lograr una victoria contundente que se le ha resistido al PP durante casi cuarenta años. La cacereña, a la que algunos se apresuraron a definir como 'la Ayuso de Extremadura', se presenta como alternativa a un Guillermo Fernández Vara que ve "agotado" y "plegado" a las directrices que llegan desde Ferraz.

María Guardiola se convirtió en la apuesta de Pablo Casado para el PP extremeño. El aterrizaje de Alberto Núñez Feijóo no cambió esos planes. El gallego logró 'desactivar' una candidatura alternativa que había entrado con fuerza en las quinielas regionales —la del alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro— y optó por la portavoz de los populares en el Ayuntamiento de Cáceres. El nuevo presidente nacional quiere un partido de "ganadores" y Guardiola tendrá la oportunidad de medirse a las urnas el próximo 28 de mayo. Como da cuenta en esta entrevista, el PP ya se ha puesto en modo electoral. "El reloj de Vara se paró hace mucho tiempo, y los extremeños ya no quieren cambiar esa pila", advierte.

Foto: Tren Alvia S-730 (EFE/Jero Morales)

PREGUNTA. ¿Cree que el cambio de ciclo que abandera Feijóo a nivel nacional puede llegar también a Extremadura?

RESPUESTA. Sin duda. Los extremeños están deseando tener una opción diferente a la que votar. Vivimos tiempos convulsos, y ahora hay muchos socialistas de bien que nunca han votado al PP, pero que ahora optarán por nuestra papeleta. Gente que quiere dejar atrás la ideología para llevar a esta tierra donde se merece. Tengo un equipo joven, sin ataduras ni hipotecas. Solo queremos que Extremadura ocupe el lugar que se merece, ni más, ni menos.

P. Su perfil es relativamente anónimo frente al de Fernández Vara, con un liderazgo mediatizado y asentado tras años de experiencia. ¿Es un hándicap?

R. No lo creo. Yo voy a hacer política a pie de calle. Me encanta la política municipal, quiero captar de primera mano, con libreta y bolígrafo, las demandas y propuestas de nuestros paisanos para hacer un plan de acción ejecutivo, tangible y viable. Extremadura debe volver a tener voz.

P. ¿Qué le dicen las encuestas?

R. No manejo más encuesta que la sensación de la calle. La gente está cansada. Hay muchos que ven que a nosotros no nos va el postureo ni la palabrería, no salimos a decir que vamos a hacer historia ni que somos imprescindibles. Pero somos conscientes, porque lo sufrimos en nuestras carnes, de que somos los españoles con la renta más baja y también tenemos que llenar el depósito y hacer la compra. Llevamos años gobernados por un partido que o no sabe, o no quiere o no puede mejorar nuestra vida.

"Vara es el alumno aventajado de Sánchez. Es la política de decir mucho y hacer poco"

P. ¿Por qué el desgaste que está experimentando Sánchez a nivel nacional puede pasarle factura también a Fernández Vara?

R. Vara está plegado a las exigencias de Sánchez. Es su alumno más aventajado. Es la política de decir mucho y de hacer poco. Son todo grandes palabras y después, en el mejor de los casos, vende humo. Y en el peor, más deuda y más batallas culturales. Vara no alza la voz por Extremadura. Todo lo que resulta incómodo para Sánchez, él lo obvia. Está callado, conformándose con las migajas que nos quieren dar. Hemos quedado relegados a un segundo plano, y eso sí le va a pasar factura.

P. ¿Y María Guardiola actuará al margen de los dictados de la dirección nacional de su partido?

R. Mi principal ideología es Extremadura. Por encima de todo lo demás está mi tierra y lo que merece. El reloj de Vara se paró hace mucho tiempo. Y los extremeños ya no quieren cambiar esa pila. La hemos cambiado muchas veces, pero sigue sin funcionar. Vamos a comprar un reloj nuevo, que sea más moderno y más preciso.

placeholder La presidenta del PP de Extremadura, María Guardiola, a las puertas del edificio de Presidencia de la Junta. (Cedido)
La presidenta del PP de Extremadura, María Guardiola, a las puertas del edificio de Presidencia de la Junta. (Cedido)

P. El tren extremeño se ha convertido en una de las principales preocupaciones y reivindicaciones de la región. ¿Cuál es el plan del PP para acelerar los plazos y no haya que esperar otros diez años para que la alta velocidad sea una realidad?

R. Nuestra propuesta es que todo lo que prometamos, lo vamos a cumplir. No vamos a proponer jamás algo que sepamos de antemano que es ficción. Lo que tiene que hacer el Gobierno nacional es licitar los tramos de vía pendientes, conectarnos con la provincia de Toledo, con Portugal y electrificar todos los tramos internos. Lo que no se puede hacer es vender un tren que es una vergüenza como uno de alta velocidad. Las comunicaciones siguen siendo precarias, y cada vez estamos más alejados, olvidados y arrinconados.

P. Mariano Rajoy también se comprometió a llevar el AVE a Extremadura. Fijó la fecha máxima en 2020, pero tampoco cumplió ese compromiso.

R. Hay una importante diferencia. Nosotros hemos levantado la voz y la bandera de Extremadura en Madrid cuando gobernaba el PP. Nos manifestamos cuando Rajoy seguía en el Gobierno para pedir lo que nos correspondía.

Foto: Raquel Sánchez, Felipe VI, Pedro Sánchez y Guillermo Fernández Vara. (EFE/Jero Morales)

P. El tramo Plasencia-Badajoz se plagó de incidencias nada más abrirlo al público. ¿Cree que el Gobierno se precipitó con la inauguración?

R. Aquí vale todo por intentar ponerse medallas y ganar un puñado de votos. Pero la gente no es tonta. No se puede hacer una inauguración a bombo y platillo, en la que utilizas la figura del Rey para darle solemnidad y carácter de Estado a algo que, al final, no tiene nada que ver con lo que vendes. El tren ha ido recortando incidencias, pero sigue siendo una máquina vieja, diésel, que no supera los 100 km/h de media durante el trayecto.

P. Durante la reunión que tuvo hace días con Fernández Vara, ¿le tendió la mano para que en las próximas elecciones gobernase la lista más votada?

R. Fue una reunión cordial, pero me encontré a un presidente bastante cansado, sin arrojo ni ganas de que la tierra progrese. No le vi con esa fuerza. Le tendí la mano para llegar a acuerdos, claro, pero no estamos en eso. Hay que trabajar para hacer conocer nuestra alternativa, que la gente tenga confianza en el proyecto y podamos gobernar en solitario. Ese es nuestro objetivo.

"Aquí vale todo por intentar ponerse medallas y ganar un puñado de votos"

P. ¿Estaría dispuesta a firmar un pacto con Vox si los números no le llegan?

R. Es un escenario que no contemplo.

P. Cuando se hizo con las riendas del PP de Extremadura, hubo quien se apresuró a bautizarle como la 'Ayuso extremeña'.

R. No lo comparto. Yo soy María, admiro mucho a Ayuso, lo que ha hecho y que tenga tantísimo respaldo de la sociedad madrileña. Pero no tengo nada que ver con Ayuso ni con otros compañeros. Soy una mujer normal con ganas de cambiar mi tierra.

"Mi modelo y el de Ayuso no son comparables. Extremadura está a la cola de la cola"

P. ¿Qué diferencias ve entre su proyecto y el de la presidenta de la Comunidad de Madrid?

R. La principal diferencia parte de la situación que tienen los extremeños y los madrileños. Ojalá estuviésemos posicionados como la capital de España. Pero Extremadura está a la cola de la cola. Somos campeones en desempleo, en falta de masa industrial, en falta de oportunidades... Son dos modelos que no pueden ser comparables.

P. Extremadura defiende un modelo de financiación distinto al de Madrid o Andalucía. ¿Ve posible un entendimiento en el PP?

R. Lo que veo necesario es llegar a acuerdos, y que cualquier pacto por la financiación recoja la superficie del territorio como un criterio prioritario. Extremadura necesita que esa variable sea considerada, porque si no es así, la sangría de población en nuestra región no va a tener freno jamás. No solo hay que tener en cuenta el número de personas, sino también las dificultades a la hora de prestar servicios públicos básicos y de calidad en un territorio.

En sus 14 años como presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago logró llegar una vez a la Junta (2011-2015) tras décadas de hegemonía socialista. María Guardiola (Cáceres, 1978) se ha hecho con la batuta del partido con la bendición de su predecesor y un objetivo que no parece sencillo. Quizá ni el 'efecto Feijóo' ni el cambio de ciclo sea suficiente para lograr una victoria contundente que se le ha resistido al PP durante casi cuarenta años. La cacereña, a la que algunos se apresuraron a definir como 'la Ayuso de Extremadura', se presenta como alternativa a un Guillermo Fernández Vara que ve "agotado" y "plegado" a las directrices que llegan desde Ferraz.

Partido Popular (PP) Guillermo Fernández Vara Pablo Casado Mariano Rajoy
El redactor recomienda