Es noticia
Menú
Más allá de MAR: quién susurra a Díaz Ayuso en el poder
  1. España
La guardia pretoriana de la presidenta

Más allá de MAR: quién susurra a Díaz Ayuso en el poder

La dirigente del Partido Popular cuenta con una selecta cúpula de confianza en la que destaca Rafa Núñez Huesca, exgurú de Vox, y conversa con frecuencia con Joaquín Leguina o Esperanza Aguirre

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Mariscal)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Mariscal)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ayuso se ha hecho con el control del PP de Madrid bajo un manto de banderas, focos, aplausos y cervezas. Ya no hay "tutelas" de una dirección de Génova que reconoce sin tapujos que es el principal valor del partido, al nivel del propio presidente. Y ella, emocionada y vitoreada por miles de personas, inició su mandato siguiendo sus propios dictados y borrando de forma definitiva a Pablo Casado del mapa. La primera enmienda a Feijóo llegó con la rápida designación de su nuevo equipo incluso antes de ser proclamada presidenta, mientras el gallego, mes y medio después de su aterrizaje en Génova, sigue sin mover ficha en la estructura orgánica. Isabel Díaz Ayuso cuenta con su guardia pretoriana particular, el 'anillo' de confianza que le asesora en la sombra y en el que se ha apoyado para construir un liderazgo que sigue sin tener bóveda.

La nueva baronesa del PP no bebe del liberalismo de Margaret Thatcher como se le suele atribuir. De hecho, el nombre de la histórica primera ministra británica salió a relucir en el discurso de algún dirigente popular que subió al atril este viernes para venerar a la presidenta madrileña. "Estoy en contra de las cuotas, como Margaret Thatcher. Pero su liberalismo y el mío no es el mismo", aseveró en septiembre de 2021, en el rotativo italiano 'Corriere della Sera'. Su modelo ideológico, corrigen en su equipo, tiene más que ver con el de Ronald Reagan, un "liberalismo a la española", "puro carisma" mezclado con "firmeza" y "buen humor".

Más allá de influencias políticas, la dirigente madrileña se ha rodeado de un selecto grupo de gurús que la han ayudado a pasar de desconocida a estrella mediática en apenas cuatro años. Tal es la fuerza de su figura, especialmente entre las bases del PP y los votantes de la derecha, que logró tumbar al presidente nacional de su partido, a su secretario general y a toda su red de afines en apenas dos semanas. Miguel Ángel Rodríguez —conocido como MAR dentro de las cuitas políticas— fue el asesor en la sombra que la ayudó a construir su imperio.

Al jefe de Gabinete de Isabel Díaz Ayuso se le reconoce haber fraguado la victoria histórica de José María Aznar en 1996, un candidato al que pocos en el partido daban por ganador. La madrileña le 'fichó' a principios de enero de 2020, a los pocos meses de llegar a la Puerta del Sol. Apostó por él capeando sus múltiples polémicas mediáticas e ignorando la presión que llegaba dentro de su propio Gobierno, ya que Ignacio Aguado, entonces vicepresidente, se opuso categóricamente. Tras recuperar a MAR, Ayuso blindó a José Luis Carreras como jefe de prensa tras ocupar ese mismo cargo en la campaña electoral que terminó llevándola a la presidencia. Los dos son parte de los imprescindibles de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

Su entorno de confianza destaca otros dos nombres dentro de su gabinete, dos gurús en los que la máxima mandataria madrileña se apoya desde sus primeros compases en la Puerta del Sol para diseñar su estrategia discursiva: Daniel Rodríguez Asensio y Rafael Núñez Huesca. Algunas voces de los populares madrileños definen a Asensio como uno de los asesores económicos de cabecera de Ayuso y de su consejero de Hacienda, Javier Fernández Lasquetty. A Núñez Huesca, por su parte, se le atribuye la 'invención' de la marca de Vox tras su andadura como hombre fuerte de la formación en Alicante en 2014, y trabajó como responsable de comunicación en la Fundación Denaes, con el sello de Santiago Abascal. Tanto Asensio como Núñez tienen un asiento reservado en la nueva ejecutiva de Ayuso, el primero como secretario de Economía y el segundo como responsable de Estrategia en el PP de Madrid.

Foto: Isabel Díaz Ayuso habla con José Luis Martínez-Almeida, durante el congreso del PP de Madrid. (EFE/Mariscal)

Isabel Díaz Ayuso nunca ha ocultado que mantiene una excelente relación con Esperanza Aguirre, incluso aunque los vientos mediáticos no corran a favor de la expresidenta de la Comunidad de Madrid. En el entorno de la nueva presidenta del PP regional apuntan a Aguirre como un apoyo "fundamental" de la dirigente, a la que recurre incluso con "admiración".

Ayuso se nutre también de los consejos de los otros dos expresidentes populares, Cristina Cifuentes y Alberto Ruiz Gallardón, por su "bagaje político", pero fuentes autorizadas reconocen que su contacto es "mucho menor" que el que Ayuso mantiene con Aguirre. La exmandataria de la Comunidad de Madrid, salpicada ahora por los polémicos audios de Villarejo, se decantó por ella en la guerra soterrada que mantuvo con Pablo Casado prácticamente desde 2020, cuando el perfil político de Ayuso comenzó a coger brío con motivo de la pandemia.

Pero hay otro antecesor al que Isabel Díaz Ayuso pide consejo para sus quehaceres políticos. En su equipo aseguran que la madrileña escucha "atentamente" los consejos de Joaquín Leguina, primer y último presidente socialista de la Comunidad de Madrid que ocupó el cargo hasta 1995. Leguina, militante del PSOE desde 1977, fue expedientado en mayo de 2021 por la dirección del partido por fotografiarse junto a Isabel Díaz Ayuso, a la que ha defendido sin tapujos en múltiples ocasiones.

Un equipo con "gente del mundo real"

Ayuso defendió en su discurso de entronización la confección de un equipo con "gente del mundo real, donde se pasa mucho frío". Pero, dentro de ese organigrama, algunos han recibido el calor de la madrileña desde hace años y forman parte del selecto grupo de confianza de la mandataria. Dentro de su Consejo de Gobierno, los entendidos destacan un nombre que ha ido subiendo puestos progresivamente en el escalafón de confianza de Ayuso: el consejero de Educación y Universidades, Enrique Ossorio, que desempeña también las funciones de portavoz del Gobierno.

Tal y como anunció este viernes la presidenta, Ossorio cuenta con un puesto como vocal en el nuevo Comité Ejecutivo del PP de Madrid, en el que solo hay asiento para dos consejeros más: Javier Fernández-Lasquetty y Paloma Martín. Ayuso ha 'borrado' de la dirección los nombres de otros dos consejeros: David Pérez y Carlos Izquierdo.

Los dos formaban parte de la ejecutiva del PP de Madrid en la que Pablo Casado movía sus hilos y, tal y como publicó El Confidencial, los dos estaban señalados en parte por su afinidad con la anterior dirección regional. Tampoco consigue asiento Enrique López, consejero de Presidencia, también en la cuerda floja por tomar partido de la anterior dirección de Génova en su afrenta con Ayuso. Fuentes de los populares madrileños aseguran que Ayuso no hará cambios en sus consejeros antes de las elecciones autonómicas de 2023, pero se da por descontado que algunos de los 'señalados' por la guerra con Casado no repetirán tras los próximos comicios si Ayuso consigue revalidar el cargo.

Foto: Fotografía: Alberto Ortega/Europa Press

Uno de los nombres que suenan para la consejería de Transportes es el de Carlos Díaz Pache, otro de los nombres que las fuentes consultadas sitúan dentro del núcleo de la máxima confianza de Ayuso. La mandataria madrileña ha colocado al actual viceconsejero de Transportes e Infraestructuras dentro del Comité Electoral del PP de Madrid, un área que ahora pasa a manos del presidente del PP en el distrito de Salamanca, Jorge Rodrigo. Las fuentes consultadas definen a Ana Millán como otra 'imprescindible' de la máxima confianza de Ayuso, a la que ha premiado con una de las cuatro vicesecretarías del nuevo PP de Madrid: será la nueva responsable de Organización y Territorial.

Dentro de la Asamblea de Madrid, su hombre fuerte es Alfonso Serrano, que dejará la portavocía del grupo parlamentario tras ser nombrado secretario general del PP de Madrid. Tiene "fe ciega" sobre Serrano. Destacan tres nombres más: el de José Virgilio, exasesor en el gabinete de Ayuso y nuevo secretario de Análisis Electoral; y los de sus dos portavoces adjuntos, Pedro Muñoz Abrines y Noelia Núñez. Uno de los dos podría ocupar la vacante que dejará libre Serrano en la portavocía.

Ayuso se ha hecho con el control del PP de Madrid bajo un manto de banderas, focos, aplausos y cervezas. Ya no hay "tutelas" de una dirección de Génova que reconoce sin tapujos que es el principal valor del partido, al nivel del propio presidente. Y ella, emocionada y vitoreada por miles de personas, inició su mandato siguiendo sus propios dictados y borrando de forma definitiva a Pablo Casado del mapa. La primera enmienda a Feijóo llegó con la rápida designación de su nuevo equipo incluso antes de ser proclamada presidenta, mientras el gallego, mes y medio después de su aterrizaje en Génova, sigue sin mover ficha en la estructura orgánica. Isabel Díaz Ayuso cuenta con su guardia pretoriana particular, el 'anillo' de confianza que le asesora en la sombra y en el que se ha apoyado para construir un liderazgo que sigue sin tener bóveda.

Isabel Díaz Ayuso PP de Madrid Pablo Casado Partido Popular (PP) Esperanza Aguirre Alberto Núñez Feijóo
El redactor recomienda