Es noticia
Menú
El PP desprecia el "plan primavera" del Gobierno y acusa a Sánchez de llevar a España "al colapso"
  1. España
DEBATE EN EL CONGRESO

El PP desprecia el "plan primavera" del Gobierno y acusa a Sánchez de llevar a España "al colapso"

El presidente del Gobierno ha comparecido en la Cámara Baja para solicitar el apoyo del Congreso a su plan de choque económico, pero rechaza las rebajas fiscales que proponen los populares

Foto: La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, en el Congreso. (EFE)
La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, en el Congreso. (EFE)

El PP ha modulado el tono constructivo con el Gobierno y ha pasado directamente al ataque. La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, ha despreciado este miércoles el plan de choque económico aprobado en Consejo de Ministros, que ha tildado como "plan primavera" por contener medidas "insuficientes" y "temporales" que, a su juicio, no paliarán el impacto económico de la guerra de Ucrania y la galopante escalada de los precios. "Su pasividad ha llevado a España al colapso", ha insistido la dirigente popular, que ha enfriado el respaldo de Génova al decreto estrella de Sánchez.

Cuca Gamarra, convertida en cabeza del PP en el Congreso tras la caída de Pablo Casado, ha entonado un discurso especialmente crítico y no ha aclarado si su partido brindará o no sus votos al Gobierno en el Congreso para sacar adelante su proyecto anticrisis. En este punto, la portavoz ha instado al Gobierno a ser "más ambicioso" y ha defendido su programa de rebajas fiscales, que "sí contribuyen mucho a rebajar la inflación". La también coordinadora general del PP ha censurado la "pasividad" y la "miopía" del Gobierno para afrontar la crisis en comparación con el resto de potencias europeas, dibujando incluso en el horizonte la amenaza de la "estanflación". "El único que vive desacoplado de la realidad es usted", espetaba Gamarra, que ha acusado al PSOE de haber arruinado a las clases medias y trabajadoras.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)

En los últimos días, el Partido Popular ha modulado la mano que había tendido al jefe del Ejecutivo. Ese repliegue del partido que liderará Alberto Núñez Feijóo se basa en la reivindicación de que el Gobierno no ha incluido los compromisos alcanzados por unanimidad en la última Conferencia de Presidentes respecto a "rebajas fiscales", y no ha escuchado propuestas como la de rebajar el IVA al 4% en los suministros básicos o la deflactación del IRPF. El documento, en suma, constituye "un fracaso social de un Gobierno que se dice progresista", manifestaba Cuca Gamarra en sede parlamentaria.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE/Chema Moya)

Los populares lamentan que el Gobierno no haya enviado "ni un solo papel" a la oposición pese a solicitar en reiteradas ocasiones el borrador del plan de choque antes de su aprobación definitiva en el Consejo de Ministros. "¿Qué tiene que ocurrir para que usted cumpla su palabra?", insistía la portavoz parlamentaria del PP durante su intervención. Al menos en los últimos días, en el PP se habían mostrado dispuestos a "negociar", pero este miércoles han evitado hacer gesto alguno en ese sentido. "Todo ha sido una patada hacia delante", resumía Cuca Gamarra. "El suyo es el peor Gobierno en el peor momento", insistía, una frase convertida en mantra dentro del PP.

Al jefe del Ejecutivo se le han acumulado los asuntos a tratar en la comparecencia de este miércoles. Las conclusiones del Consejo Europeo y su compromiso para 'topar' el precio del gas, las consecuencias políticas y económicas de la guerra, el objetivo para elevar el gasto militar o el giro unilateral del Gobierno con Marruecos y el Sáhara han sido los asuntos que han copado la primera intervención del jefe del Ejecutivo en la Cámara Baja, un discurso que pronunciaba justo en el momento en que se conocía que el último dato del IPC ha pulverizado todos los récords: la inflación en España se sitúa ya en el 9,8% en tasa interanual, la mayor escalada registrada desde 1985.

Más tarde, durante su turno de réplica, el presidente del Gobierno ha dejado claro que rechazará abordar la rebaja fiscal que propone el PP. "Es suicida desarmar el Estado del bienestar", aseguraba. "La derecha al cuadrado dice que todo se resuelve bajando impuestos", afeaba Sánchez, que ha sacado a colación la corrupción de anteriores etapas del PP para responder al argumento de que el Gobierno se "forra" con la recaudación de impuestos. "Aquí sólo se han forrado algunos, pero a base de sobresueldos y comisiones ilegales", espetaba, provocando revuelo en la bancada del PP.

Sánchez rechaza la rebaja fiscal del PP: "Es suicida desarmar el Estado de bienestar"

Sánchez ha obviado las críticas de la oposición y ha insistido en el argumento de que la escalada de precios se debe mayoritariamente a un componente exógeno. "Señorías, ¡estamos en guerra en Europa!", proclamaba, al tiempo que hacía un nuevo llamamiento a la "unidad" al PP como fórmula para solventar la situación. "Ustedes están en el sálvese quien pueda, y nosotros decimos que iremos todos a una", zanjaba el jefe del Ejecutivo.

Integrar a Ceuta y Melilla en la OTAN

La única cuestión en la que la portavoz parlamentaria del Partido Popular ha tendido la mano al jefe del Ejecutivo ha sido en el compromiso sobre elevar el gasto en Defensa, que Sánchez ya había justificado previamente desde la tribuna. "Nuestra seguridad está amenazada, y eso tiene un coste", manifestaba el presidente del Gobierno, en un órdago velado a Unidas Podemos y a sus socios de investidura, que se oponen en bloque a incrementar la inversión militar. "Le avanzo que nosotros estaremos aquí", se comprometían desde el primer partido de la oposición.

En este punto, el PP ha instado a Sánchez a proponer en la próxima cumbre de la OTAN que se incluya a Ceuta y Melilla bajo el paraguas de la Alianza, recuperando una antigua reivindicación de Vox para "defender las fronteras" de las dos ciudades autónomas, una petición a la que el presidente del Gobierno no ha respondido en su réplica.

También ha censurado Cuca Gamarra el giro de Sánchez reconociendo el plan de autonomía de Marruecos para el Sáhara, "uno de los capítulos más lamentables de la historia de España". De nuevo, la portavoz del PP no ha aclarado la posición del partido respecto al fondo de la cuestión del pueblo saharaui, pero sí ha censurado la "chapuza" diplomática del Ejecutivo, sugiriendo que la carta enviada a Mohamed VI no fue escrita por el Gobierno español. "Señor Sánchez, ¿quién le hizo la carta?, ¿ha firmado usted lo que han escrito otros?", cuestionaba. El líder socialista, a su vez, le respondía con otra pregunta: "¿Están ustedes a favor de la autodeterminación del Sáhara? ¿Sí o no?", sacando a relucir las "incoherencias" en el discurso de los populares sobre la cuestión marroquí.

Abascal, a Sánchez: "Usted es un autócrata"

Mucho más duro ha sido el líder de Vox, Santiago Abascal, que ha dedicado gran parte de su intervención a denunciar la decisión adoptada por el Gobierno respecto al Sáhara, que ve como una "cesión" de España ante Marruecos. "La carta que ha enviado al rey de Marruecos es un puñetero insulto a este Parlamento", comenzaba el dirigente en su réplica a Sánchez, al que ha calificado como "embaucador profesional" y "autócrata". El jefe del Ejecutivo ha solicitado a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, que retire del orden del día los "insultos" del líder de Vox. "Que me homologuen con un autócrata como Vladimir Putin me parece ofensivo", justificaba.

Abascal ha reprochado a Sánchez que el drástico cambio de posición respecto al Sáhara ha hecho que "se tambalee la frontera sur", y ha puesto el foco especialmente en la delicada situación con Argelia, que ya ha suspendido las repatriaciones irregulares desde España y los vuelos de Iberia. Respecto a la escalada de precios, el líder de Vox ha insistido en su plan de "soberanía energética" para limitar la dependencia de "países hostiles", insistiendo en la exploración y explotación de los recursos naturales de España. "Van a ser ustedes los últimos en abandonar el fanatismo climático", añadía, en relación con la ley del clima aprobada el pasado año, "un gigantesco acto de traición a los españoles".

Foto: Gonzalo Santonja en una imagen de archivo en 2019. (EFE)

Vox fue el único partido que se negó a sentarse a negociar con el Ejecutivo en el marco de la ronda de negociaciones que abrió hace semanas con los grupos parlamentarios para abordar el plan de choque económico. Los de Santiago Abascal no solo rechazan el proyecto, sino que siguen agitando el malestar social e instan a seguir con las protestas contra el Gobierno. "A los españoles se les ha acabado la paciencia, y por eso usted no puede salir a la calle", afeaba.

El PP ha modulado el tono constructivo con el Gobierno y ha pasado directamente al ataque. La portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra, ha despreciado este miércoles el plan de choque económico aprobado en Consejo de Ministros, que ha tildado como "plan primavera" por contener medidas "insuficientes" y "temporales" que, a su juicio, no paliarán el impacto económico de la guerra de Ucrania y la galopante escalada de los precios. "Su pasividad ha llevado a España al colapso", ha insistido la dirigente popular, que ha enfriado el respaldo de Génova al decreto estrella de Sánchez.

Consejo Europeo Sáhara IPC Inflación