Es noticia
Menú
Sánchez promete reformas para frenar la inflación y "el chantaje energético de Putin"
  1. España
INVASIÓN RUSA DE UCRANIA

Sánchez promete reformas para frenar la inflación y "el chantaje energético de Putin"

El presidente del Gobierno responde a sus socios de Podemos que "no ha faltado diplomacia, sino que ha sobrado agresión" y sitúa a los socialistas en el "lado bueno de la historia" frente a las apelaciones de los morados a no enviar armas

Foto: Pedro Sánchez, durante el Comité Federal del PSOE. (EFE/Emilio Naranjo)
Pedro Sánchez, durante el Comité Federal del PSOE. (EFE/Emilio Naranjo)

El presidente del Gobierno arrancará este lunes las conversaciones con los agentes sociales para poner en marcha un Plan Nacional de Respuesta a la Guerra, que extenderá a los grupos parlamentarios y los presidentes autonómicos en la Conferencia de Presidentes del próximo domingo en La Palma. Pedro Sánchez ha reconocido durante su intervención en un Comité Federal extraordinario del PSOE celebrado este domingo para abordar la situación bélica que, más allá de la guerra en Ucrania, "la crisis con Putin va a durar". Un conflicto que "marcará a las actuales generaciones" y con efectos tanto políticos, que reconfiguran el escenario de las relaciones internacionales, como económicos.

Sánchez ha avanzado que el Gobierno está trabajando en el despliegue de un plan de reformas que frenen la inflación y proteja a los hogares, las empresas y la industria para que "no se conviertan en rehenes del chantaje energético de Putin". Pese a este contexto y la urgencia de medidas de contención, el líder de los socialistas ha asegurado que no se paralizará el plan de reformas previstas para espolear la recuperación económica y avanzar en derechos sociales. "Esta guerra traerá dificultades, lo veremos en el impacto de los precios, pero no va a detener nuestro rumbo ni las reformas que necesita el país", aseguró. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo no ha querido restar gravedad, argumentando que "vienen tiempos duros" que "lo van a hacer todo más difícil". Un contexto para el que ha pedido "determinación frente a Putin" con el objetivo de que "la UE y España salgan reforzados".

Foto: La ministra Ione Belarra. (EFE/Víctor Lerena)

La primera medida del Plan Nacional de Respuesta al Impacto a la Guerra que se impulsará será un gran pacto de rentas, para el que mañana se reunirá en Moncloa con los representantes de sindicatos y empresarios. Es decir, subir salarios de forma acordada y limitada, con el objetivo de evitar una espiral inflacionaria que mine el poder adquisitivo de las familias. A esta propuesta de pacto de rentas, se suman medidas de protección a las familias más vulnerables. Entre ellas, la prórroga hasta el 30 de junio del bono social eléctrico para los colectivos más desprotegidos y la ampliación de las rebajas fiscales que ya se aprobaron con motivo de la subida de la factura de la luz.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen. (EFE Sergio Pérez)

En el terreno energético, como una partida de 500 millones para acelerar el autoconsumo, una nueva subasta de renovables y una partida de 1.000 millones para fomentar el hidrógeno verde. En Unidas Podemos, ante esta coyuntura, se han puesto ya a trabajar en sus propias propuestas de contención con ánimo de poner deberes a Sánchez para "afrontar el impacto económico que este conflicto va a tener en nuestro país". El responsable económico de Podemos y secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, coincide en que es necesario un pacto nacional de rentas que establezca incrementos salariales plurianuales y apuesta porque el gobierno subsidie el consumo de las familias y las empresas más expuestas a subidas de precios. Se pone como ejemplo el cheque energético para los hogares del gobierno francés durante la pandemia.

El presidente del Gobierno ha aprovechado su intervención para responder a sus socios de Podemos que "no ha faltado diplomacia, sino que ha sobrado agresión", pues "mientras se agotaban las vías diplomáticas", Putin "se preparaba para la guerra". De ahí que sitúe a los socialistas en el "lado bueno de la historia" frente a las apelaciones de los morados a no enviar armas de forma bilateral a Ucrania. Una posición que contradice también a la de la vicepresidenta segunda y líder del sector minoritario en el Ejecutivo, Yolanda Díaz, quien sí ha cerrado filas con Sánchez.

"La pandemia y la guerra de Putin, en lugar de fragilizar a la UE, la han convertido en un proyecto más fuerte"

Para la líder morada y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, la decisión de enviar armamento a Ucrania es "un error" y una "medida ineficaz para cambiar la correlación militar de fuerzas". "La elección es entre negociación y diplomacia o un conflicto mundial" entre una potencia nuclear, como es Rusia, y una coalición liderada por EEUU, reiteraba esta semana argumentando que esta segunda opción es elegir el bando equivocado. Este mismo domingo, la secretaria general de Podemos ha puesto en marcha con otros líderes de la izquierda europea una iniciativa para apostar por "la vía diplomática y el diálogo como únicas vías para abordar el conflicto".

La intervención de Sánchez en el Comité Federal, centrada en la crisis con Rusia con un escenario donde han destacado las banderas de Ucrania tanto en el estrado como a ambos lados de la sala, ha tenido un tono europeísta realizando un llamamiento a fortalecer el proyecto europeo. "La pandemia y la guerra de Putin, en lugar de fragilizar a la UE, la han convertido en un proyecto más fuerte", ha concluido en referencia a la respuesta rápida y unitaria de los 27 Estado miembros. Principalmente en lo que respecta a la acogida de refugiados y a las sanciones económicas a Rusia que, dijo, "no van a cesar" hasta que el Ejército ruso "salga de toda Ucrania y vuelve a las fronteras de la Federación rusa internacionalmente reconocidas".

Foto: C-C90-CR. (Instalaza)

"La Unión Europea prevalecerá, como ha prevalecido siempre", ha apuntado frente a la guerra híbrida del gobierno de Vladímir Putin que "tratará de utilizar para dividirnos", especialmente en lo referente al mercado del gas y el petróleo. "Su objetivo es frenar el bienestar de los europeos, pero no se lo vamos a permitir", ha zanjado. En el marco de la respuesta europea, Sánchez se ha referido a la necesidad de avanzar en el Pacto de Asilo y Seguridad para la acogida de refugiados, la flexibilización de las reglas fiscales para mitigar el impacto económico de esta crisis, avanzar en la autonomía estratégica, particularmente en la energética diversificando las fuentes de suministro y redoblando la apuesta por la transición energética y la agenda verde. Todo ello junto a una reforma del mercado energético para frenar la escalada de precios.

"A pesar del virus y a pesar de Putin", ha apuntado el líder de los socialistas, "vamos a seguir con la recuperación económica" apelando a la necesidad de un gobierno estable y seguir adelante con las reformas previstas. Mensajes optimistas que Sánchez ha combinado con cierto realismo porque "salir de esta crisis no va a ser fácil ni será de manera inmediata".

El presidente del Gobierno arrancará este lunes las conversaciones con los agentes sociales para poner en marcha un Plan Nacional de Respuesta a la Guerra, que extenderá a los grupos parlamentarios y los presidentes autonómicos en la Conferencia de Presidentes del próximo domingo en La Palma. Pedro Sánchez ha reconocido durante su intervención en un Comité Federal extraordinario del PSOE celebrado este domingo para abordar la situación bélica que, más allá de la guerra en Ucrania, "la crisis con Putin va a durar". Un conflicto que "marcará a las actuales generaciones" y con efectos tanto políticos, que reconfiguran el escenario de las relaciones internacionales, como económicos.

Inflación Pedro Sánchez PSOE Vladimir Putin
El redactor recomienda