Es noticia
Menú
Mañueco cita al PSOE el lunes para explorar su investidura sin la tutela de Génova
  1. España
Elecciones Castilla y León

Mañueco cita al PSOE el lunes para explorar su investidura sin la tutela de Génova

La dirección del PP rechaza compartir Gobierno con Vox en Castilla y León, pero autoriza al presidente autonómico a negociar con total libertad

Foto: El presidente en funciones de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. (EFE/J.M.García)
El presidente en funciones de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. (EFE/J.M.García)

Alfonso Fernández Mañueco se reunirá el próximo lunes 21 de febrero con Luis Tudanca, líder del PSOE en Castilla y León. El máximo mandatario del PP en la región ya advirtió el pasado domingo que iniciaría la ronda de negociaciones para explorar los apoyos de cara a su investidura con las fuerzas con mayor representación en las Cortes, priorizando así a los socialistas frente a Vox.

El PSOE ha hurgado en la debilidad aritmética del PP en Castilla y León tendiendo la mano para una abstención de sus procuradores a cambio de que Casado rompa con Vox en el resto de autonomías. Este mismo miércoles, durante la sesión de control en el Congreso, Sánchez instó al jefe de la oposición a "decidir si abre las puertas a la ultraderecha o no" y reiteró que, si el PP garantiza un cordón sanitario a Vox en todos los territorios, tendrán el apoyo de sus 28 procuradores en Castilla y León. "Estamos dispuestos a ayudar", pero "tiene que pedir ayuda", ofreció Sánchez a Casado.

Mañueco y Casado salvaron los muebles en Castilla y León por la mínima. Los populares terminaron la noche del domingo con tan solo 31 procuradores. La victoria de la que presumen en Génova resulta, sin embargo, amarga, ya que se queda muy lejos de la previsión inicial del PP que pronosticaba un resultado cercano a la mayoría absoluta, fijada en los 41 escaños.

El exiguo resultado de Mañueco les deja irrevocablemente en manos de Vox (13), de una improbable colaboración con el PSOE, o del respaldo de los partidos localistas que, en conjunto, suman siete procuradores en las Cortes.

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. (EFE/Rodrigo Jiménez)

El PP está convencido de que gobernarán en solitario en Castilla y León, un objetivo ambicioso para el que aún no han encontrado la fórmula, ya que implicaría lograr torcer el brazo a un Vox crecido y forzarles a una abstención. Ayer mismo, tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional, Pablo Casado marcó la línea del partido cerrando la puerta a "radicalismos y populismos", así como a todo punto programático que atente contra su hoja de ruta ideológica.

"Nuestros principios son nuestras condiciones", insisten fuentes del partido, que deslizan que la única salida al embrollo aritmético es la de llegar a un acuerdo programático con Vox a cambio de su abstención. No obstante, advierten con que no transigirán con propuestas "extremistas" que atenten contra los derechos de las mujeres o contra el colectivo LGTBI. "Tendrá que ser Vox el que modere sus posiciones. Podemos llegar a un pacto, pero tienen que respetarnos", zanjan en la dirección de Génova.

Pero Vox está muy lejos de ceder ante Casado. Abascal llevará su órdago hasta el final. Entienden en la formación que sus 13 procuradores —venían de ostentar un solo representante en las Cortes de Castilla y León— les dan la fuerza suficiente como para exigir asientos en el nuevo ejecutivo de Mañueco. "Si no se respeta el derecho y el deber de Vox a formar parte del Gobierno, votaremos en contra de cualquier investidura", desafiaba el presidente de Vox este mismo miércoles.

Alfonso Fernández Mañueco ha fijado el lunes 21 de febrero como inicio de una ronda de contactos. El tono, las cesiones y los tiempos se estiman clave para que las negociaciones lleguen a buen puerto. El tiempo, sin embargo, corre en contra del barón del PP, que cuenta con menos de tres semanas para atar en corto todos los apoyos posibles de cara a una eventual investidura. La primera fecha clave llegará el próximo 10 de marzo, cuando quedarán constituidas las nuevas Cortes de Castilla y León.

Génova 'libera' a Mañueco

Mañueco arranca las negociaciones en Castilla y León sin la tutela de la dirección nacional. Este es el mensaje que subrayan en el 13 de Génova, donde respaldan la intención del barón popular de dialogar con "todas" las fuerzas parlamentarias y de arrancar las negociaciones con el PSOE y no con Vox, pero reiteran que la "decisión final" en materia de pactos dependerá exclusivamente de Alfonso Fernández Mañueco. Casado se quedará al margen, y "Teodoro no irá a Valladolid", sentencian.

El secretario general del PP sí jugó un papel fundamental en las negociaciones de mediados de 2019 con Ciudadanos. Entonces, la interlocución al más alto nivel entre los equipos de Pablo Casado y Albert Rivera alumbró diversas coaliciones gubernamentales a nivel autonómico: Andalucía, Castilla y León, Murcia y Madrid. Hoy en día, con Ciudadanos al borde del hundimiento definitivo, tan solo sigue en pie el pacto entre Juanma Moreno y Juan Marín en San Telmo que, a lo sumo, se vendrá abajo en cuestión de meses.

Alfonso Fernández Mañueco se reunirá el próximo lunes 21 de febrero con Luis Tudanca, líder del PSOE en Castilla y León. El máximo mandatario del PP en la región ya advirtió el pasado domingo que iniciaría la ronda de negociaciones para explorar los apoyos de cara a su investidura con las fuerzas con mayor representación en las Cortes, priorizando así a los socialistas frente a Vox.

Castilla y León PSOE