Es noticia
Menú
Vox y sus aliados europeos cierran la Cumbre de Madrid culpando a Putin de la crisis
  1. España
Cumbre de ultraconservadores

Vox y sus aliados europeos cierran la Cumbre de Madrid culpando a Putin de la crisis

El encuentro entre las formaciones ultraconservadoras en la capital ha suscrito una declaración en la que llama a la "solidaridad, determinación y cooperación" para la defensa de las naciones

Foto: Abascal saluda a Viktor Orbán a su llegada a la cumbre. (Vox)
Abascal saluda a Viktor Orbán a su llegada a la cumbre. (Vox)

Vox y sus aliados europeos han cerrado la bautizada como Cumbre de Madrid, celebrada este sábado en la capital, señalando a Rusia por la crisis en Ucrania, aunque sin mencionar expresamente a Vladimir Putin. "Las acciones militares de Rusia en la frontera oriental de Europa nos han conducido al borde de una guerra. La solidaridad, la determinación y la cooperación en materia de defensa entre las naciones de Europa son necesarias ante tales amenazas", han suscrito en un manifiesto conjunto, aunque sin disipar la sensación de división en el bloque.

El encuentro se ha producido en un momento muy delicado. El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, mostró sin ambages su rechazo a la política de Rusia en una entrevista con El Mundo publicada solo unas horas antes de la cita. "O paramos el sueño imperial de Putin o será una pesadilla para la UE", subrayó. Su postura no es una novedad. El líder del partido Ley y Justicia ya había advertido durante los últimos meses de la amenaza que supone para Europa, lo que contrasta con la posición de su homólogo húngaro, Viktor Orbán, que precisamente se reunirá con el presidente ruso en unos días.

Foto: Su-35 durante una demostración en vuelo (Rob Schleiffert)

El eurodiputado de Vox Jorge Buxadé ha sido, sorpresivamente, quien ha dado las explicaciones sobre lo tratado en esta cumbre. Aunque desde la formación presumen de que el encuentro ha sido una exhibición de fuerza internacional, con la reunión de dos primeros ministros y el grueso de los conservadores europeos, Santiago Abascal no ha comparecido ante los medios para detallar lo tratado con sus aliados. Ni en rueda de prensa ni a la salida del hotel VP Plaza España.

Si bien el líder de Vox recibió y se fotografió con los primeros ministros de Hungría y Polonia, que llegaron el viernes y el sábado a primera hora, respectivamente, después de la cumbre solo acompañó a uno de ellos. Orbán dio las explicaciones en solitario y Morawiecki, en cambio, lo hizo a su lado. La única representante que compareció en la sala de prensa fue la francesa Marine Le Pen. El dirigente húngaro evitó criticar a Putin, mientras que el polaco insistió que que es "un problema de seguridad".

"Conjunción" de Hungría y Polonia

Buxadé no trató la crisis de Ucrania durante la parte inicial de su intervención, aunque después no tuvo más remedio al ser el tema de todas las preguntas de los periodistas. Preguntado sobre la posición específica de Vox, trasladó cualquier reflexión a la rueda de prensa del próximo lunes, donde el partido da cuenta de sus posicionamientos políticos. El portavoz se limitó a explicar la postura de la cumbre y, pese a las diferencias evidentes entre algunos de sus socios, aseguró que durante las intervenciones ha habido una "total conjunción" entre Polonia y Hungría en torno a la amenaza de Rusia.

El eurodiputado de Vox, interpelado por lo dicho por Morawiecki, señaló que coincide plenamente con él sobre la "preocupación" por los planes de Vladimir Putin, pero aprovechó para culpar a la UE por lo ocurrido y por una "falta de posición común". Respecto a si se ha acordado llevar un mensaje al presidente ruso a través de Orbán, Buxadé negó la mayor: "Le trasladará lo que considere oportuno".

Así, pese a la tibieza y confusión en algunos momentos, la Cumbre de Madrid concluye con un mensaje claro. "Trabajar para garantizar que las naciones de Europa actúen solidariamente ante la amenaza de agresiones externas. Las acciones militares de Rusia en la frontera oriental de Europa nos han conducido al borde de una guerra. La solidaridad, la determinación y la cooperación en materia de defensa entre las naciones de Europa son necesarias ante tales amenazas. Las naciones europeas constatan la ineficacia de la diplomacia de la UE. Cada nación debería tener una voz fuerte y solidaria para preservar la paz, la integridad territorial y la inviolabilidad de las fronteras de las naciones europeas", indica literalmente la declaración.

Inmigración y natalidad

Buxadé calificó la reunión de dirigentes como un "rotundo éxito", con una crítica unánime y feroz a Bruselas. "Nos preocupa que se haya convertido en una maquinaria de burocracia autónoma a las naciones y con agendas ideológicas", espetó el eurodiputado. El acuerdo, que exige el fin de los ataques a la soberanía de Polonia y Hungría, recoge una postura en común en temas como la inmigración y la natalidad, la política energética o la necesidad de proteger al campo ante una normativa "ideologizada". "Coincidimos en promover cultura de la vida ante la fallida política migratoria de Bruselas. Pretenden solucionar cuestiones demográficas con inmigración descontrolada", ha espetado Buxadé.

Foto: El presidente ruso, Vladimir Putin. (Reuters/Pavel Golovkin) Opinión

La cita, organizada bajo el lema 'Defender Europa', ha tratado de profundizar en los temas que ya se trataron a principios de diciembre en Varsovia. Desde la organización señalan que el objetivo es formar una entente sólida para “defender Europa de las amenazas exteriores e interiores, impulsando una alternativa que haga frente a la deriva globalista que amenaza a la Unión Europea atacando la soberanía de las naciones”. El evento comenzó la tarde noche del viernes, con una cena a modo de recepción en la que por parte de Vox participaron Santiago Abascal y Jorge Buxadé. La representación internacional, además de Orbán y Morawiecki, se completa con Marlene Svazek (Austria), Tom Van Grieken (Bélgica), Krasimir Karakachanov (Bulgaria), Martin Helme (Estonia), Vincenzo Sofo (Italia) y Paolo Borchia (Italia), Valdemar Tomasevski (Lituania), Rob Roos (Países Bajos) y Aurelian Pavelescu (Rumanía).

Vox había sido hasta la fecha algo ambiguo respecto a Rusia. Especialmente en los últimos días. Tardó varios días en pronunciarse y cuando lo hizo, aunque dijo estar del lado de Ucrania y su soberanía, evitó en todo momento mencionar a Putin. El propio Buxadé, cuando fue preguntado por la relación con el presidente ruso, señalada por Pablo Casado unas horas antes, esquivó la cuestión. “Nosotros no tenemos ningún acuerdo con el Partido Comunista chino”, dijo el eurodiputado, en referencia a un pacto suscrito por los populares.

Vox y sus aliados europeos han cerrado la bautizada como Cumbre de Madrid, celebrada este sábado en la capital, señalando a Rusia por la crisis en Ucrania, aunque sin mencionar expresamente a Vladimir Putin. "Las acciones militares de Rusia en la frontera oriental de Europa nos han conducido al borde de una guerra. La solidaridad, la determinación y la cooperación en materia de defensa entre las naciones de Europa son necesarias ante tales amenazas", han suscrito en un manifiesto conjunto, aunque sin disipar la sensación de división en el bloque.

Vox Conflicto de Ucrania Viktor Orban Polonia
El redactor recomienda