Es noticia
Menú
Rajoy se desentiende de la operación Kitchen en el Congreso: "Nunca hablé con Villarejo"
  1. España
SALE EN DEFENSA DE FERNÁNDEZ DÍAZ

Rajoy se desentiende de la operación Kitchen en el Congreso: "Nunca hablé con Villarejo"

Villarejo aseguró ante los diputados el pasado octubre que se vio con Rajoy en 2014, en plena operación Kitchen, y que le mantenía al tanto del operativo mediante el envío de mensajes

Foto: El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy en la comisión del Congreso. (EFE)
El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy en la comisión del Congreso. (EFE)

Mariano Rajoy compareció este lunes ante la comisión del Congreso que investiga Kitchen, la operación parapolicial que se llevó a cabo en 2013 contra el extesorero del PP Luis Bárcenas. Frente a la versión del comisario Villarejo, que asegura que informaba al expresidente sobre el operativo, se mostró tajante: "No conozco al señor Villarejo. No he hablado con el señor Villarejo en mi vida, ni directa ni indirectamente. Jamás le he mandado un mensaje al señor Villarejo y jamás el señor Villarejo me ha mandado un mensaje". Una y otra vez, repitió la misma idea, incluso en tercera persona: "Que entre lo que diga el señor Villarejo y lo que diga el señor Rajoy, me crean".

El expresidente desmintió así las afirmaciones que el comisario lanzó ante el Congreso en octubre, cuando aseguró haber visto al líder del PP en marzo de 2014 en Génova. Según argumentó Villarejo ante los diputados, quería cerciorarse de que estaba al tanto de Kitchen. Con esta explicación, el policía matizaba anteriores declaraciones sobre el supuesto conocimiento de Rajoy respecto a Kitchen, unos vaivenes que el expresidente no dudó en aprovechar este lunes.

"Permita al compareciente responder de forma adecuada"

"El señor Villarejo dijo de mí lo siguiente: que me conocía, que no me conocía, que me saludó una vez, que me vio varias veces, que nunca me habló de este asunto, que pensaba que estaba informado de todo pero que no lo podía asegurar, que me informaba a través de terceros...". Rajoy no pudo ir más allá porque el diputado del PSOE Felipe Sicilia le interrumpió —"No pretendo ser impertinente..."—, un frenazo ante el que elevó el tono: "Pero lo es". A partir de ahí, la tensión fue en aumento.

El cruce de golpes llegó a tal punto que la presidenta de la comisión, la socialista Isaura Leal, trató de poner paz entre ambos: "Un momentito señor Sicilia y señor Rajoy, discúlpenme. La sala está llena, la tarde es larga... Les ruego, por favor, por respeto al compareciente y a los distintos turnos de portavoces, no acompañen el continuo murmullo sobre lo que está sucediendo". "Al señor Sicilia le ruego que, cuando usted plantee una pregunta, permita al compareciente responder de forma adecuada".

Foto: José Villarejo comparece ante la comisión parlamentaria. (EFE)

Pero por momentos, el meollo de la operación Kitchen quedó en segundo plano para dar paso a las tramas de corrupción del PP. Ante estas preguntas, Rajoy negó la existencia de una caja B en el partido y restó credibilidad a Bárcenas hasta el punto de equipararle con el propio Villarejo, defendiendo así la inocencia del exministro de Interior Jorge Fernández Díaz y dedicando buenas palabras al exsecretario de Estado Francisco Martínez, quienes se encuentran entre los imputados del caso Kitchen. También negó que la exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, le informara sobre sus reuniones con el comisario en Génova.

"Yo, desde luego, no supe de la existencia de este sinfín de causas que están estos días en los tribunales. Ni siquiera podría decirle cuándo me enteré yo de que existía el señor Villarejo", se justificó. "Desgraciadamente, llegué al Gobierno en un momento de extrema dificultad y tenía asuntos bastante más complejos a los que dedicarme que, en fin, actividades que son propias de la Policía y de la Guardia Civil". "¿Para qué me traen?", llegó a preguntarse. "No puedo aportar nada".

Foto: El extesorero del PP Luis Bárcenas. (EFE)

Apoyándose en este supuesto desconocimiento, Rajoy se desentendió de la operación Kitchen y, no conformes con su argumentación, diputados de la oposición recordaron los motes con los que algunos investigados del caso Villarejo se referían a él: el 'Barbas' o el 'Asturiano'. El expresidente no cedió terreno: "Como si dice 'el Chino'". "Yo no lo conocía. ¿Usted qué busca, un titular?", lanzó al diputado de ERC, Gabriel Rufián. "Me temo que ha venido usted a afirmar sus prejuicios, pero usted no ha demostrado nada". Llegados a ese punto, Rufían se levantó de su asiento para entregarle una copia con parte de la sentencia de la Audiencia Nacional sobre Gürtel.

Este lunes, con su testimonio, Rajoy puso así fin a la comisión del Congreso que investiga Kitchen tras diez meses de comparecencias. Los diputados de los partidos tendrán que redactar ahora un informe con sus concluiones finales, tras lo que serán sometidas a ratificación en el pleno del Congreso.

Mariano Rajoy compareció este lunes ante la comisión del Congreso que investiga Kitchen, la operación parapolicial que se llevó a cabo en 2013 contra el extesorero del PP Luis Bárcenas. Frente a la versión del comisario Villarejo, que asegura que informaba al expresidente sobre el operativo, se mostró tajante: "No conozco al señor Villarejo. No he hablado con el señor Villarejo en mi vida, ni directa ni indirectamente. Jamás le he mandado un mensaje al señor Villarejo y jamás el señor Villarejo me ha mandado un mensaje". Una y otra vez, repitió la misma idea, incluso en tercera persona: "Que entre lo que diga el señor Villarejo y lo que diga el señor Rajoy, me crean".

Mariano Rajoy Partido Popular (PP)
El redactor recomienda