Moncloa cuida a Airbus con dos contratos por 1.000 millones ante la amenaza de despidos
  1. España
En zonas especialmente sensibles

Moncloa cuida a Airbus con dos contratos por 1.000 millones ante la amenaza de despidos

Sánchez y el CEO de la compañía cerraron un acuerdo para reducir las salidas de trabajadores a cambio de carga de trabajo. El objetivo del Gobierno es evitar los ERE masivos

Foto: Sánchez y Robles con el CEO de Airbus, G. Faury. (Moncloa/Fernando Calvo)
Sánchez y Robles con el CEO de Airbus, G. Faury. (Moncloa/Fernando Calvo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El Gobierno está empezando a entregar grandes contratos a Airbus, firma participada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales en un 4,12%, a cambio de garantizar centenares de puestos de trabajo. Acuerdos económicos de elevada envergadura a cambio de que la multinacional reduzca sus despidos en España y continúe apostando por las plantas nacionales. Es parte del acuerdo de paz que cerraron el CEO de la compañía, Guillaume Faury, y el presidente, Pedro Sánchez, a cambio de asegurar carga de trabajo en algunas factorías especialmente sensibles.

Moncloa y los ministerios van cumpliendo con Airbus y autorizando contratos millonarios para la compañía. El primero de estos acuerdos ha sido firmado hace cuatro semanas por el Ministerio de Defensa y contempla la transformación de tres A330 de Iberia en tres A330 Multi-Role Tanker Transport aircraft (MRTT, por sus siglas). Es decir, aviones civiles serán reconvertidos en aeronaves de transporte militar en las instalaciones de Airbus en Getafe. Los aparatos serán entregados a las Fuerzas Armadas a lo lago de los próximos años: el primero llegará en 2023 y el tercero, en 2025.

El A330 MRTT es operado por el Ala 45 de la Fuerza Aérea Española, con base en Torrejón de Ardoz. El contrato incluye el mantenimiento de los aparatos, el entrenamiento de sus operarios y repuestos hasta la finalización del mismo. El departamento de Margarita Robles, a través de la Subdirección General de Adquisiciones de Armamento y Material, desembolsará un total de 675 millones a la filial de Defensa de la compañía aeronáutica.

Foto: El presidente Pedro Sánchez y el CEO de Airbus, Guillaume Faury. (EFE)

El segundo gran contrato del Gobierno con Airbus ha sido firmado hace apenas 10 días por un total de 310 millones de euros a través de un procedimiento negociado sin publicidad. El Ministerio de Defensa, a través de la misma Subdirección General de Armamento y Material, ha adquirido 36 helicópteros H135, una aeronave ligera que se utilizará tanto para las Fuerzas Armadas (Ejército del Aire y Armada) como para el Ministerio del Interior (Policía y Guardia Civil).

Ambos son los dos primeros grandes contratos tras el confinamiento en cuanto a adquisición de grandes medios de transporte y suponen, por tanto, un gesto del Gobierno hacia Airbus. 1.000 millones de euros iniciales que se irán ampliando en los próximos meses, según explican fuentes del Ejecutivo, como muestra de apoyo a la multinacional. El sector de la aeronáutica y la defensa genera el 7,3% del PIB industrial y ocupa a más de 150.000 personas, entre empleos directos e indirectos.

Foto: Estudiantes se suman a la lucha de los trabajadores de Airbus en Puerto Real. (EFE/Román Ríos)

El Gobierno ya aprobó un Plan Tecnológico Aeronáutico (PTA) con cargo a los fondos europeos que está siendo gestionado por la Agencia Española de Innovación (CDTI), dependiente del Ministerio de Ciencia. En los presupuestos de este año se ha incrementado hasta 40 millones la partida de este plan. Pero el Ejecutivo tiene firmados más compromisos con Airbus, como la compra de cuatro aviones C295 para la Patrulla Marítima o de otros tantos H160 a lo largo de los próximos años, además de otros programas como el NGWS/FCAS (Futuro Sistema de Combate Aéreo), que fue el origen del cisma, o la financiación del helicóptero NH90 y el A400M. Es decir, Moncloa ha comprometido al futuro Gobierno, sea del color que sea, estos acuerdos con Airbus.

'Quid pro quo'. Airbus también se ha comprometido con el Gobierno a cumplir una serie de condiciones para recibir estos contratos. La multinacional aceptó "minimizar" los despidos en España (donde había un ERE de 600 personas hubo un plan de bajas incentivadas) y a "buscar fórmulas y soluciones para las plantas con menor carga, teniendo en cuenta su localización". Una de esas bases es Puerto Real, en Cádiz, unas instalaciones que serán clausuradas en 2024. Se ha creado un grupo de trabajo, en el que participa el Ministerio de Industria, para avanzar en soluciones.

El Gobierno también trabaja junto a Airbus en el desarrollo e impulso del Polígono Aeronáutico y Logístico, un recinto que acaba de ser declarado por el Ejecutivo de Castilla-La Mancha como un Proyecto de Singular Interés para la innovación. Ahí quiere la compañía fijar su 'hub' logístico, una apuesta que generará empleos directos e indirectos, según se contempló en el acuerdo sellado con Moncloa. Asimismo, Airbus participará en la parte de ingeniería del desarrollo de la versión policial del nuevo helicóptero H160 que emplearán la Guardia Civil y la Policía Nacional.

El Gobierno está empezando a entregar grandes contratos a Airbus, firma participada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales en un 4,12%, a cambio de garantizar centenares de puestos de trabajo. Acuerdos económicos de elevada envergadura a cambio de que la multinacional reduzca sus despidos en España y continúe apostando por las plantas nacionales. Es parte del acuerdo de paz que cerraron el CEO de la compañía, Guillaume Faury, y el presidente, Pedro Sánchez, a cambio de asegurar carga de trabajo en algunas factorías especialmente sensibles.

Moncloa Pedro Sánchez Fuerzas Armadas
El redactor recomienda