EL PRESIDENTE DE AIRBUS VISITARÁ ESPAÑA

Indra liderará el futuro Eurofighter en medio del cisma entre Airbus y el Gobierno

Giro histórico en la política industrial-militar: la SEPI y el Ministerio de Defensa eligen un grupo español como cabeza de un gran programa europeo tras dos décadas confiando en Airbus

Foto: El actual Eurofighter Typhoon. (Reuters)
El actual Eurofighter Typhoon. (Reuters)

El Ministerio de Defensa ha elegido a Indra como empresa coordinadora en España del macroprograma militar del futuro Eurofighter —conocido como FCAS y con 200.000 millones de presupuesto—. La decisión supone un vuelco histórico en la dirección de la política industrial-militar del Estado: de venir confiando las dos últimas décadas en Airbus como líder, ahora se decide a dar una opción a Indra y, por decirlo así, cambiar de baraja cara al FCAS.

Vicente Fernández, presidente de la SEPI, que controla casi el 20% de Indra y también el 4% de Airbus, ha tenido un papel clave en este giro de consecuencias aún difíciles de atisbar, según diversas fuentes consultadas. La compañía española, que se ha revalorizado un 4,4% en bolsa tras conocerse su designación, ha asegurado en un comunicado que la elección "es un reconocimiento de las capacidades de Indra en sistemas de defensa, su experiencia en programas internacionales y su idoneidad para coordinar y ejercer de elemento tractor de la industria española".

El grupo que preside Fernando Abril-Martorell añadió que, en estrecha colaboración con el Ministerio de Defensa, "trabajará para que la industria española alcance el máximo nivel de participación en este y para facilitar su acceso a las oportunidades de generación de conocimiento, desarrollo de negocio y de capacidad exportadora, creación de tecnologías utilizables también en el ámbito civil y generación de empleo de alto valor".

La noticia, avanzada por 'ABC' a primera hora de la tarde de este jueves, ha generado un cisma entre el Gobierno y Airbus España. La empresa, que también cuenta con el Estado español en su accionariado, ha emitido duras críticas a la decisión. La estructura española del grupo europeo, liderada por Alberto Gutiérrez desde inicios de año, descontaba ser la gestora de la parte del presupuesto del FCAS que recayera en España. De hecho, ha sido quien públicamente más ha empujado para que el Gobierno español entrara en el consorcio.

España se sumó al proyecto en condiciones de igualdad con Francia y Alemania en junio. Solo en los 30.000 millones iniciales de gastos de desarrollo, alrededor de 6.000 millones habrán de ser administrados por España. Es decir, será Indra quien lidere la distribución de esos paquetes de trabajo y quien, eventualmente, subcontrate a Airbus, algo inédito. Ahora, Indra (junto a ITP) es uno de los dos proveedores del actual Eurofighter Typhoon para Airbus.

Sistema de sistemas

El FCAS es un sistema de sistemas en el que la pieza clave, el nuevo caza de combate, ha sido desarrollada por el grupo francés Dassault. Airbus se alió con Dasault hace dos años y se encargará de producir los sistemas de comunicaciones y los aviones no tripulados que complementarán al propio caza. El Gobierno español aprobó el pasado viernes una primera partida de 110 millones para iniciar el desarrollo del FCAS, dinero que irá, por decirlo así, a Dassault y no a Airbus. Y esto ha soliviantado a la cúpula del grupo europeo en España. Dassault es el coordinador de la parte francesa del FCAS y Airbus lo es de la alemana, e Indra actuará en condiciones de igualdad con ellos.

"Solo Airbus tiene la escala, las capacidades y la experiencia para representar de mejor manera los intereses industriales de España y trabajar en igualdad de condiciones con los coordinadores nacionales franceses y alemanes, y esta decisión puede afectar a la influencia industrial y participación de España en el programa aeroespacial y de defensa más grande de la historia de Europa", ha señalado la empresa en un comunicado. "Ninguna otra empresa en España tiene los conocimientos técnicos para poder desarrollar la participación de España en el avión y en el área de la nube de combate. Décadas de crecimiento e inversión de Airbus en la industria, la tecnología y la cadena de suministro españolas se verán socavadas por esta decisión", añade el grupo en un tono desconocido hasta la fecha.

Visita de Guillaume Faury a España

La magnitud del giro dado por el Gobierno ha hecho que el presidente de Airbus, Guillaume Faury, vaya a realizar su primera visita oficial a España desde que ocupa el cargo, lo que ocurrió en abril pasado. Tiene previsto visitar Madrid y también Sevilla en los próximos días. Tratará de poner en valor la apuesta hecha por Airbus en España en los últimos años —el grupo emplea a 12.600 personas de forma directa— y el riesgo que corren las capacidades instaladas por la empresa en España en caso de que finalmente no sea ella quien gestione el retorno industrial para nuestro país derivado de la entrada como socio fundador en el FCAS.

El Ministerio de Defensa, consultado, no pudo responder de inmediato a las cuestiones de este medio. Diferentes fuentes industriales consultadas, que hablan con la condición de anonimato, aportan visiones contrapuestas sobre el movimiento. Por un lado, algunas de esas fuentes señalan que Indra lo tendrá complicado para asumir el papel de empresa coordinadora a escala nacional de un programa de la envergadura del FCAS. "Ni en radares, ni en sistemas ni en sensores tienen las capacidades. España ha desarrollado una magnífica industria de aeroestructuras, otra buena de motores gracias a ITP, y tiene la opción de crear un polo de industria ligada a sistemas y sensores, pero esta decisión la pone en peligro".

Ambos se atribuyen la capacidad para gestionar el retorno industrial a España del macroprograma FCAS, de 200.000 millones de presupuesto

Indra, sin embargo, señaló en su comunicado que sus productos tecnológicos (radares, defensa electrónica, mando y control, sistemas de misión, etc.) "tienen un alto reconocimiento en la industria de defensa". Y defendió su capacidad "para abordar proyectos complejos en todo el mundo. Además, participa en programas internacionales tanto europeos —como el EFA, A400M, NH90, Meteor o ESSOR— como no europeos y del entorno de la OTAN".

Otras fuentes aplauden la decisión "arriesgada y valiente" de la SEPI al colocar a Indra en pie de igualdad con Airbus. "Indra tiene capacidades sobradas, está haciendo, por ejemplo, el nuevo radar del Eurodrone [el dron militar europeo que precisamente impulsa Airbus] y en el fondo este movimiento no es más que la consecuencia de cómo se ha movido Airbus en España en las dos últimas décadas. El FCAS es un proyecto de Dassault y España ha decidido cambiar de baraja y confiar en otro gran grupo para desarrollar su industria", resumen.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios