PP, PSOE y una formación musulmana pactan incluir una nueva fiesta islámica en Ceuta
  1. España
Aid el Fitr

PP, PSOE y una formación musulmana pactan incluir una nueva fiesta islámica en Ceuta

El apoyo de los populares ceutíes a la introducción en el calendario de una segunda festividad islámica suscita malestar en la cúpula del partido en Madrid

Foto: Imagen de archivo del pleno de la Asamblea de Ceuta. (EFE)
Imagen de archivo del pleno de la Asamblea de Ceuta. (EFE)

Vox estaba empeñado desde hace unos meses en acabar con la única fiesta islámica, la Pascua del Sacrificio o Aid el Kébir, que figura desde hace una década en el calendario laboral de Ceuta donde el 44% de sus 85.000 habitantes son de tradición musulmana, según el recuento del Observatorio Andalusí, un centro de estudios vinculado a la Comisión Islámica de España. Aun así otorgar carácter oficial a esa fiesta es algo “incomprensible en una ciudad española y europea”, según el partido de Santiago Abascal, y ahora propone sustituirla por la de San Daniel. Sin embargo, la ciudad incluirá una nueva efeméride ligada al culto islámico.

El pasado fin de semana, el Partido Popular, que gobierna la ciudad, y el PSOE se han puesto de acuerdo, a instancias de una pequeña formación local integrada por musulmanes e izquierdistas laicos (Caballas), en que a partir de ahora no solo habrá en Ceuta una fiesta islámica con carácter oficial sino dos. A la Pascua del Sacrificio se añadirá el Aid el Fitr en la que los musulmanes celebran el final del mes de ayuno (Ramadán).

Foto: Momento del Pleno de la Asamblea de Ceuta suspendido por el enfrentamiento entre los diputados de Vox y los de Coalición Caballas. (EFE)

Kissy Chandiramani, consejera ceutí de Economía y diputada local del PP, confirmó el lunes a mediodía este acuerdo que contribuye a “fortalecer una Ceuta inclusiva y multicultural” y “elimina un punto de conflictividad” que surgía con regularidad a la hora de establecer el calendario laboral que se envía cada año, a finales de septiembre, al Ministerio de Trabajo.

La enmienda formulada de Mohamed Ali, diputado local de Caballas, será respaldada el próximo viernes en el pleno de la Asamblea de Ceuta por, probablemente, todos los partidos excepto Vox que, en votos, es la segunda fuerza política ceutí después del PP. Sus diputados han provocado broncas estos últimos meses en la Cámara tachando de “promarroquíes” a los representantes musulmanes lo que obligó varias veces al presidente ceutí, Juan Jesús Vivas, a suspender el pleno.

Foto: Menores en la frontera entre Marruecos y Ceuta. (EFE)

El apoyo anunciado por los populares ceutíes a la enmienda de Mohamed Ali desagradó a la dirección nacional del Partido Popular que reprocha a sus correligionarios de Ceuta de dar argumentos electorales a la extrema derecha, según indican fuentes del partido. Carlos Verdejo, portavoz de Vox en Ceuta, acusó nada menos a Vivas que de "traicionar" a su ciudad. Calificó su decisión de "vergüenza histórica".

Para lograr encajar la segunda fiesta musulmana en el calendario laboral ha sido necesario hacer un auténtico encaje de bolillos. A partir de ahora el calendario de fiestas locales de Ceuta, a las que se añaden las de carácter nacional, incluirá dos católicas (Virgen de África y San Antonio), dos musulmanas (Aid el Kébir y Aid el Fitr) y, a veces, una laica (Día de Ceuta).

Los días en que los las fiestas coincidan en domingo el lunes siguiente será laborable en Ceuta. Se aprovechará para trasladar el festivo a la Pascua del Sacrificio o el Aid el Fitr. Si, por un casual, no hubiera suficientes efemérides que cayeran en domingo, el Día de Ceuta se convertiría en el comodín. Perdería su carácter festivo aunque, precisó la consejera Chandiramani, sí habrá “actos institucionales” que conmemoren la fecha.

En ningún otro lugar de España las CCAA musulmanas han solicitado que sus principales fiestas religiosas tengan carácter oficial

Hace una década, Melilla se anticipó unos meses a Ceuta en incluir el Aid el Kébir en el calendario laboral. Ahora es muy probable que Coalición por Melilla, una formación de tradición musulmana que gobierna la ciudad junto con el PSOE, inste a seguir el ejemplo ceutí. El 53% de los 85.000 habitantes de Melilla son de tradición islámica, según el Observatorio Andalusí. En ningún otro lugar de España estas comunidades han solicitado que sus dos principales fiestas religiosas tengan carácter oficial. Las dos ciudades son las dos únicas de la UE en las que al menos uno de esos días tiene esa condición.

Vox estaba empeñado desde hace unos meses en acabar con la única fiesta islámica, la Pascua del Sacrificio o Aid el Kébir, que figura desde hace una década en el calendario laboral de Ceuta donde el 44% de sus 85.000 habitantes son de tradición musulmana, según el recuento del Observatorio Andalusí, un centro de estudios vinculado a la Comisión Islámica de España. Aun así otorgar carácter oficial a esa fiesta es algo “incomprensible en una ciudad española y europea”, según el partido de Santiago Abascal, y ahora propone sustituirla por la de San Daniel. Sin embargo, la ciudad incluirá una nueva efeméride ligada al culto islámico.

Ceuta PSOE Partido Popular (PP)
El redactor recomienda