Baja la sismicidad en La Palma, pero el magma sigue empujando hacia la superficie
  1. España
Noche tranquila

Baja la sismicidad en La Palma, pero el magma sigue empujando hacia la superficie

La actividad sísmica ha disminuido su intensidad y se desplaza hacia el noroeste, pero la deformación del suelo del volcán Cumbre Vieja alcanza ya los 10 centímetros

Foto: Imagen de La Palma desde la Estación Espacial Internacional. (NASA)
Imagen de La Palma desde la Estación Espacial Internacional. (NASA)

La Palma ha vivido una noche relativamente tranquila. Desde las 00:00 horas y hasta primera hora de esta mañana, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha localizado seis terremotos de baja intensidad, el mayor de los cuales, detectado a las 4:40 en El Paso, ha sido de magnitud 2,2 y se ha producido a 8 kilómetros de profundidad. No obstante, el enjambre sísmico continúa activo y el terreno de la isla se deforma cada vez más, lo que no implica, necesariamente, que vaya a producirse una erupción, pero sí que el magma se acerca a la superficie.

Desde que la actividad sísmica comenzó a intensificarse el pasado sábado en La Palma, se han producido más de 20.650 terremotos, aunque la mayoría son tan pequeños que ni siquiera ha sido posible determinar su localización, según el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). Esta sucesión de movimientos en el subsuelo se conoce como enjambre sísmico y es habitual en este territorio: en lo que va de 2021 ya se han producido tres, mientras que 2020 acabó con cinco. "La única diferencia entre este y los anteriores es que la profundidad de los terremotos es menor y viene producido por el movimiento del magma hacia arriba", explica a El Confidencial el geólogo Nahúm Méndez.

El primer indicio que apunta a que el enjambre tiene relación con la actividad volcánica son los cambios en la superficie de la isla. El pasado martes, los científicos detectaron una deformación del suelo de 1,5 centímetros; este miércoles, aumentó a 6; y ayer, alcanzaba ya los 10 centímetros. Por otra parte, el Involcan localizó un reservorio magmático de 11 millones de metros cúbicos (11 Hm3) en el interior del volcán Cumbre Vieja. Precisamente, el empuje hacia la superficie de este magma sería el causante de la deformación del terreno.

Foto: Documental de la BBC basado en el tsunami de La Palma.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias ha acordado mantener el semáforo amarillo de alerta en la isla y advierte de que el enjambre sísmico puede tener una "evolución rápida a corto plazo". A este respecto, se ha reforzado el seguimiento continuo de la actividad sísmica y se recomienda a la población permanecer atenta a cualquier información que proporcionen las autoridades.

"El magma ascenderá por el camino más fácil"

"Seguimos teniendo terremotos en dos zonas: unos a entre 7 y 9 kilómetros de profundidad y otros a entre 0 y 3 kilómetros de profundidad", ha explicado a Radio Televisión Canaria el sismólogo del IGN Itahiza Domínguez. "Podemos decir que están siendo bombeos. Hemos tenido dos bombeos fuertes durante las dos primeras noches y luego hemos tenido otras dos noches más flojitas. Si comparamos con otros procesos anteriores, puede ser que se produzca un aumento en cualquier momento", añade.

Los terremotos a poca profundidad se concentran en las zonas de Jedey, Las Manchas San Nicolás y Cuatro Caminos. Sin embargo, Domínguez aclara que, de producirse una erupción, no tendría por qué ser en esos puntos: "El magma no asciende de manera vertical. Ahora mismo se encuentra a unos 7 u 8 kilómetros de profundidad, y el magma va a ascender por el camino más fácil que encuentre".

Canarias
El redactor recomienda