Errejón, a juicio por la presunta patada al hombre que le pidió un selfi
  1. España
Delito leve

Errejón, a juicio por la presunta patada al hombre que le pidió un selfi

La instructora no ve acreditada la agresión y ordena vista oral por delito leve, por lo que no se ve afectado el aforamiento del que goza al ser diputado nacional

Foto: Iñigo Errejón. (EFE)
Iñigo Errejón. (EFE)

El líder de Más País, Íñigo Errejón, afrontará un juicio por la presunta patada propinada a un viandante que le pidió una foto el pasado mes de mayo. Según confirman fuentes jurídicas, la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 16 de Madrid, Margarita Valcarce, considera los hechos delito leve al no ver acreditada la agresión denunciada. Acuerda abrir vista oral para determinar su culpabilidad. El juicio se celebrará en Plaza de Castilla en una fecha por determinar, ya que al ser delito leve no se ve afectado el aforamiento del que goza como diputado nacional.

En el auto, la magistrada especifica que los hechos hasta ahora investigados pueden corresponder a "un delito leve de maltrato", pero destaca que no se ha acreditado "la existencia del un delito de lesiones a la vista del informe médico forense". En el mismo, adelantado por El Confidencial, se pone de manifiesto que "no se considera acreditada la existencia de lesiones traumáticas agudas derivadas de la agresión física", "patada con impacto con planta del pie en región baja abdominal".

Foto: El líder de Más País, Iñigo Errejón. (EFE)

Como ha adelantado 'Okdiario' y confirmado El Confidencial, la decisión se ha adoptado una vez practicadas todas las diligencias pendientes. La instructora ha escuchado a varios testigos, examinado los informes forenses y analizado los informes policiales. También ha visionado las cámaras de seguridad de la zona, el madrileño barrio de Lavapiés, donde se produjeron los hechos.

El auto también desvela que Errejón ha solicitado la abstención de la jueza en el juicio por haber participado en la instrucción. "Para evitar dilaciones innecesarias y toda vez que esta juzgadora ha intervenido en la instrucción de la causa, dese traslado al resto de las partes y Ministerio Fiscal para que se pronuncien sobre la causa de abstención invocada por la defensa", indica la magistrada.

Foto: El líder de Más País, Íñigo Errejón. (EFE)

El vecino de Lavapiés que denunció los hechos, A. D. C., de 67 años, acudió la madrugada del lunes 3 de mayo a las dependencias de la comisaría de Madrid Centro con obligación legal de decir la verdad. Ante un instructor y un secretario de la Policía, declaró que unas horas antes había estado en un bar llamado La Pianola. Cerca de ese lugar se encontró a "un grupo de unas cinco o seis personas", entre las que identificó a Íñigo Errejón. Le dijo que le gustaría tener una foto con él, igual que tiene "con diversos políticos".

Según sostuvo, la respuesta de Errejón fue negativa. "Yo a estas horas no trabajo", le contestó. El denunciante admitió que le insistió: "Anda, déjame hacerme una fotografía contigo, aunque soy uno de los que te ponen a parir en internet". Acto seguido, siempre según la denuncia, Errejón le pegó una patada en la barriga que le dejó "bloqueado por la situación", aunque no llegó a caer al suelo. Describió al político con ropa de color azul y apuntó que le acompañaba una chica joven "de pelo rubio".

Los testigos

Las declaraciones practicadas se efectuaron a la mujer que había llamado al 091 y que estaba en el lugar porque fue a visitar a su madre. Indició que pudo observar un grupo de personas en reyerta. El segundo testigo contó que había estado tomando unas consumiciones durante 20 minutos con el denunciante, al que "conoce desde hace años, uniéndole una relación de amistad". "Unos metros después de dejar el bar, ambos observaron a un grupo de personas que formando un círculo hablaban entre ellos componiendo este grupo un varón al que reconoció como el político Íñigo Errejón, una chica con el pelo oscuro vestida con una blusa blanca y dos varones más".

Foto: El líder de Más País, Íñigo Errejón. (EFE)

Precisó que Errejón le golpeó con la pierna derecha y que después apareció un varón de raza negra que "vociferando lanzó varias latas que portaba al suelo". Este testigo cree 'firmemente' que el varón negro iba con el grupo de Errejón, que aprovechó la 'agitación' creada para irse de la zona. A los agentes les añadió que al día siguiente se encontró con otro conocido del barrio que le aseguró haber visto la agresión.

También declaró una tercera persona que indicó que, cuando él llegó al lugar esa noche, comenzó a ver gente corriendo en sentido contrario al suyo, dándole la impresión de que "huían de algo". Dijo que serían unas tres o cuatro personas, “entre las que le pareció que estaba el político Íñigo Errejón y además un varón de raza negra, y que iban sin mascarilla”.

Íñigo Errejón Más País Jueces
El redactor recomienda