Montero desmiente a Escrivá y niega que el Gobierno trabaje en una tasa para Madrid
  1. España
"ES UNA OCURRENCIA"

Montero desmiente a Escrivá y niega que el Gobierno trabaje en una tasa para Madrid

La medida no gustó en la mayoría de las comunidades autónomas, aunque varias regiones sí ven con buenos ojos igualar las tasas en toda España

Foto: Ximo Puig y Escrivá, en uno de sus encuentros bilaterales. (EFE)
Ximo Puig y Escrivá, en uno de sus encuentros bilaterales. (EFE)

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, negó rotundamente que el Gobierno esté trabajando, ni siquiera baraje, una figura que grave la capitalidad política y económica de Madrid. “Esa propuesta no está en la agenda del Gobierno ni lo va a estar nunca”, zanjó Montero, que quiso ser especialmente contundente y clara, añadió. La polémica se abrió después de que el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, diera oxígeno a la propuesta del presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, de que Madrid compense al resto de España gravando a las rentas más altas por los efectos económicos de su capitalidad y la progresiva acumulación de riqueza y poder político. Una idea contra la que se revolvió de forma inmediata la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), y que, además, no tuvo apoyo en el resto de comunidades de España.

Montero trató de cortar la polémica de raíz y fue bastante clara al negar que esa idea esté sobre la mesa en pleno debate de la reforma tributaria, de la negociación del modelo de financiación autonómica y las concesiones a Cataluña. La ministra de Hacienda acusó al PP de “jugar permanentemente al victimismo” y de intentar “buscar polémica donde no hay nada”.

Foto: José Luis Escrivá, con el presidente valenciano, Ximo Puig. (EFE)

“Para nosotros la fiscalidad es un elemento imprescindible para seguir prestando servicios públicos de calidad, pero jamás van a encontrar en este Gobierno nada que haga que se enfrenten los territorios. No van a encontrar nada”, redundó Montero, “El Gobierno no trabaja en esa dirección y me parecería contraproducente que ningún Gobierno del color político que fuera trabajara en esa dirección”, agregó la responsable del Ministerio de Hacienda.

Montero sí que ha defendido en otras ocasiones, también lo hacía como consejera andaluza del ramo, una armonización fiscal que acabe con el ‘dumping’ fiscal del que acusa a los territorios más ricos del país, principalmente Madrid, y que le permite tener una política tributaria más laxa que aquellos otros que necesitan recaudar más con rentas más bajas. Nada que ver con esa nueva figura tributaria que ha calentado el debate las últimas 24 horas, explicaron desde su equipo. En noviembre de 2020, Montero pactó con ERC esa reforma fiscal para armonizar tributos autonómicos.

María Jesús Montero niega que el Gobierno trabaje en una tasa para Madrid. (Atlas)

“Este Gobierno nunca va a hacer una política que enfrente a los territorios. Es más, llevamos durante toda experiencia de gobierno buscando el diálogo, el consenso, la capacidad de ponernos de acuerdo entre todos los territorios que conforman España para que no se produzcan ni comparaciones ni agravios que hagan que unas personas piensen que por el hecho de vivir en un sitio tengan menos oportunidades que por vivir en otro”, señaló la ministra de Hacienda. “Para nosotros la fiscalidad es un elemento imprescindible para seguir prestando servicios públicos de calidad, pero jamás van a encontrar en este Gobierno nada que haga que se enfrenten los territorios”, concluyó.

Sin eco en otras CCAA

La 'tasa Puig' no tiene quien la quiera en la España de las autonomías. Ni 24 horas han tardado las comunidades en aislar al presidente valenciano, Ximo Puig, en su pretensión de crear una figura (no la ha llamado impuesto) que grave la condición de capital económica y política de Madrid. O que nivele este "plus". Este jueves expresó su apoyo a la medida el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá.

Aragón, Castilla-La Mancha, Cantabria o Extremadura han sido las primeras regiones, junto a la que preside Isabel Díaz Ayuso, que han dado portazo a esta alternativa. Al margen del grito del Gobierno madrileño, que acusó a Moncloa de alimentar la "madrileñofobia”, la propuesta no ha calado ni en los principales feudos socialistas. Es el caso de Aragón, presidida por Javier Lambán, quien no está muy por la labor de apoyar el impuesto. “No somos partidarios de imponerle tasas específicas a ninguna comunidad, sea la que sea”, zanjan las fuentes consultadas por El Confidencial. Más duros son desde Extremadura, también bajo signo socialista. Allí, la vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración pública, Pilar Blanco-Morales, ha llegado a tildar de “ocurrencia” la proposición de Puig.

Foto: Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso, en la Moncloa. (EFE)

Tampoco se posicionan a favor desde Castilla-La Mancha. Fuentes oficiales del equipo de Gobierno del también socialista Emiliano García-Page, evitan respaldar la propuesta y se limitan a señalar que ellos están centrados en sus propias propuestas fiscales al respecto y avanzan que solo cuando se abra el debate sobre la financiación autonómica “a fondo y en serio”, hablarán todos.

Armonización fiscal

Tanto en Aragón como en Extremadura, eso sí, deslizan que es necesario tratar el asunto de la fiscalidad autonómica para evitar que se acrecienten las diferencias entre regiones. Desde el Gobierno de Aragón consideran que el Consejo de Política Fiscal y Financiera debería buscar, "de manera consensuada, algún tipo de armonización fiscal" que incluyera a País Vasco y Navarra. Añaden las fuentes consultadas del Gobierno aragonés que el efecto de la capitalidad sobre la economía no se puede obviar, aunque abogan por “estudiar alternativas aplicadas en otros países” al impuesto sobre las rentas altas en Madrid. Por su parte, Blanco-Morales, ha insistido desde Extremadura, como recoge EP, en esa idea de conseguir una armonización fiscal en España que evite agrandar la brecha entre regiones.

"No digo que le pongan un impuesto distinto a Madrid, pero que Madrid tampoco pueda hacer impuestos distintos"

En la misma línea se ha pronunciado el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien, en una entrevista concedida a Onda Cero, ha reclamado a Moncloa equiparar los impuestos para todos los españoles: “No digo que le pongan un impuesto distinto a Madrid, de capitalidad, pero que Madrid tampoco pueda hacer impuestos distintos a los que tenemos en Cantabria”.

Fuentes de la Consejería de Hacienda de la Junta de Castilla y León, donde gobierna el popular Alfonso Fernández Mañueco, subrayan, por su parte, que desde Valladolid nunca se apoyarán medidas que lleven aparejadas la unificación de tasas al alza, ya que esta región es más competitiva cuando ajusta sus impuestos: “Preferimos que más gente pague un poco menos a que unos pocos paguen mucho. No queremos subir impuestos”.

La España vaciada tampoco lo ve

La discusión tiene un tercer frente que ha pasado inadvertido: la España vaciada que, pese a poder verse beneficiada, tampoco considera que la 'tasa Puig' sea la mejor opción para equilibrar y vertebrar el territorio, aunque sí son partidarios de buscar una nueva fórmula —en consonancia con los presidentes autonómicos— que dé una oportunidad para progresar económicamente a las zonas más deprimidas y que pasa, como propone Aragón, por la armonización fiscal.

Foto: Aeropuerto de El Prat. (Getty)

“Nos parece discriminatorio que Madrid tenga ventajas fiscales sobre los territorios de la España vaciada. Es un contrasentido que la parte más desarrollada del país tenga más facilidades para atraer riqueza que las que no, pero no vemos que eso se solucione con un impuesto especial”, subraya su diputado, Tomás Guitarte, quien indica que, bajo su criterio, sería más adecuado “utilizar las ayudas fiscales para ayudar a territorios que tienen dificultades”.

La misma opción que defiende Soria Ya!, plataforma que todavía está al margen de la arena política. “Siempre hemos pedido discriminación fiscal positiva y esto que se plantea es discriminación fiscal negativa para la gente que vive en Madrid”, subraya su portavoz Vanessa García, quien no ve demasiado real esta propuesta y que indica que en su organización les preocupa más que las zonas despobladas queden al margen de las inversiones millonarias del Gobierno, como pueden ser las previstas para los aeropuertos de Madrid o Barcelona: “Vuelven a llevarse el dinero los de siempre y aquí lo necesitamos más”.

Ximo Puig Moncloa Isabel Díaz Ayuso Javier Lambán José Luis Escrivá Fiscalidad Financiación autonómica Emiliano García-Page
El redactor recomienda