Casado arenga a sus filas: "Estamos en condiciones de volver a ganar las generales"
  1. España
TRES AÑOS DE PRESIDENTE

Casado arenga a sus filas: "Estamos en condiciones de volver a ganar las generales"

El líder del PP se dirige a los principales cuadros de su partido, asume que la reunificación del centro derecha se ha cumplido y advierte de que no hay otro camino que llegar a Moncloa

placeholder Foto: El líder del PP, Pablo Casado, en la Sierra de Gredos. (David Mudarra)
El líder del PP, Pablo Casado, en la Sierra de Gredos. (David Mudarra)

En su tercer aniversario como presidente del PP y desde la Sierra de Gredos, Pablo Casado se dirigió a los principales cargos de su partido, reunidos en la junta directiva nacional, para dar por consolidada la alternativa a Pedro Sánchez y advertir a los suyos de que si hay elecciones generales, la formación llegaría a la Moncloa. El mensaje, fiado a las encuestas publicadas en los últimos meses y sin referirse al CIS de este mismo miércoles en el que el PSOE va en cabeza, fue contundente: “Estamos en condiciones de volver a ganar las elecciones generales a pesar de todas las dificultades”, aseguró, después de repasar su particular travesía en el desierto en este tiempo.

Aunque comenzó con la vista puesta hace tres años (cuando Mariano Rajoy salió del Gobierno con una moción de censura y el partido arrasado), no tenía que mirar tan lejos. El año empezó muy mal para el PP con las elecciones catalanas y las continuas sombras del pasado, y el revulsivo llegó el 4 de mayo con la victoria de Isabel Díaz Ayuso. Sobre la dirigente madrileña y el presidente de la Xunta se refirió a “sus arrolladoras mayorías”, igual que “la fortaleza” de los presidentes de Murcia y Castilla y León “frente a las oscuras mociones de censura del PSOE” o el “histórico gobierno” de Juanma Moreno en Andalucía, en clara referencia al fin del socialismo tras casi 40 años.

En las experiencias de sus barones y otros alcaldes como José Luis Martínez-Almeida se apoyó Casado para dejar claro que la alternativa del PP está lista. “Somos un partido de Estado y de Gobierno”, repitió en más de una ocasión. “Somos el camino para salir de la crisis social y el laberinto institucional que Sánchez nos va a dejar”, avanzó, tras la “negligente gestión” de la pandemia del Ejecutivo de coalición, a lo que sumó “las mentiras” del presidente. “Engañó masivamente a los españoles y pactó con quien nadie lo hubiera hecho”. Por eso, continuó el líder del PP, “la crisis no es solo por la pandemia, sino por la incompetencia y arrogancia de un Gobierno limitado a fuegos de artificio”.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

El líder del PP criticó con dureza los pactos del Ejecutivo “y los avances de su agenda Frankenstein para cambiar el régimen” tras alabanzas insistentes a la Transición y lo que consiguieron sus protagonistas. Pero también quiso sacar pecho de una labor de oposición constructiva, repitiendo como en otras ocasiones los pactos de Estado ofrecidos antes de la crisis sanitaria y el plan b jurídico con una ley de pandemias después, además de una autoridad independiente para gestionar los fondos europeos “con eficacia y honestidad”.

También se refirió a la renovación de órganos institucionales, un tema de lo más recurrente que no termina de arrojar nada de luz. Casado volvió a reprochar al Gobierno “que le eche la culpa a los demás” cuando, según el PP, “mañana mismo pactamos la renovación si pactamos avanzar en la independencia de los jueces con los estándares que dice la Comisión Europea”. El PP sigue teniendo encima de la mesa varios requisitos para llegar a un acuerdo y uno de ellos es la necesidad de que los políticos no intervengan en la elección de los vocales del Consejo General del Poder Judicial. El ministro de la presidencia, Félix Bolaños, aseguró esta misma mañana que el sistema actual siempre ha funcionado.

placeholder  La dirección nacional se reúne en Gredos para la junta directiva. (David Mudarra)
La dirección nacional se reúne en Gredos para la junta directiva. (David Mudarra)


Reunificación del centro derecha

Además de defender expresamente la monarquía parlamentaria “elegida por los ciudadanos en referéndum” y cerrar filas con Felipe VI en la jefatura del Estado, Casado también lanzó un mensaje al Gobierno justo después de aprobar la nueva ley de memoria democrática en el Consejo de Ministros y tras verse envuelto en varias polémicas de la materia, primero por unas declaraciones del propio Casado sobre la Guerra Civil y después del exministro Ignacio Camuñas negando que en 1936 hubiera un golpe de Estado en un foro organizado por el PP. “Nadie debe desenterrar viejas heridas, ni descoser el perdón que sellaron nuestros padres y abuelos. Y menos para polarizar a la ciudadanía”, dijo el líder del PP.

Internamente y en lo que respecta a la competencia electoral por la derecha, también hubo muchos mensajes relevantes. “Ha pasado poco tiempo, pero han pasado muchas cosas desde las primarias en las que me elegisteis. Éramos la tercera fuerza y hoy somos la primera. Volvemos a ser la esperanza de futuro y ya avisé que sería la última vez que otro partido intentaba sustituir nuestras ideas, porque no aceptamos recambios ni sucedáneos”.

Foto: Pablo Casado, Cuca Gamarra y Teodoro García Egea. (EFE)

Casado sacó pecho (ya había mencionado también a su secretario general, Teodoro García Egea, clave en la renovación orgánica del partido) por haber mantenido “el pulso firme, sin aceptar presiones internas y externas, y reconstruyendo la casa común del centro derecha”. Ahora que Ciudadanos ha celebrado su convención nacional reivindicándose como “partido liberal”, el líder popular insistió en que en su partido “caben liberales, conservadores, democristianos e incluso socialdemócratas engañados por Sánchez”.

De ahí, que volviera a la carga con la convención que su partido celebra en Valencia el primer fin de semana de octubre, afirmando que “abrirán las puertas del partido de par en par a la sociedad civil para que nos acompañen al gobierno”. El líder del PP centró buena parte de su discurso en la “irresponsabilidad” de Sánchez e Iglesias (hoy ya exvicepresidente) “debilitando las instituciones” y, por eso, volvió a reivindicar la firmeza de su partido “en la defensa de los principios constitucionales”. “Sánchez es el pasado aunque no se dé cuenta. Y tenemos la firme voluntad de seguir adelante con urgencia porque nos sale demasiado caro dejar a millones de personas atrás”.

Foto: Pablo Casado, Alberto Núñez Feijóo y Mariano Rajoy. (EFE)

El jefe de la oposición se erigió como líder “del reformismo serio, el que está en la sección de clásicos de la política” que permite poner en marcha el modelo del PP “de más sociedad y más gobierno” y que quiere “llevar a España al progreso, con libertad y permitiendo a la ciudadanía ser quien quiera ser y vivir como quiera”. Una expresión muy presente en el discurso de Ayuso de las pasadas elecciones en Madrid.

“Urge un gobierno que dé confianza y que haga las reformas que hay que hacer peleándolas en el terreno político, no esperando a que broten en el BOE. Somos capaces, estamos preparados para ganar, no para empatar, y estaremos a la altura de nuestra responsabilidad para no defraudar a nadie”, zanjó Casado.

Pablo Casado Partido Popular (PP)
El redactor recomienda