Casado avisa en Bruselas: "El secesionismo en España es también un problema para la UE"
  1. España
CUMBRE DEL PP EUROPEO

Casado avisa en Bruselas: "El secesionismo en España es también un problema para la UE"

El líder del PP defiende su rechazo a los indultos "en beneficio de un Gobierno" y deja claro que "si se da carta blanca al independentismo" la Unión Europea "tendrá un problema"

placeholder Foto: Pablo Casado se reúne con Ursula von der Leyen. (David Mudarra)
Pablo Casado se reúne con Ursula von der Leyen. (David Mudarra)

Pablo Casado acudió esta mañana a la cumbre del Partido Popular Europeo, el encuentro que mantienen primeros ministros y líderes de la oposición en el que comentan los asuntos domésticos más relevantes para cada uno y que siempre tiene lugar antes de los consejos europeos, con varios asuntos clave encima de la mesa. El principal es el debate sobre los indultos a los presos del 'procés'. Especialmente ahora, con los nueve líderes independentistas excarcelados y la nueva hoja de ruta del Gobierno en camino —Pedro Sánchez recibe a Pere Aragonès en Moncloa la próxima semana y en septiembre impulsarán la mesa de diálogo—.

El presidente del PP compareció al término de la reunión ante los medios para asegurar que habían abordado la situación del Estado de derecho en la UE y que él dejó claro ante sus socios comunitarios que España “es una democracia avanzada, un Estado de derecho absolutamente independiente y que tiene una justicia que dicta sus sentencias en base a la ley y a la Constitución”. Casado aseguró también que defendió la independencia del Tribunal Supremo en sus resoluciones y que criticó “las decisiones políticas para autoindultar a un Gobierno que quiere seguir teniendo el apoyo de nacionalistas e independentistas con los que prometió no tener acuerdos de gobernabilidad”.

Aprovechó su turno de palabras para explicar al resto de líderes populares en la UE que ayer pidió en el Congreso la dimisión de Sánchez y la disolución de las Cortes para que se convoquen nuevas elecciones. Una opción, en todo caso, que el presidente del Gobierno ni se plantea.

Foto: Enrique López. (Jesús Hellín)

"La UE está con una España unida"

Casado también se vio a solas con la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que la semana pasada estuvo en Madrid con Sánchez y dio luz verde al plan del Gobierno sobre los fondos europeos sin reproches. Los fondos de recuperación son el otro asunto que abordaron los populares.

Casado exige a Sánchez que dimita y consulte en las urnas el apoyo a los indultos.

"O miente en Bruselas o miente en Madrid"

Por otro lado, Casado aseguró que Sánchez “tiene dos caras, una en Bruselas y otra en Madrid” y aseguró que “o miente en un sitio o miente en el otro”. Después de defender los programas de recuperación (“la Comisión ha aprobado unos programas que apoyamos, lo que no apoyamos es el uso que se está haciendo porque tiene que ser responsable, objetivo y honesto”, dijo), el líder de la oposición aseguró que Sánchez “dice una cosa en Bruselas para que le den los fondos sin condicionalidad y en Madrid la contraria para seguir teniendo el apoyo de sus socios”.

Solo así, dijo el líder del PP, se entiende que “en Bruselas hable de reforma laboral sostenible y en Madrid quiera derogar la vigente, que en Bruselas hable de un sistema de pensiones sostenible y en Madrid defienda quitar el factor de sostenibilidad, o que en Bruselas diga que quiere una ley de educación competitiva y en Madrid apruebe la ley Celaá en la que los niños pueden pasar de curso con suspensos”. El PP, aseguró su presidente, “defiende que se mantengan las reformas y que los fondos vayan a parar a la economía real con transparencia, no a proyectos keynesianos que maquillen las cifras de empleo un tiempo”.

No es la primera vez que el líder del PP alerta en Europa de una acción del Gobierno. Ya en el pasado mes de octubre, precisamente antes de otro Consejo Europeo, Casado viajó a Bruselas y mantuvo una conversación con el comisario de Justicia, Didier Reynders, para pedirle que la Comisión evaluara directamente la polémica reforma del Consejo General del Poder Judicial planteada por el Gobierno. Era el instrumento por el que Moncloa pretendía forzar la renovación del órgano constitucional que el PP mantiene bloqueado. La iniciativa (que meses después acabó siendo retirada) la presentaron conjuntamente PSOE y Podemos en el Congreso y eliminaba de la ecuación al primer partido de la oposición, permitiendo al Ejecutivo controlar de forma directa a 17 de los 21 miembros del Consejo. Casado decidió entonces elevar “su profunda preocupación” a las instituciones europeas.

Pablo Casado Partido Popular (PP) Comisión Europea Indulto CEOE Consejo Europeo
El redactor recomienda