Sánchez pulsa la tecla del diálogo tras los indultos y verá a Aragonès el 29 de junio
  1. España
UN DÍA ANTES DE IR AL CONGRESO

Sánchez pulsa la tecla del diálogo tras los indultos y verá a Aragonès el 29 de junio

El Gobierno ha anunciado dos reuniones, pues, además de con Pere Aragonès, se entrevistará con Isabel Díaz Ayuso en Moncloa el 9 de julio

placeholder Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la salida del Congreso. (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a la salida del Congreso. (EFE)

Apenas dos horas después de que los nueve presos del 'procés' salieran de la cárcel, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que se reunirá el martes próximo, 29 de junio, con su homólogo en la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès. El mandatario socialista pulsa la tecla del diálogo al día siguiente de haber aprobado los indultos el Consejo de Ministros.

El anuncio se ha hecho a través de un escueto comunicado de la Secretaría de Estado de Comunicación, en el que además indica que el 9 de julio verá a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el palacio de la Moncloa. El catalán fue investido antes que la madrileña, de ahí el orden.

Foto: Agentes antidisturbios y manifestantes, durante unas protestas ante la comisaria de la Policía Nacional de Via Laietana, en Barcelona. (EFE)

El Gobierno sigue la secuencia que tiene programada: indultos, reunión bilateral entre presidentes y explicación al Congreso. El miércoles 30, Sánchez comparecerá en la Cámara Baja para argumentar lo que ya ha argumentado: si ha apostado por la medida de gracia a los presos es porque ha apostado por un tiempo nuevo en Cataluña.

El mensaje de la Secretaría de Estado de Comunicación equipara las reuniones del presidente con Aragonès y con Ayuso, e incluso con la reciente que celebró con el máximo mandatario de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. "En ambos casos, como ya ocurriera con la reciente reunión con el presidente de la Junta de Andalucía, el presidente del Gobierno dialogará con sus interlocutores sobre las cuestiones más importantes y urgentes de sus respectivos territorios, entendiendo estos encuentros como un intercambio necesario sobre las principales necesidades y aspiraciones de los ciudadanos y ciudadanas de Cataluña y Madrid".

La agenda catalana

Las expectativas y perspectivas que se abren en Cataluña una vez que los presos han abandonado la prisión, indultados, representan el asunto principal del que hablarán Sánchez y Aragonès. En las previsiones y en los cálculos de las dos administraciones figuraba la reunión en Moncloa como punto de partida de un nuevo proceso de diálogo. Es de esperar que, acabada la entrevista, los equipos de uno y otro, así como sus formaciones políticas, organicen y ordenen tanto los formatos como los temas a tratar.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE)


El presidente de la Generalitat ha dejado claro que, dentro de este marco de negociación, el objetivo es el referéndum de autodeterminación y la amnistía. El presidente del Gobierno ha recalcado que la Constitución y el ordenamiento jurídico impiden ambos extremos. Entre el límite que pone uno y la linde que pone otro, hay un terreno de negociación que Sánchez y Aragonès, así como PSOE y ERC, quieren explorar.

Indagar ese territorio supone hablar de la reforma del Estatuto vigente y, por tanto, de posibles cambios en el modelo de financiación, de la transferencia completa de El Prat, de inversión en infraestructuras o de la readaptación del sistema judicial. También, de la lengua catalana.

No es la primera vez que los dos gobiernos abordarán dichas cuestiones. Ya lo intentó Mariano Rajoy con Carles Puigdemont, e incluso el propio Sánchez con Quim Torra en julio de 2018. De hecho, en esta acordaron ambos dirigentes reanudar una serie de comisiones bilaterales paralizadas desde siete años antes. Las relaciones económicas y fiscales, las relativas a infraestructuras y a las transferencias, fueron las prioritarias.

Y en 2020, antes de que la pandemia interrumpiera todo, Sánchez y Torra celebraron en febrero de ese año dos encuentros: uno en Barcelona y otro en Madrid. El primero lo enmarcaron en la normalización institucional y reveló la Agenda para el Reencuentro del líder del PSOE; el segundo sirvió para el inicio de la mesa de diálogo.

Desde entonces, coronavirus mediante, Torra quedó inhabilitado por desobediencia, se celebraron elecciones, el PSC las ganó y se ha formado nuevo Govern, con Aragonès al frente.

Generalitat de Cataluña Moncloa Indulto Pedro Sánchez
El redactor recomienda