Los indultos agrandan la brecha entre PSOE y Moncloa mientras Sánchez pide valentía
  1. España
SE ASUME EL COSTE EN LAS URNAS

Los indultos agrandan la brecha entre PSOE y Moncloa mientras Sánchez pide valentía

La concesión de los indultos es una operación de riesgo electoral, eso está descontado en el PSOE, que sitúa el partido ante una sensación de “vértigo”

placeholder Foto: El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la presidenta del partido, Cristina Narbona (i), y la portavoz socialista, Adriana Lastra. (EFE)
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la presidenta del partido, Cristina Narbona (i), y la portavoz socialista, Adriana Lastra. (EFE)

Los barones más moderados del PSOE que gobiernan en los territorios del interior ven en la decisión de indultar a los presos del 'procés' el anticipo de un "castigo" electoral. Una decisión que se dicen incapaces de poder explicar a su electorado —por mucho que desde Moncloa se les ha trasladado que se hará pedagogía— y que los apartaría de la centralidad que intentan ocupar.

El presidente manchego, Emiliano García-Page, se alzaba este jueves en portavoz de las voces críticas al advertir sobre los costes de la medida de gracia: "Lo último que querría es que un indulto injustificado a alguien que quiere seguir haciendo lo mismo se convierta en una condena para la organización que lo sustenta". Diputados autonómicos compran incluso el mensaje del PP sobre el cambio de ciclo, si finalmente se conceden los indultos, y alertan sobre un distanciamiento cada vez mayor entre algunas de las estructuras territoriales del PSOE y Moncloa.

El eventual indulto a los políticos presos por el 'procés' amenaza lo que resta de legislatura

Tanto en la dirección del partido como en Moncloa restan importancia a estas críticas, aceptan con normalidad la diversidad de opiniones, pero se mantienen firmes en el mensaje de que deben ser valientes y tomar decisiones difíciles para tratar de desactivar el enquistado conflicto catalán. Y prometen que una vez tomada la decisión se hará pedagogía, avanzando incluso un tono épico, de "valor y valentía", al comparar los posibles indultos y la apertura del diálogo con decisiones también difíciles y con altos costes electorales como las relacionadas con ETA, pero que finalmente lograron poner fin a la violencia terrorista.

Foto: El exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra. (EFE)


Recuerdo de la gestión del fin de ETA

"A veces hay que ser valientes, y claro que no se haría pensando en las elecciones, pero sí en el interés general, con la mirada larga", explica una fuente de Moncloa. Desde Ferraz, coinciden en subrayar que están dispuestos a pagar el precio que pueda tener la medida para encauzar el endémico problema territorial y evitar nuevos embates como el de 2017. "Hay que hacer algo para resolver el conflicto catalán", explican reprochando al PP que, "como en su día con ETA, le tiemblan las piernas" y que ha dejado de ser un interlocutor válido en Cataluña para buscar soluciones. Desjudicializar el conflicto y afrontarlo desde la política, aunque conscientes de sus costes.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE) Opinión

Las encuestas vienen reflejando un rechazo mayoritario de los electores a la concesión de los indultos, también entre los votantes socialistas, aunque, si se pregunta en Cataluña, dos tercios de los electores del PSC sí estarían favor. Con todo, en el Gobierno insisten en la necesidad de desinflamar el conflicto catalán y abrir la vía del diálogo, lo que modificaría las prioridades de la agenda, además de que su objetivo pasa por agotar los dos años y medio restantes de legislatura, diluyendo así en el tiempo el efecto electoral de los indultos para llegar al final del mandato con el viento a favor de la recuperación económica.

La concesión de los indultos es una operación de riesgo electoral, eso está descontado en el PSOE, que sitúa el partido ante una sensación de “vértigo”, según resumen desde las filas del Gobierno. Nadie obvia que dar ese paso, más aún después de conocer la contundencia del informe del Supremo, implicará un coste, pero con todo no hay una especial beligerancia o indignación contra Pedro Sánchez dentro del partido, y si la hay, desde luego no se verbaliza.

García-Page, sobre los indultos: ''Más que una medida de gracia, me parecería una desgracia''

Desde Ferraz, asumen que la puesta en libertad de los políticos presos no tendrá efectos inmediatos, pero sí defienden que es un paso imprescindible para reconstruir puentes e ir avanzando, algo en lo que entienden que deberían estar concernidas todas las fuerzas políticas, "en lugar de echar gasolina". "No se ha tomado la decisión y se tomará cuando toque, pero se necesita un liderazgo valiente, y en la vida y en la política a veces no hay solución fácil, pero siempre hay un camino", argumentaba el director del Gabinete del presidente del Gobierno, Iván Redondo, durante su comparecencia en la Comisión Mixta de Seguridad Nacional en el Congreso.

El coste electoral de los indultos, que ha levantado a varios barones socialistas, es precisamente el argumento que se utiliza en la dirección de los socialistas: disociar los indultos de un ánimo de dar estabilidad a la legislatura manteniendo el apoyo parlamentario de ERC. "Producirá un coste y se pagará, porque es la única manera de vislumbrar un principio" para resolver el conflicto, indican fuentes socialistas.

Foto: Felipe González en el Hormiguero. Opinión
Felipe se encara con Pedro
José Antonio Zarzalejos

No es la opinión que mantienen en el partido a nivel territorial, y tanto desde PP como desde Vox y Ciudadanos, ya han dado muestras de que mantendrán viva esta bandera en contra del Gobierno a lo largo de la legislatura. Recursos judiciales, manifestaciones y mociones de rechazo en ayuntamientos y cámaras autonómicas.

Desde el PSOE más clásico, sondeando por ejemplo a exdirigentes del partido en Andalucía, señalan que el informe del Supremo se lo ha puesto “muy difícil” al Gobierno y repiten, esto es lo más reiterado, que hay que hacer “mucha pedagogía” y “explicarlo muy bien”. Nadie oculta el riesgo que se asume y que es “un momento complicado”, porque ese informe “no ha facilitado las cosas”. Por eso piden al Gobierno que analice bien todos los escenarios antes de tomar una decisión e incluso que retome propuestas anteriores, como la reforma de la ley del Código Penal que hizo el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, para ver si hay otras alternativas a los indultos que permitan abrir el diálogo y caminar hacia la resolución del conflicto catalán fuera de los tribunales de Justicia.

Foto: El líder del PP, Pablo Casado. (EFE)

“Algo habrá que hacer”. Es otro de los planteamientos más repetidos. “Es una situación arriesgada y complicada, pero el Gobierno tiene que tomar la iniciativa”, asumen en el PSOE. “Hay que explicarlo, dar las razones y dejar claro que este Gobierno está obligado a buscar una salida para recuperar la normalidad en la convivencia y en las relaciones institucionales con Cataluña”, agregan desde el partido en Andalucía. “Hay que actuar con conciencia”, señala otra voz reconocida.

Primarias en Andalucía

Sobre los efectos que los indultos puedan tener en graneros clásicos del PSOE como el electorado andaluz, que siempre ha mostrado una posición muy clara respecto al desafío independentista catalán, los socialistas admiten que “eso es imposible medirlo” y dan por descontado que tendrá un coste. “Estas son decisiones que no se pueden tomar pensando en un cálculo electoral, aunque, claro, siempre confías en que el partido haya medido bien que no haya un descalabro”, apuntan desde las filas socialistas. “Hay que poner el acento en que este es un problema heredado del Gobierno del PP al que hay que dar una salida con sentido de Estado, que es precisamente lo que le falta al principal partido de la oposición”, agrega otro veterano del PSOE.

El PP presentará mociones contra los indultos en todos los ayuntamientos de España

Los candidatos a las primarias andaluzas del PSOE también han tenido una posición muy prudente. Susana Díaz, que tuvo que ausentarse de la sesión de control al Gobierno por una bajada de tensión, fue muy parca sobre este asunto al entrar en el pleno. En respuesta a los medios de comunicación, Díaz fue escueta: “Es una competencia del Gobierno, es el que tiene que meditar y decidir”.

Su rival en las primarias, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, fue algo más extenso en una entrevista en COPE, aunque también pidió respeto a la decisión que adopte el Ejecutivo. Mostró su “confianza” en la decisión de Pedro Sánchez, que adoptará, dijo, con “elementos jurídicos y políticos”. Según él, el análisis tiene que hacerse “en todo caso despojándose de esta especie de manta de desgaste permanente y crítica absoluta a todo lo que diga el Gobierno de Pedro Sánchez”. Se trata de “entrar en la profundidad de la decisión cuando finalmente se tome”, añadió Espadas, quien apuntó que la decisión sobre los posibles indultos es “tan compleja, de tanta profundidad en este momento y en esta coyuntura política, que como mínimo me gustaría conocer en profundidad los argumentos que pueda manejar el Consejo de Ministros”.

El PSC ya habla de "fin del conflicto"

La posición expresada por barones como García-Page o Guillermo Fernández Vara choca frontalmente con la de los socialistas catalanes. Un destacado diputado en el Congreso del PSC asegura que los indultos supondrían un paso de gigante para comenzar a cerrar el conflicto, porque "ahora lo único que les quedaba era el victimismo", dice en referencia a los independentistas catalanes. Sin embargo, también comparte que otra cuestión es "el precio que les toca pagar a quienes toman decisiones".

Foto: El 'president' de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés. (EFE)

A los sectores de su partido que la ven con más reticencia o directamente se oponen a la medida de gracia, este diputado se pregunta si "queremos seguir con el conflicto o nos arriesgamos para poder superarlo". Los socialistas catalanes confían en que se abrirá un nuevo ciclo, menos beligerante, y que "en Cataluña se va a cumplir la ley". Las peticiones de amnistía o autodeterminación las enmarcan en mera "retórica" o "consignas decorativas", y ponen en valor cómo el 'president' Aragonès fue investido con la presencia del ministro de Política Territorial.

Menos entusiasta es el diputado vasco y miembro de la ejecutiva federal Odón Elorza, quien a pesar de considerar que las penas de prisión fueron "excesivas", no tiene dudas de que "volverán a romper la ley y la Constitución y atacar el Estado de derecho". De ahí que reclame que "ante una medida excepcional como son unos indultos parciales que ayuden a crear condiciones para reconstruir la convivencia democrática y el respeto al pluralismo en Cataluña, debiera explicarse abiertamente y con celeridad en el Congreso". Y para que se desenquiste el conflicto, además de reclamar a los interesados que contribuyan a "normalizar" la vida política catalana y no desprecien los indultos, entiende que debe actuarse "desde la responsabilidad de Estado y la transparencia política". Desde el Gobierno, de momento, avanzan que se hará "pedagogía".

Indulto Tribunal Supremo Pedro Sánchez PSOE Emiliano García-Page Guillermo Fernández Vara Susana Díaz
El redactor recomienda