García-Page advierte a Sánchez de que los indultos serán una "condena" para el PSOE
  1. España
PRESIDENTE DE CASTILLA-LA MANCHA

García-Page advierte a Sánchez de que los indultos serán una "condena" para el PSOE

"Aún estamos a tiempo", ha explicado el barón socialista, para añadir sin rodeos y dando por hecho que se concederán los indultos que es preciso "un replanteamiento" de la decisión

placeholder Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

El expresidente Felipe González abría anoche la veda en el PSOE al cargar contra los indultos a los presos del 'procés' previstos por el Gobierno y este jueves era el barón castellanomanchego, Emiliano García-Page, quien tomaba el testigo para advertir al presidente de su partido sobre las consecuencias electorales de la medida de gracia. "Lo último que querría es que un indulto injustificado a alguien que quiere seguir haciendo lo mismo se convierta en una condena para la organización que lo sustenta", ha argumentado. En esta línea, ha insistido en que, "más allá de lo que diga la oposición, la gente en España sabe latín" y "a ver si nos vamos a llevar a engaño cuando las cosas son lo que parecen".

Las encuestas vienen reflejando un mayoritario rechazo de los electores a la concesión de los indultos, también entre los votantes socialistas, aunque si se pregunta en Cataluña dos tercios de los electores del PSC sí estarían favor. Con todo, en el Gobierno insisten en la necesidad de desinflamar el conflicto catalán y abrir la vía del diálogo, lo que modificaría las prioridades de la agenda, además de que su objetivo pasa por agotar los dos años y medio restantes de legislatura, diluyendo así en el tiempo el efecto electoral de los indultos para llegar al final del mandato con el viento a favor de la recuperación económica.

García-Page, sobre los indultos: ''Más que una medida de gracia, me parecería una desgracia''

Para el presidente de Castilla-La Mancha, quien ya había avanzado en las últimas horas que hablaría y lo haría con claridad respecto de la polémica medida que valora el Ejecutivo, existen muchas posibilidades de que los indultos puedan "resultar estériles". Una postura que argumenta porque si son indultados los 12 políticos condenados por el 'procés', estos podrían pensar que "pueden volver a las andadas sin consecuencias". Precisamente, el expresidente del Gobierno, Felipe González, ponía el foco no tanto en la ausencia de arrepentimiento, sino en la "deslealtad a las reglas de juego" y la falta de disposición a respetar la legalidad vigente. El "lo volveremos a hacer" que incluso Jordi Cuixart expresó en el juicio y que recoge el informe del Supremo para argumentar su justificación sobre la decisión de rechazar los indultos.

Después de que Pedro Sánchez haya allanado el camino para la medida de gracia, avanzando que su decisión será en favor de “la convivencia”, el barón socialista ha pedido echar el freno de mano. "Aún estamos a tiempo", ha explicado durante una breve declaración a los medios de comunicación esta mañana, para añadir sin rodeos y dando por hecho que se concederán los indultos que es preciso "un replanteamiento" de la decisión.

Sin mostrarse contrario al diálogo con el Govern y a la búsqueda de una solución política del conflicto catalán, García-Page ha concluido que la solución no vendrá de la mano de los indultos, sino que solo se encauzará "cuando los propios independentistas renuncien a volver a las andadas". Los socios minoritarios del Gobierno, Unidas Podemos, defienden, sin embargo, que la libertad de los presos es un paso previo e "imprescindible" para "empezar a desjudicializar el conflicto y que la mesa de diálogo se pueda poner en marcha".

La contraparte en las filas socialistas respecto de la concesión de los indultos la ha protagonizado el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. Este se ha mostrado partidario de la medida de gracia con el convencimiento de que servirán para el "reencuentro" con los sectores independentistas catalanes, al menos en una primera fase para el diálogo. Eso sí, auguraba ya en la misma entrevista para Canal Sur, recogida por Europa Press, que el presidente del Gobierno sería acusado de "traidor", pero que a medio plazo favorecería la "unidad constitucional". Este mismo jueves, Zapatero insistía en que "va a haber voces de traición a España, precisamente al partido que apoyó a Rajoy cuando tuvo que aplicar el 155" y defendía que "hay que hacer las cosas pensando en el interés general y en el largo plazo" para acabar preguntándose: "¿Qué queremos, volver a la situación de 2017?".

Indulto Emiliano García-Page PSOE Pedro Sánchez