La niña unida a un respirador tendrá una vivienda en Carabanchel tras mediar la CAM
  1. España
LA FAMILIA ESPERA AÚN LA FORMALIZACIÓN

La niña unida a un respirador tendrá una vivienda en Carabanchel tras mediar la CAM

El caso une a PSOE, Más Madrid y Vox contra el concejal de Vivienda, que ni respondió a la carta de Save the Children que pedía un piso para la familia por el procedimiento de urgencia

Foto: Los técnicos de Vivienda de la CAM han llamado a la familia para ofrecerles un piso, ahora los padres tendrán que ver si cumple las condiciones. (EFE)
Los técnicos de Vivienda de la CAM han llamado a la familia para ofrecerles un piso, ahora los padres tendrán que ver si cumple las condiciones. (EFE)

La Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid ha concedido una vivienda de urgencia a la familia de Lina, la niña de tres años que vive permanentemente conectada a un respirador. El departamento dirigido por David Pérez acordó el pasado viernes otorgar un piso a los padres de la pequeña, que tuvieron que salir a toda prisa el pasado domingo 10 de enero de la Cañada Real donde residían porque el aparato que mantenía con vida a la cría se había congelado como consecuencia de las bajas temperaturas que provocó la tormenta Filomena.

Tras tener conocimiento el jueves 14 de enero a través de la Dirección General de Infancia del caso de Lina, la Consejería de Vivienda estudió el caso como "emergencia social por acontecimiento extraordinario" y el viernes 15 de enero la Subdirección de Adjudicaciones emitió un informe al que siguió la resolución afirmativa de la Dirección de Vivienda. La Agencia de la Vivienda Social ofreció entonces a la familia de Lina un piso en la localidad de Tielmes, a casi una hora del centro de Madrid, una población donde ni siquiera hay centro de salud. Los padres de la pequeña, por este motivo, decidieron rehusar la oferta, ya que no solucionaba el problema de la atención médica que requiere la niña, que debe acudir a revisiones periódicas y ser tratada por los especialistas adecuados.

Foto: La Cañada Real, el viernes 8 de enero, cuando Save the Children pidió ayuda al Ayuntamiento de Madrid. (EFE)

Los técnicos de la consejería se pusieron entonces de nuevo manos a la obra para encontrar una vivienda que cumpliera los requisitos establecidos por los médicos, que recomendaron que Lina siguiera residiendo con su familia al completo (sus padres y sus dos hermanos), que no compartiera espacio con ninguna otra persona (pues su delicada salud pulmonar hacía muy arriesgado un posible contagio de covid) y que estuviera cerca de un centro hospitalario para poder ser atendida regularmente. La solución ha sido una vivienda en Carabanchel, cerca del hospital 12 de octubre.

Desde la Consejería de Vivienda ya han telefoneado a los padres para comunicarles la noticia y estos han aceptado la propuesta, pues cumple con los requisitos establecidos por los médicos y reclamados incluso por la Comisión de Derechos del Niño de la Organización de Naciones Unidas, que el pasado 30 de diciembre respondió a la familia que ya había solicitado al estado español que pusiera una solución al problema con urgencia. Fuentes cercanas a la familia confirman que efectivamente los padres de Lina han recibido la llamada de la Consejería de Vivienda, pero añaden que los padres prefieren ser cautelosos, ya que el trámite conlleva unas formalidades que quieren ver cumplimentadas antes de echar las campanas al vuelo.

Foto: Uno de los 4x4 voluntario colabora con la policía y las ambulancias en el traslado de enfermos.

El caso de Lina levantó una gran polémica tras la publicación por parte de El Confidencial de la peligrosa situación en que se puso a la pequeña durante el fin de semana de las copiosas nevadas que asolaron Madrid. Las gélidas temperaturas paralizaron temporalmente el respirador que la mantiene con vida y provocaron la salida urgente de la familia de su casa de la Cañada Real en un 4x4 en pleno temporal hacia un domicilio provisional que le buscaron sus allegados en Vallecas. El episodio llegó hasta la alcaldía de Madrid, que el pasado miércoles celebró su Comisión de Vivienda.

El concejal responsable del ramo, Álvaro González, fue 'masacrado' a cuenta de este asunto no solo por la oposición, sino también por su 'socio' en la sombra. Como publicó este diario, el edil recibió el pasado 8 de enero —justo antes de las nevadas— una carta de la organización Save the Children que le pedía tramitar, por el procedimiento de urgencia que prevé el reglamento de adjudicación de pisos oficiales, un domicilio para la familia de Lina. Ni el concejal ni ninguno de sus asesores, sin embargo, respondió a la misiva.

"El caso de Lina es tremendo"

El portavoz de Vox, Pedro Fernández, en concreto, fue quien sacó a relucir durante su intervención la información publicada por El Confidencial del pasado 19 de enero que relataba la odisea que tuvo que vivir la familia de la pequeña. "Usted ha puesto en grave riesgo la vida de Lina por inacción", dijo Fernández al responsable de vivienda. "Con tranquilidad y con contundencia le exijo ahora aquí su dimisión irrevocable como delegado de vivienda al haber demostrado su inoperancia", sentenció el representante de Vox en una intervención que sorprendió incluso a la oposición.

Foto: Varios residentes de la Cañada Real caminan bajo la nieve este jueves. (EFE)

El portavoz de Más Madrid, Luis Cueto, admitió que no tendría problema en sumarse a la iniciativa de Fernández en el caso de que fuera elevada al pleno municipal, ya que a su entender era "difícil" encontrar "un caso más extremo" que el de la niña de la Cañada. La dirigente del PSOE, Mercedes González, por su parte, incluso añadió palabras más duras contra el concejal González, al que acusó de "agarrarse" a todo de procedimientos y reglamentos para justificar que no había dado una vivienda a la pequeña. "El caso de Lina ha sido tremendo, señor González, tremendo, lo que ha descrito el señor Fernández es tremendamente cierto", valoró la portavoz socialista.

"Esa niña vive gracias a una máquina todos y cada uno de los días de su vida y ni usted ni el señor José Aniorte —concejal de Familia— han hecho nada; han mirado para otro lado", dijo Mercedes González, quien anunció que la Agencia de Vivienda Social y había dado una solución a Lina. "Ha tenido más alma que ustedes", calificó en referencia al mencionado piso en Carabanchel que le ha adjudicado la consejería a la familia. "Estén tranquilos, muchas gracias por los servicios que ninguno ha prestado", añadió la concejal. "Vivir gracias a una máquina es tremendamente duro teniendo luz, vivir gracias a una máquina sin tener luz tiene que ser absolutamente terrible y no han movido ni un dedo ninguno de los dos, una enorme oportunidad perdida para demostrar que al menos tienen alma", sentenció después de que el edil de vivienda explicara por qué no había concedido inmueble alguno a la niña.

"El concejal de Familia —argumentó— ha estado en contacto con la familia de Lina". "Se le ofrecieron siete propuestas, como un piso en la calle Álvarez Quintero u otro en Las Caracolas que ha rehusado; el concejal Aniorte ha estado encima; vaya nuestro apoyo a la familia", dijo González, que no aludió sin embargo al hecho de que ni siquiera respondiera a la carta de Save the Children. El edil se refirió a dos proposiciones que los padres de la niña rechazaron porque no cumplían con los requisitos médicos que requería el caso de su hija, ya que ambas ofertas hacían referencia a espacios compartidos con otras personas, una opción imposible de aceptar, ya que la enfermedad pulmonar que sufre Lina le obliga a ser tremendamente prudente con la posibilidad de que se contagie de covid, ya que el coronavirus sería mortal para ella.

PSOE Madrid Cañada Real Vox Hospital 12 de Octubre
El redactor recomienda