Vox rechaza hacer una reflexión sobre sus vínculos con Trump y reivindica sus políticas
  1. España
tras el asalto al Capitolio

Vox rechaza hacer una reflexión sobre sus vínculos con Trump y reivindica sus políticas

Desde la formación consideran que no hay que hacer una reflexión sobre las conexiones entre ambos a pesar de que la polarización en EEUU ha desembocado en el asalto al Capitolio

Foto: Imagen de archivo de Jorge Buxadé. (EFE)
Imagen de archivo de Jorge Buxadé. (EFE)

En el partido de Santiago Abascal no se han dado ni un minuto para repensar sus vínculos con Donald Trump tras el asalto al Capitolio del pasado miércoles por parte de sus seguidores, que fueron instigados por el propio presidente. Al menos eso es lo que sostienen públicamente en la formación española que ha bebido del magnate y le ha defendido a ultranza durante su mandato. Vox ha importado parte de las técnicas de polarización que han caracterizado los últimos cuatro años del neoyorquino en la Casa Blanca y ha tendido puentes con su entorno.

“No tenemos que hacer reflexión interna sobre el asalto al Capitolio porque no tenemos ninguna responsabilidad. (...) Trump ha desarrollado una política durante cuatro años de la cual hay muchísimas cosas que nos parecen muy buenas. No vamos a dejar de defenderlas y de decirlo”, ha asegurado este lunes en rueda de prensa el portavoz orgánico, Jorge Buxadé, que se ha referido a los postulados económicos y de “batalla cultural” contra la izquierda como los principales puntos de confluencia entre ambos.

Foto: El presidente de Vox, Santiago Abascal. (EFE)

El también eurodiputado, al que se le ha cuestionado por el tema en varias ocasiones, ha insistido en que en Vox no se trazan conexiones con los líderes por ser quiénes son, sino por las bases que representan: “No servimos a personas concretas, servimos a ideas. (...) Si coinciden con el señor Trump, perfecto”. Buxadé también ha acusado al líder del PP, Pablo Casado, de mentir “vilmente” al criticar que Vox hubiera justificado el ataque al poder legislativo de EEUU justo el día en el que el Congreso debía confirmar la elección de Joe Biden como presidente: “Hemos condenado siempre la violencia”.

Los de Abascal se han mostrado más tajantes sobre la decisión de Twitter de suspender la cuenta a Trump y muchos de sus seguidores por vulnerar las políticas de la plataforma en materia de incitación a la violencia. Este domingo, el líder de la formación ya anunció que había iniciado “conversaciones” con “líderes políticos internacionales” para denunciar lo que consideran un atentado contra la libertad de expresión por parte de una suerte de ‘oligarquía progre’ que quiere imponer sus valores y sus formas de pensar. “Pretende acabar con las democracias”, ha enfatizado el portavoz este lunes, cuando ha evitado dar los nombres de los supuestos contactos con los que ha hablado Abascal para que no se vean también censurados, según ha afirmado con media sonrisa.

Se trata de un ámbito en el que Vox ya había manifestado sus críticas previamente, ya que la propia organización se había visto afectada por la suspensión de algunas de sus cuentas por la divulgación de mensajes que vulneraban esas políticas de Twitter. Pero ha sido con el adiós permanente de Trump en esta plataforma cuando han intensificado sus quejas. El magnate ha sido el espejo en el que se han mirado en los últimos cuatro años.

Cataluña, 14-F

Buxadé también ha abordado otros temas de actualidad en su rueda de prensa, como las venideras elecciones catalanas, que deben celebrarse el próximo 14 de febrero salvo que la pandemia trastoque los planes fijados. Así, el dirigente de la formación ha abogado por mantener esa fecha: “Se han convocado unas elecciones y se deben celebrar. No aceptamos que se suspendan por los cálculos de uno y otro partido”. Se espera que este viernes, 15 de enero, los partidos presentes en el Parlament decidan si seguir con lo previsto u optar por un aplazamiento por cuestiones sanitarias. La pandemia avanza de forma “preocupante”, según han ido coincidiendo las autoridades en las últimas semanas.

Foto: Santiago Abascal, durante un acto en Barcelona. (EFE)

Vox ya ha culminado la confección de sus listas para una cita electoral que tiene como principal agitador al todavía ministro de Sanidad, Salvador Illa. Ignacio Garriga, quien se encargó de defender la moción de censura contra Pedro Sánchez, será el candidato de la formación y tendrá como número dos a un exdiputado del PP, Antonio Gallego, tal y como adelantó el diario ‘El Mundo’.

La irrupción de Filomena ha sido otro de los asuntos tratados durante la comparecencia. El vicepresidente de Acción Política ha pedido “responsabilidades” a todas las administraciones involucradas, desde los ayuntamientos hasta el Gobierno central, pasando por las comunidades. Si bien considera que es Moncloa la que debe estar “por encima” a la hora de pedir respuestas por ser un tema que está afectando a todo el país.

Vox Santiago Abascal
El redactor recomienda