Almeida rearma a los antidisturbios de Madrid para combatir botellones y fiestas
  1. España
PREVISIÓN DE QUE AUMENTEN EN NAVIDAD

Almeida rearma a los antidisturbios de Madrid para combatir botellones y fiestas

El ayuntamiento gasta casi 300.000 euros en cascos y escudos para que los agentes puedan intervenir en zonas verdes e inmuebles particulares donde se celebren reuniones de ocio clandestinas

Foto: Policías municipales de Madrid. (EFE)
Policías municipales de Madrid. (EFE)

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, no quiere sorpresas durante esta Navidad. Y menos derivadas del incremento de fiestas ilegales (por la pandemia), tanto ahora como en los meses próximos de la primavera. Su equipo considera que los festejos propios de la época, en que se pueden llegar a congregar miles de personas, no son lo más adecuado en estos tiempos de crisis sanitaria. Sin embargo, entiende, por lo que le transmiten los especialistas, que estas celebraciones proliferen.

Así se lo han trasladado desde la Policía Municipal de Madrid después de hacer un análisis de la información disponible, que lleva a deducir que la ilegalidad de estos acontecimientos no impedirá su florecimiento clandestino. De ahí que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid haya comprado por vía de urgencia material antidisturbios que proteja a los policías municipales destinados en la Unidad de Apoyo a la Seguridad, especializada en el control de masas y la vigilancia en grandes eventos. El Área de Seguridad y Emergencias del consistorio sacó a licitación un contrato con estas características que conlleva el gasto de 270.000 euros para la compra de estos equipos, como muestra la Plataforma de Contratación del Estado.

Foto: La Policía Local en la entrada de la calle Larios de Málaga. (Agustín Rivera)

Desde el consistorio, explican que la Junta de Gobierno fue notificada el pasado 26 de noviembre sobre esta contratación, que en realidad se hizo pocos días antes de esta comunicación oficial. Todo ese material, compuesto por cascos y escudos de protección, añaden las mismas fuentes, ya ha llegado y ha sido repartido entre los miembros de la Unidad de Apoyo a la Seguridad, los conocidos como antidisturbios municipales.

Según la memoria que justifica la tramitación de urgencia de la adquisición de los equipos, esta es necesaria para "dar respuesta a la evolución de la situación epidemiológica actual" derivada del incremento de contagios de coronavirus, extremo que prevé el Real Decreto 900/2020 que declaró el estado de alarma. "Actualmente, el número de intervenciones está aumentando, dado que se hace necesaria la presencia [de antidisturbios] en aquellos casos donde el número de personas presentes no están cumpliendo con las medidas sanitarias obligatorias derivadas de la pandemia", argumenta la resolución en referencia al incremento de botellones y otro tipo de fiestas, que están aumentando a lo largo de los días previos a la Navidad.

Nuevo fin de semana de desfase con miles de multas por botellones e incumplimientos

El ayuntamiento considera que la Unidad de Apoyo a la Seguridad (la que hace las labores de control del orden público en grandes eventos y espectáculos para evitar disturbios y proteger a otros agentes de la Policía Municipal de Madrid) está ahora actuando con más frecuencia de la habitual y que requiere de más elementos de protección que garanticen la seguridad de los funcionarios ante posibles altercados derivados de la actuación policial, que únicamente busca disolver importantes concentraciones de personas.

Foto: Hacer botellón conllevas ciertas consecuencias, pero hacerlo con las restricciones del coronavirus, supone más riesgo. Foto: Efe

Los botellones y los encuentros masivos de jóvenes están subiendo mucho estos días, sobre todo al aire libre, y es necesario dotar de más medios a quienes tienen el trabajo de evitar estas fiestas. "Este número de actuaciones se está incrementando al estar cerrado el ocio nocturno", destaca el mencionado escrito, que aclara que las fiestas "se han desplazado hacia zonas verdes y viviendas particulares". "Para poder actuar con todas las garantías de seguridad, se hace necesaria la dotación a los componentes de la unidad de cascos y escudos de protección", sentencia la memoria.

Durante los últimos meses, han proliferado en la capital de España los botellones y las fiestas privadas en casas particulares. La prohibición de abrir discotecas, pubs y cualquier otro tipo de local por la noche ha provocado que los jóvenes acudan a este tipo de reuniones clandestinas para seguir congregándose con sus amigos. La Policía Municipal ha perseguido estas prácticas, prohibidas con motivo de la pandemia, y ha multado tanto a los que las promovían como a quienes participaban en ellas. Los contagios aumentan considerablemente en espacios cerrados y aún más si las personas no cuentan con mascarillas u otros equipos de protección, con lo que estos encuentros juveniles pueden convertirse en focos de transmisión del virus.

Antidisturbios
El redactor recomienda