El testaferro de Zaplana tenía dinero en el UBS de Ginebra y envió 117.000€ a Andorra
  1. España
LA RED CHARISMA

El testaferro de Zaplana tenía dinero en el UBS de Ginebra y envió 117.000€ a Andorra

La Agencia Tributaria descubre que Joaquín Barceló, investigado por hacer de testaferro del exministro de Trabajo del PP, usó la red Charisma para repatriar fondos opacos a través de Andorra

placeholder Foto: Imagen: El Confidencial Diseño.
Imagen: El Confidencial Diseño.

Las investigaciones sobre la red Charisma de blanqueo y evasión de capitales salpican a Eduardo Zaplana. Su presunto testaferro de cabecera, Joaquín Barceló Llorens, utilizó los servicios del grupo del financiero Alejandro Pérez Calzada —marido de la directora de la ONIF durante el Gobierno de Mariano Rajoy, Margarita García-Valdecasas— para depositar fondos de origen desconocido en el banco UBS de Ginebra. El nombre del supuesto colaborador de Zaplana estaba oculto tras una sociedad instrumental, según recogen los documentos del caso a los que ha tenido acceso El Confidencial.

Los inspectores de la Agencia Tributaria han logrado reconstruir los movimientos de fondos de Barceló, que fue detenido por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en mayo de 2018 junto al exministro de Trabajo (2002-2004) y expresidente de la Comunidad Valenciana (1995-2002) en el marco de la llamada operación Erial, en la que se investiga al político del PP por el presunto cobro de comisiones por el amaño de concursos de parques eólicos y centros de inspección de vehículos.

placeholder Consulte aquí el extracto bancario.
Consulte aquí el extracto bancario.

Esas pesquisas del caso Erial, que se instruyen en un juzgado de Valencia, han acreditado que Barceló tuvo un papel decisivo en las maniobras para ocultar los supuestos sobornos de Zaplana. Las diligencias de la red Charisma, en manos del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, apuntalan ahora los indicios contra el antiguo dirigente popular y su hombre de paja.

Por un lado, el nombre de Barceló fue localizado por los especialistas de Hacienda en la agenda de Lluís Majó, uno de los comerciales que tenía en nómina Pérez Calzada para captar clientes en España. Averiguaciones adicionales han confirmado que Barceló formó parte de la cartera de inversores de la compañía del presunto cerebro de Charisma, Venture Finanzas, y que también fue accionista de un 'holding' en Luxemburgo, Lysandre SA, diseñado por la propia trama para canalizar el dinero evadido hacia operaciones inmobiliarias u otros proyectos.

Con todo, la mayor pista contra el colaborador de Zaplana son dos repatriaciones de fondos que se produjeron en 2006, cuando el político era portavoz del PP en el Congreso de los Diputados. El 12 de junio de ese año, la filial de Venture Finanzas en Suiza solicitó al UBS de Ginebra que transfiriera 87.000 euros alojados en un depósito de la sociedad pantalla Firewatch Assets Limited a una cuenta de la Banca Privada de Andorra (BPA). En la orden de transferencia solo se identifica al presunto titular del dinero con un nombre de pila, “Joaquim”. Indagaciones posteriores han demostrado que el depósito en el Principado estaba controlado por Joaquín Barceló.

placeholder Consulte aquí el documento íntegro.
Consulte aquí el documento íntegro.

La operativa se repitió el 1 de diciembre de 2016. Venture Finanzas tramitó con UBS Ginebra una nueva repatriación de fondos de la cuenta de Firewatch Assets Limited hacia BPA. La transferencia había sido solicitada otra vez por el cliente “Joaquim”. El sumario apunta a que, una vez en Andorra, el dinero era retirado en efectivo por la red Charisma y se transportaba por carretera para entregárselo en mano a su verdadero beneficiario.

Los inspectores han encontrado los comprobantes de estas dos transferencias desde UBS a Andorra y correos internos de Venture Finanzas sobre estos movimientos. En el verano de 2019, el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional cursó una comisión rogatoria a Andorra para tratar de ampliar la información sobre el depósito de Barceló en BPA. En los informes periciales, se deja constancia de la detención del supuesto testaferro en el caso Erial y de la posible relación del dinero suizo con los más de seis millones de euros en comisiones ilegales que se atribuyen a Zaplana.

placeholder Consulte aquí el documento completo.
Consulte aquí el documento completo.

Barceló fue la mano derecha del exportavoz del PP en la Cámara Baja desde que este inició su andadura política en Benidorm. Primero lo colocó al frente del Centro de Desarrollo Turístico (CDT) del municipio alicantino (1991-1994). Después, al llegar a la presidencia de la Generalitat en 1995, confió de nuevo en Barceló para hacerse cargo de la dirección general de la Consejería de Turismo, un puesto que le permitió controlar todos los centros turísticos de la comunidad. Y por último, en 2003, el entonces titular de la cartera de Trabajo volvió a intervenir para que su estrecho colaborador entrara en el consejo de administración del parque temático Terra Mítica como responsable de Relaciones Institucionales, donde se mantuvo hasta 2016.

Las investigaciones sobre la red Charisma de blanqueo y evasión de capitales salpican a Eduardo Zaplana. Su presunto testaferro de cabecera, Joaquín Barceló Llorens, utilizó los servicios del grupo del financiero Alejandro Pérez Calzada —marido de la directora de la ONIF durante el Gobierno de Mariano Rajoy, Margarita García-Valdecasas— para depositar fondos de origen desconocido en el banco UBS de Ginebra. El nombre del supuesto colaborador de Zaplana estaba oculto tras una sociedad instrumental, según recogen los documentos del caso a los que ha tenido acceso El Confidencial.

UBS Ginebra Andorra Partido Popular (PP) BPA Terra Mítica Eduardo Zaplana
El redactor recomienda