El Gobierno desoye a los ayuntamientos y los deja sin un fondo de 3.000M
  1. España
PACTADO EN LA FEMP POR PSOE, UP Y CIUDADANOS

El Gobierno desoye a los ayuntamientos y los deja sin un fondo de 3.000M

No tramita una enmienda promovida por el presidente de la FEMP y alcalde socialista para suplir el fondo que quedó bloqueado tras tumbarse en el Congreso el decreto de remanentes

Foto: Pedro Sánchez y Abel Caballero, en agosto. (EFE)
Pedro Sánchez y Abel Caballero, en agosto. (EFE)

Ni en las 150 páginas de enmiendas conjuntas a los Presupuestos presentadas por PSOE y Unidas Podemos ni en ninguna otra del total de 3.793 enmiendas a discusión para incorporar a la ponencia. El fondo de 3.000 millones de euros para la recuperación económica de las entidades locales, que se pactó en la Junta de Gobierno de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), no aparece por ningún sitio. Tampoco se ha registrado otra enmienda para crear un fondo de transporte público municipal de hasta 400 millones, con el objetivo de paliar los efectos del coronavirus. Ambas fueron impulsadas por el presidente de la FEMP, el alcalde socialista de Vigo, Abel Caballero, con el voto favorable de PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos y JxCAT.

No se podrá votar, por tanto, la disposición adicional a los Presupuestos donde se recogía que "la Administración General del Estado destinará a las entidades locales, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para 2021 para la recuperación económica y social, 3.000 millones de euros. Las transferencias se destinarán a que las entidades locales, en e! ámbito de su autonomía para la gestión de sus respectivos intereses, financien actuaciones relacionadas con la elaboración y puesta en marcha de los planes o estrategias de acción locales para el impulso y la reactivación económica".

Las enmiendas que sí se han registrado, aunque por parte de la oposición, son las promovidas por las denominadas "ciudades rebeldes"

Con esta enmienda, se pretendía suplir el fondo que quedó bloqueado tras tumbarse en el Congreso el decreto de remanentes municipales, y que Hacienda no volvió a llevar al Consejo de Ministros, incorporando las modificaciones que reclamaron los grupos parlamentarios para darle su visto bueno. Desde uno de los grupos que impulsaron la enmienda en la dirección de la FEMP, se relaciona la decisión de desoír esta enmienda con el hecho de que desde Hacienda se vaya a promover un nuevo decreto en lo que queda de año para paliar la situación de los consistorios. Entienden que hay una mayoría necesaria para ello, además de que ya ha sido refrendado en la FEMP.

Fuentes del Ministerio de Hacienda, sin embargo, apuntan que no se promoverá un nuevo decreto si no están asegurados los apoyos, y en este momento no sería el caso. Asimismo, añaden que la suspensión de las reglas fiscales, permitiendo a los ayuntamientos hacer uso de sus remanentes, es un balón de oxígeno a las entidades locales que podría suplir el fondo, pensado para otro contexto.

Las enmiendas que sí se han registrado, aunque por parte de la oposición, son las promovidas por las denominadas 'ciudades rebeldes', que encabezaron una decena de regidores de las principales alcaldías del país de hasta ocho partidos diferentes. El caso es que estas enmiendas son más ambiciosas que las promovidas en el seno de la FEMP. Concretamente, las han presentado respetando su literalidad tanto PP como ERC.

Foto: El portavoz del PNV, Aitor Esteban, durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo, este miércoles en el Congreso. (EFE)

Los alcaldes de Zaragoza y Lleida fueron precisamente los más implicados en su elaboración. Se da así la paradoja de que los grupos que sostienen el Gobierno no han incorporado finalmente las enmiendas promovidas desde la FEMP, presidida por un alcalde socialista, pero tendrán que retratarse votando las promovidas por algunos de sus socios de investidura y del jefe de la oposición. Con todo, en el Senado se volverá a abrir el proceso para la presentación de enmiendas, por lo que PSOE y Unidas Podemos tendrán la oportunidad de rectificar.

PP y ERC, de la mano

Las formaciones políticas que han enmendado los PGE para el año 2021 en este sentido lo han hecho así por una mayor cantidad económica, 4.000 millones de euros en lugar de los 3.000 propuestos por la FEMP. La enmienda de PP y ERC que se negociará para incorporar a la ponencia, o que se votará si no hay acuerdo y queda viva, dice así: "La Administración General del Estado destinará a las entidades locales, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado para 2021 para la recuperación económica y social, 4.000 millones de euros. Las transferencias se destinarán a que las entidades locales, en el ámbito de su autonomía para la gestión de sus respectivos intereses, financien actuaciones relacionadas con la elaboración y puesta en marcha de los planes o estrategias de acción locales para el impulso y la reactivación económica".

Esta enmienda de las denominadas 'alcaldías rebeldes' contra el decreto de remanentes municipales se justifica precisamente para "garantizar el cumplimiento de los acuerdos de la FEMP para la reconstrucción económica y social". De conformidad con lo acordado, por unanimidad, en el seno de la FEMP, continúa en su exposición de motivos, "deberá constituirse un Fondo de Impulso para la Recuperación Económica y Social, por importe de 4.000 millones de euros, con destino a todas las entidades locales, con atención especial a aquellas que no dispongan de remanentes de Tesorería, o consideradas en situación de riesgo financiero, y destinado a las acciones locales de recuperación derivadas de la pandemia covid-19".

Ni en las 150 páginas de enmiendas conjuntas a los Presupuestos presentadas por PSOE y Unidas Podemos ni en ninguna otra del total de 3.793 enmiendas a discusión para incorporar a la ponencia. El fondo de 3.000 millones de euros para la recuperación económica de las entidades locales, que se pactó en la Junta de Gobierno de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), no aparece por ningún sitio. Tampoco se ha registrado otra enmienda para crear un fondo de transporte público municipal de hasta 400 millones, con el objetivo de paliar los efectos del coronavirus. Ambas fueron impulsadas por el presidente de la FEMP, el alcalde socialista de Vigo, Abel Caballero, con el voto favorable de PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos y JxCAT.

Presupuestos Generales del Estado FEMP Recuperación económica PSOE Partido Popular (PP) Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Unidas Podemos
El redactor recomienda