Sánchez advierte a los barones de que si tienen críticas, se las trasladen a él primero
  1. España
TENSIÓN EN LA EJECUTIVA FEDERAL

Sánchez advierte a los barones de que si tienen críticas, se las trasladen a él primero

Sobre el apoyo de EH Bildu, Sánchez defendió que cada uno es libre de decidir construir o no en el Congreso e insistió en su máxima de encauzar una legislatura estable

Foto: Sánchez advierte a los barones de que si tienen críticas, se las trasladen a él primero
Sánchez advierte a los barones de que si tienen críticas, se las trasladen a él primero

Pedro Sánchez ha tratado de cerrar filas y aplacar las críticas de algunos barones por el apoyo de EH Bildu a los Presupuestos lanzando un contundente mensaje en la reunión de la comisión ejecutiva federal, celebrada este lunes. Sus dos intervenciones, en las que no se dirigió a ningún barón en concreto, aunque una de ellas se produjo después de que tomase la palabra el extremeño Guillermo Fernández Vara, el primero en abrir fuego la pasada semana criticando el apoyo de los 'abertzales', han tenido un afán preventivo y de advertencia, para evitar más ruido en lo que queda de tramitación de las cuentas públicas, como explicativo respecto a la estrategia que seguirá el Gobierno.

Por un lado, según fuentes presenciales, Sánchez advirtió a los díscolos de que si tienen críticas con la estrategia del Gobierno, o con sus medidas, que se las transmitan a él antes de ir a los medios de comunicación. Lo contrario, espetó, se acerca más a la deslealtad que a la confrontación interna de ideas, que en cualquier caso tendría espacio en los órganos pertinentes. Por otro lado, según traslada otra fuente, puso en valor la primera victoria parlamentaria de los Presupuestos al salvar con holgura las enmiendas a la totalidad, lo cual habría quedado en segundo plano por el "ruido" generado por los barones. En esta línea, avanzó su horizonte de una legislatura estable, que sería lo que España necesita desde hace años, según defendió.

Foto: El nuevo papel de Otegi crispa a los barones del PSOE y Ferraz intenta frenar la rebelión

Con 198 votos en contra de las enmiendas a la totalidad presentadas por la oposición y solo 150 a favor, lo que supone la mayoría más amplia desde la llegada de la democracia, a pesar del contexto de fragmentación parlamentaria, el presidente del Gobierno quiso poner énfasis en ello. Trasladó así a la dirección del partido que se abre una etapa "ilusionante" en la que desplegar sus políticas y poder recuperar la economía. Un mensaje que, debido a la cascada de críticas por parte de algunos líderes territoriales como Fernández Vara, Emiliano García-Page o Javier Lambán, habría quedado opacado. El ruido frente a las señales, que habrían generado tanto la oposición al poner el foco en EH Bildu como los barones. La derrota de PP y Vox que supone esta votación, según destacan algunas voces del Ejecutivo, tampoco habría quedado de relieve por la polémica generada durante los últimos días.

Más concretamente, sobre EH Bildu, según la reconstrucción que hacen fuentes cercanas al Gobierno de la intervención de Sánchez, vino a expresar que cada uno es libre de decidir construir o no en el Congreso. Esta posición va en la línea con lo expresado tras la reunión por el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, quien argumentó que no hay mecanismos para rechazar el apoyo de un partido concreto. El dirigente socialista también reiteró en rueda de prensa que "no hay ningún acuerdo de gobierno ni voluntad de hacer sociedad de gobierno" con EH Bildu.

Ábalos insiste en que ''no hay ningún pacto'' con Bildu para sacar adelante los PGE

La estabilidad es una máxima para el Gobierno de coalición, no solo porque haya sido una anomalía desde la irrupción del multipartidismo y el fin de las mayorías absolutas, sino principalmente por el contexto actual, en estado de alarma y en una situación excepcional tanto sanitaria como social y económica por la pandemia del coronavirus. De ahí que no se rechace el apoyo de ninguna fuerza parar sumar el mayor número posible de fuerzas a los Presupuestos, que tienen vocación de legislatura por los fondos provenientes de Bruselas. E incluso se apueste por asentar esta estabilidad en el bloque de la investidura si, debido a los vetos cruzados, Ciudadanos no entra finalmente en la ecuación.

La defensa que Sánchez realizó del trabajo desarrollado por parte del grupo parlamentario del PSOE se puede interpretar en esta clave. Y es que desde el grupo parlamentario socialista, defendieron casi desde el primer momento de este debate interno que el programa de gobierno no podría salir adelante de la mano de Cs, al contrario de una parte del sector socialista en el Ejecutivo, encabezado por sus perfiles económicos más ortodoxos. Una defensa que argumentaban tanto en las diferencias ideológicas con la formación liderada por Inés Arrimadas como por su peso parlamentario, de tan solo 10 escaños, que ni siquiera sumando a PNV serían suficientes para llegar a la mayoría necesaria para sacar las cuentas adelante.

Foto:  Grietas en el PSOE por los apoyos políticos a los presupuestos

En un afán por contemporizar con todas las partes, y principalmente con los territorios no periféricos ni mediterráneos, que son los más reacios a compartir viaje con EH Bildu, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, aseguró que, más allá de que los soberanistas vascos votasen en contra de las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos, este gesto ni siquiera garantiza que finalmente apoyen las cuentas. Las enmiendas durante la tramitación de los PGE están por negociar, aunque EH Bildu se centrará en cuestiones sociales y derechos laborales.

"No hay ningún acuerdo de gobierno ni voluntad de hacer sociedad de gobierno" con EH Bildu, reiteró Ábalos, mostrándose también sorprendido por el hecho de que se tilde esta formación de "socio preferente" del Gobierno de coalición. "Estamos oyendo barbaridades", afeó en referencia a estos análisis, para argumentar acto seguido que "solo queremos acabar con la obstrucción" y superar la crisis social y económica derivada de la pandemia "cuanto antes", a través de la aprobación de los Presupuestos.

Pedro Sánchez Bildu
El redactor recomienda