Tras tres meses de retraso, Sanidad deja a medias su reserva estratégica anticovid
  1. España
Una licitación de 2.500 millones de euros

Tras tres meses de retraso, Sanidad deja a medias su reserva estratégica anticovid

El megacontrato se divide en 11 lotes, de los cuales el ministerio solo ha adjudicado seis de ellos, que son los que corresponden a las batas de protección y a los test de coronavirus

Foto: Tras tres meses de retraso, Sanidad deja a medias su reserva estratégica anticovid
Tras tres meses de retraso, Sanidad deja a medias su reserva estratégica anticovid

Tras tres meses de espera, el Ministerio de Sanidad ha adjudicado parcialmente su megacontrato de 2.500 millones de euros, con el que se conformará la reserva estratégica nacional de material sanitario anticovid. El acuerdo marco se divide en 11 lotes, en este sentido, el ministerio solo ha adjudicado seis de ellos, que son los que corresponden a las batas de protección y a los test de coronavirus. Los cinco lotes restantes pertenecen a las mascarillas quirúrgicas, FFP2, FFP3, guantes y gafas de protección, que se adjudicarán en los próximos días, según Sanidad. Este megacontrato se ha licitado dos veces porque la primera vez se tuvo que anular debido a un error en la redacción de los pliegos, por culpa de esto, más la complejidad del proceso, la reserva sanitaria se retrasó hasta casi 100 días. Sanidad publicó la adjudicación ayer a las diez de la noche, una hora muy poco frecuente.

El origen de esta reserva estratégica se remonta al 22 de marzo, cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la anunció en rueda de prensa. La licitación no se publicó hasta el 22 de julio, cuatro meses después. Y no se adjudicó hasta 9 meses después, aunque todavía está sin terminar. Se han adjudicado 64 productos ofertados por 52 empresas.

La compra se ha gestionado en todo momento desde Ingesa. Precisamente, en una nota de prensa enviada el 22 de julio por el Ministerio de Sanidad, se especifica que este contrato público iba a seguir una tramitación de emergencia para acortar los plazos, ya que esperaban que "una parte importante del material adjudicado", estuviera a disposición de los servicios de salud antes de finalizar el mes de septiembre. Esta celeridad también se debía a que esperaban repuntes de contagios a partir de octubre.

Casi 100 días de retraso

Este concurso público arrastra una serie de errores que sumados a la gran complejidad del proceso han terminado retrasando la reserva sanitaria hasta casi 100 días. El error más grave es que la propia licitación se tuvo que anular a finales de julio porque el contrato estaba redactado de tal forma que impedían que la mayoría de empresas del sector sanitario nacional participasen. No sería hasta el mes siguiente que se volvería a publicar el contrato, con el error subsanando. Esta imprecisión costó casi 20 días más de retraso, ya que las empresas tuvieron que volver a presentar sus ofertas.

Tal y como ya explicó este medio, este megacontrato se canceló a dos días de que finalizase la presentación de ofertas, porque excluía a gran parte de las empresas nacionales y los 2.400 millones de euros iban a ser pasto de comisionistas e intermediarios.

Foto: Sanidad lleva dos meses de retraso para crear su reserva estratégica de material sanitario

El Ministerio de Sanidad nunca llegó a reconocer públicamente este error, de hecho Salvador Illa, el ministro de Sanidad, justificó que la rectificación se había hecho exclusivamente para incluir a cuatro Comunidades Autónomas que decidieron sumarse a última hora, aunque aclaró que de paso iban a aprovechar para modificar las condiciones del pliego y así facilitar "una mayor competitividad y participación".

Participaron en el proceso un total de 155 empresas, que llegaron a presentar 475 ofertas a los once lotes. Desde Sanidad apuntan que esta es la compra centralizada de mayor volumen efectuada por la Administración española en toda su historia. Por eso, han tratado de resolverla en el menor tiempo posible teniendo en cuenta la extraordinaria cantidad de productos, información y documentación que se ha manejado.

Con la adjudicación de este acuerdo marco no se pretende comprar material sanitario directamente, sino comprometer capacidades de suministro para cuando sean necesaria. No obstante, esta licitación es la más cuantiosa de toda la pandemia. El acuerdo marco se divide en 11 lotes de productos, ahora solo quedan 5 por adjudicar. Según el ministerio, con este contrato se pretende adquirir 3.700 millones de unidades de batas quirúrgicas, guantes de nitrilo, gafas de protección, mascarillas quirúrgicas tipo II y IIR, mascarillas de protección FPP2 y FPP3, test moleculares covid-19 (PCR) y kits de extracción.

Ministerio de Sanidad Pedro Sánchez Pandemia Concurso público Acuerdo Marco
El redactor recomienda