La licitación más cuantiosa de la Pandemia

Illa retira el megaconcurso de material por la especulación y demora la reserva anticovid

Los criterios de solvencia del pliego eran tan elevados que la mayoría de empresas del sector no podían participar, dejando paso a intermediarios y comisionistas

Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)
El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

Sanidad da marcha atrás en el último momento y decide no continuar con su macrolicitación de más de 2.400 millones de euros para adquirir material sanitario. Este mismo 29 de julio la plataforma de contratación ha emitido un documento donde se formaliza la cancelación del proceso. Fuentes de alto nivel de la industria nacional sanitaria indican a El Confidencial, que el Ministerio de Sanidad ha rectificado porque tal y como estaba redactado el pliego del contrato, se había excluido a la industria nacional sanitaria, y los 2.400 millones de euros iban a ser pasto de comisionistas e intermediarios. Tal y como se vivió a comienzos de la pandemia. Al no adjudicar este acuerdo marco, los plazos de llegada de material sanitario se retrasan en un momento en el que comienza a haber importantes repuntes de contagios en España.

La licitación, que es la más cuantiosa de la pandemia, se ha cancelado dos días antes de que finalizase la presentación de ofertas. En la resolución emitida por el Gobierno a través del portal de contratación, justifican que "Durante la fase tramitación inicial de licitación, y encontrándose esta en periodo de presentación de ofertas, distintas comunidades autónomas que inicialmente no habían manifestado su interés en la participación en el Acuerdo Marco, han solicitado su inclusión al valorar el riesgo de desabastecimiento del material objeto de la licitación que pudieran sufrir".

Es cierto que hubo cinco CCAA que decidieron no sumarse a la reserva: Cataluña, Galicia, la Comunidad Valenciana, Murcia y el País Vasco, y como ha podido comprobar este medio, entre estas comunidades, alguna todavía estaba estudiando adherirse. Pero, fuentes cercanas a la operación detallan, que esta justificación, es una excusa, que realmente pretende ocultar la verdad de fondo, que es que han dejado fuera a la mayoría de empresas sanitarias españolas.

En este sentido, estas mismas fuentes señalan que la clave está en los criterios de solvencia que se solicitaban en el pliego de contratación, eran tan elevados que la mayoría de empresas sanitarias no podían participar, dejando paso a empresas que no están tan especializadas.

Concretamente, se exigía que la facturación de la empresa que presentase la oferta tenía que alcanzar, como mínimo, el importe total del lote al que quieren presentar su candidatura. Para hacerse una idea, el lote mínimo, según el pliego, podría alcanzar los dos millones de euros y el máximo 1.400 millones.

"Concurriría alguien seguro, pero serían francotiradores que apuntan a todo y que pueden traer material defectuoso como ya hemos visto"

Fuentes del sector apuntan que la decisión de dar marcha atrás ha sido de Alfonso Jiménez Palacios, director de INGESA, al darse cuenta de que el megaconcurso no iba a funcionar como se esperaba, gracias a la presión y la alerta del sector industrial sanitario español. En la resolución donde se anuncia la no adjudicación del concurso se indica que "en los próximos días se promoverá una nueva licitación", pero no se especifica una fecha concreta. Fuentes empresariales consultadas por este medio, aclaran que la licitación no se pondrá en marcha hasta dentro de una semana o dos. Este retraso afectará claramente a la llegada de material sanitario, en un momento en el que España ya casi alcanza los 300.000 contagios.

"Hubiera sido un fracaso"

"Nadie iba a concurrir. Solo las dos multinacionales que podían permitírselo, iba a haber una concurrencia muy escasa de las multinacionales con capacidad de solvencia y encima tampoco había seguridad de compra", explican.

"Se pedía una solvencia muy alta, y por eso muchas multinacionales no pueden y otras no quieren porque no les aseguran la compra, solo aseguran capacidad. Que tengan las capacidades para que en el momento que ellos quieran pedirles producto. Probablemente el concurso hubiera sido un fracaso, concurriría alguien seguro, pero serían francotiradores que apuntan a todo y que pueden traer problemas como ya hemos visto". Un portavoz del ministerio recalca a este medio que el motivo de la no adjudicación del contrato reside exclusivamente en que hay comunidades que al principio decidieron no participar en la reserva y ahora quieren adherirse. También destaca que en cuestión de pocos días se publicará la licitación corregida.

Esta compra estaba pensada para realizarse en un plazo de dos años. Con ella, se pretendía traer 3.700 millones de productos sanitarios, entre los que se encontraban batas quirúrgicas, guantes de nitrilo, gafas de protección, mascarillas quirúrgicas, FFP2, FFP3, test PCR y kits de extracción. Se esperaba que las primeras remesas de material llegaran a partir de septiembre, ahora ya esta fecha queda en el aire.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios