Ante nuevas olas de contagios

Sanidad licita una compra de 2.400 millones en material sanitario ante una segunda ola

Con esta compra se pretende traer 3.700 millones de productos. Además, se espera que las primeras remesas de material lleguen a partir de septiembre

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c) acompañado del Ministro de Sanidad, Salvador Illa (i). (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c) acompañado del Ministro de Sanidad, Salvador Illa (i). (EFE)

El Ministerio de Sanidad ha publicado una macrolicitación para adquirir material sanitario por un valor de más de 2.400 millones de euros. Esta compra se enmarca dentro de un acuerdo marco donde se han sumado 12 comunidades autónomas, más Ceuta y Melilla, y con el que se espera adquirir 3.700 millones de productos sanitarios para abastecer la reserva estratégica sanitaria que anunció Pedro Sánchez el domingo 22 de marzo, hace cuatro meses.

Sanidad licita una compra de 2.400 millones en material sanitario ante una segunda ola

Las comunidades autónomas que forman parte de este acuerdo son Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-León, Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Madrid y Navarra. También se han sumado el Ministerio de Defensa, el Ministerio del Interior, el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), Ceuta y Melilla.

Esta compra está pensada para consumarse en un plazo de dos años. Con ella, se pretende traer 3.700 millones de productos sanitarios, entre los que se encuentran batas quirúrgicas, guantes de nitrilo, gafas de protección, mascarillas quirúrgicas, FFP2, FFP3, test PCR y kits de extracción. Se espera que las primeras remesas de material lleguen a partir de septiembre.

Estas cantidades se han calculado teniendo en cuenta la situación actual del mercado y la demanda de las comunidades y los demás participantes. El importe total asciende a 2.431.793.480 euros con IVA. El acuerdo en un primer momento está pensado para durar un año, pero tiene una posibilidad de prórroga de 12 meses siempre que se mantengan las circunstancias de emergencia.

Las empresas que busquen participar en esta compra tendrán que demostrar su solvencia financiera. En este sentido, el pliego de condiciones indica que el importe que habrá de acreditar el empresario referido al mejor ejercicio deberá ser igual o superior a la suma del valor estimado de los lotes en los que participe (impuestos excluidos). Además, la compañía deberá presentar sus cuentas anuales y una declaración responsable del empresario individual indicando el volumen de negocios global de la empresa.

En cuanto a los requisitos técnicos, podrían haber sido más específicos, para asegurarse de que el producto que se homologa es seguro

Por cada uno de los lotes, de todas las modalidades incluidas en las proposiciones recibidas, Ingesa seleccionará aquellas ofertas con un precio igual o inferior al de licitación, que además acrediten el cumplimiento de todos los requisitos relativos a la personalidad, capacidad y solvencia económico-financiera y técnica o profesional, así como los criterios técnicos. Si se presentan ofertas anormalmente bajas, se considerarán, en principio, desproporcionadas o temerarias.

El secretario general de Asepal, Luis Gil, comenta a este periódico que esta modalidad de contratación es muy novedosa, respecto a lo que estábamos acostumbrados. "Exigir una solvencia técnica y financiera da cierta garantía de que al menos las empresas que participen cumplan con todos los requisitos". Celebra que se proceda con este tipo de contrataciones, pero también critica que, en cuanto a los requisitos técnicos, podrían haber sido más ambiciosos siendo más específicos, para asegurarse de que el producto que se homologa es seguro.

Desde la asociación, piensan que Sanidad no ha sido tan ambiciosa con los requisitos técnicos para facilitar la adquisición de material sanitario, y apuntan que desde Ingesa deberían ser más ambiciosos en cuanto a especificaciones, paras evitar futuros problemas.

En la licitación, que se puede consultar aquí, se han incluido una serie de requisitos técnicos y administrativos (que cumplan con la legislación europea y española) y un precio máximo de licitación por unidad. Este detalle busca evitar situaciones vividas a comienzos de la pandemia, como cuando el Gobierno llegó a comprar productos sanitarios por un valor siete veces superior o adquirió test defectuosos por 17,1 millones y demás compras fallidas.

Según cuenta el Ministerio de Sanidad en un comunicado, al ser un procedimiento agregado para todo el Estado, se calculan unos ahorros en el entorno de los 300 millones de euros. Además, indica que estas compras seguirán el mismo procedimiento de emergencia, dado que se espera disponer de este material en septiembre. En este sentido, el ministerio no especifica si para la configuración de esta reserva se dará preferencia a la industria nacional o se volverá a los intermediarios y las compras en China.

221 millones de productos

Desde el pasado 10 de marzo hasta principios de julio, Sanidad ha repartido un total de 142.458.064 mascarillas quirúrgicas y 67.347.376 guantes de nitrilo a las comunidades autónomas y a otros organismos. Hasta la fecha, el Gobierno ha repartido 221.669.648 unidades de todo tipo de material sanitario. Hasta el momento, todas las compras de Ingesa se han hecho por procedimiento de emergencia, debido a la actual crisis provocada por el covid-19.

A mediados de julio, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció 19 acuerdos de contrataciones de emergencia llevadas a cabo para reforzar las necesidades de material sanitario. Los contratos ascendían a un total a 341.944.297 euros. Con la compra, se adquirieron 47 dispositivos de ventilación mecánica invasiva, por un importe de 869.826 euros, otros 10 dispositivos de ventilación mecánica, por 468.300 euros, y 200 de estos dispositivos más, que costaron 9.922.000 euros.

Por otro lado, también se compraron 100 millones de mascarillas quirúrgicas, 3.500.000 mascarillas de protección respiratoria y 100 millones de guantes de nitrilo, por un importe de 67.711.766 euros. También, 56,2 millones de mascarillas FFP2 por 196.580.196 euros. Por otro lado, se compraron 60 millones de mascarillas quirúrgicas tipo IIR, por 10.890.000 euros, y otros 2,5 millones de mascarillas modelo FFP3, por 15.344.510 euros. El Gobierno también acordó la compra de medios de transportes y tomas de muestras para 80.000 test y de reactivos para 50.000 test, por un importe de 664.838 euros.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios